Personas trans también cuentan

Red cubana llama a visualizar la identidad de género en las estadísticas.

Archivo IPS Cuba

Personas trans del CENESEX junto a especialistas en la foto del Encuentro

La Habana, 20 jun.- La necesidad de medir la incidencia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en las personas trans encabezó los debates del II Encuentro Nacional de Promotoras Trans en Salud Sexual, con énfasis en la prevención de las infecciones de transmisión sexual (ITS), en la oriental provincia de Santiago de Cuba.

Las estadísticas sobre prevalencia y el aumento del VIH (virus causante del sida) en Cuba, reúnen en la categoría epidemiológica hombres que tienen sexo con hombres (HSH) a gays, aquellos que hayan tenido al menos una experiencia homosexual y transgénero.

En 2010, más del 80 por ciento de los hombres diagnosticados seropositivos al VIH en la isla del Caribe, dijeron pertenecer a este grupo. Sin embargo, “se desconoce cuántas personas son transgénero” (travestis y transexuales), dijo Gustavo Valdés Pi, del grupo HSH Cuba del Centro Nacional de Prevención de las ITS/VIH/sida.

“Es necesario considerar en las estadísticas la identidad de género de personas que la sociedad considera hombres por su sexo biológico, pero no cumplen con los parámetros impuestos para el género masculino”, aseguró Malú Cano, coordinadora trans del gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Para Cano, “nuestra vulnerabilidad biológica, anatómica, se une a las psicológicas y sociales que son específicas para nuestro grupo”.

“Somos violentadas por nuestras familias y parejas y por la sociedad. Es difícil terminar de estudiar porque no nos dejan ir vestidas como sentimos. En el mejor de los casos, accedemos a inferiores puestos de trabajo; en el peor, no nos permiten ir con prendas supuestamente del otro sexo”, explicó Olivia Lam, una de las activistas más veteranas.

Pero el reclamo no es solo epidemiológico. “Lo que no tiene nombre no existe. Y nosotras existimos”, aseguró Malú.

Además, del 11 al 16 de julio último, se examinaron los enfoques del trabajo de prevención que realizan en diversos espacios de la isla.

“Hay que hablar de valores para detener la epidemia. Hay que fomentarlos”, exigió Paquito Pérez, que ha apoyado el trabajo de la red trans en la central provincia de Cienfuegos, sede de la V Jornada Cubana contra la Homofobia, en mayo del próximo año 2012.

“Si hablamos de valores no tenemos que mencionar al sida, la percepción de riesgo, el uso del condón, que no están dando resultado en nuestros mensajes de prevención”, afirmó.

En este sentido, la psicóloga Mayra Rodríguez Lauzurique, coordinadora de la Red Trans del Cenesex reflexionó: “igual que demandamos de la sociedad cubana, tenemos que darle lo mejor como seres humanos”.

El programa abrió sus sesiones a la población santiaguera, que en mayo último participó de la Jornada Cubana contra la Homofobia, al incluir sendos espectáculos de transformismo con artistas locales y de la capital.

“Una de las peculiaridades del trabajo de la red trans en la isla, es la realización de prevención desde el escenario. Tenemos un ejemplo en la figura de Riuber Alarcón, con su personaje de Margot, que se ha caracterizado por el manejo del tema desde el humor”, afirmó Rodríguez, responsable del programa de capacitación.

El grupo trans del gubernamental Cenesex, con apoyo financiero del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria desde 2001, tiene como objetivo preparar a personas trans como promotoras para prevenir el VIH y como activistas en derechos sexuales.

Hasta el momento, 595 promotoras trans y transformistas han sido formadas por la institución en todo el país, excepto en los territorios de la Isla de la Juventud, al sur de la capital, y en la oriental provincia de Las Tunas.

El I Encuentro Nacional de promotoras trans en salud sexual tuvo lugar en la ciudad de Santa Clara, a unos 300 kilómetros al este de La Habana, en 2010.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.