Población desconoce el uso ciudadano de las TICs

De las 100.000 personas que como promedio acuden a los centros de navegación, la mayoría solo emplea el correo electrónico y las redes sociales.

Jorge Luis Baños

Según las estadísticas, Cuba es uno de los escenarios de menor acceso a Internet en América Latina.

La Habana, 9 nov.- Cuba puede lograr una mayor participación social empleando Internet y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones (TICs), si alfabetiza a su población en ese sentido, afirman especialistas.

Esta conclusión resultó del análisis en torno a la Participación social y tecnología de la información, desarrollado en la última edición del espacio de debate Letra con vida, que convoca el primer miércoles de cada mes el Centro Cultural “Dulce María Loynaz”.

Los profesores de la Universidad de La Habana Yudivián Almeida y Elaine Díaz, que integraron el panel, coincidieron en señalar que en el país existe un gran desconocimiento de la tecnología y la computación para el uso ciudadano.

Según Díaz, esa alfabetización implica “un llamado a dejar de pensar en la tecnología en términos de aparatos y software, para comenzar a pensar en procesos de participación social (…) y retomar el concepto de ciudadano, de sujeto colectivo con una serie de derechos y deberes”.

Además, la profesora de Periodismo explicó que en Cuba aparecen actores ciudadanos emergentes. Estos “empiezan de alguna manera a utilizar la información pública con otro sentido ciudadano, no solo del consumo, sino también de la producción”, añadió.

En tal sentido, apuntó que el mercado cuentapropista cubano tiene una presencia notable en las redes sociales. “Este sector está haciendo gestión de comunicación, de manera muy empírica. Incluso algunos se unen con profesionales graduados de Comunicación”, consideró.

Asimismo, se refirió a los “sujetos que funcionan como filtros, pues han desarrollado una especie de conciencia de compartir -o como mediadores entre la conexión- los conocimientos, la información o los servicios en Internet, como espacio de participación ciudadana”.

“Estas personas lo replican, lo llevan a aquellas desconectadas”, abundó.

Sin embargo, aclaró que estos actores de la comunicación, “aun cuando traten temas de interés público, lo están haciendo desde una perspectiva individual, no a la representatividad de un grupo mayor de ciudadanos. En última instancia están respondiendo a su deber ciudadano y cívico”.

Por su parte, Almeida, Jefe del Departamento de Inteligencia Artificial de la Facultad de Matemática de la Universidad de La Habana, estimó que “existe mucha resistencia al empoderamiento de las personas y a lograr de alguna manera esa comunicación horizontal, lo que se ha dado en llamar dentro de la sociedad cubana el cambio de mentalidad”.

No obstante advirtió que “la realidad tecnológica de Cuba respecto al mundo tiene una brecha enorme”. A su juicio se pueden trascender las que denomina “limitaciones reales” como la inexistencia de una infraestructura de red en el país, a partir de aprovechar las potencialidades tecnológicas de lo inalámbrico y de las tecnologías celulares.

“Estamos hablando no solo de procesos de comunicación, algo vital, sino también de procesos económicos y de liberar las fuerzas productivas del país, porque en este momento la economía del mundo se basa en la infraestructura tecnológica”, acotó.

Consideró que, a pesar de la fragilidad de la infraestructura y la carencia de tecnología, en el país pueden efectuarse cambios paulatinos para la utilización de las TICs en los procesos de participación social.

“No hay que esperar a que cambie la realidad tecnológica, en cada uno de nuestros espacios se puede hacer, existen diversas redes corporativas, pequeñas intranets y se pueden generar procesos de comunicación con tecnologías asequibles”, señaló. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.