Policías aprenden sobre violencia hacia las mujeres

Se acordó la realización a inicios de 2015 de otro taller para quienes atienden las denuncias de mujeres en la policía.

Foto: Jorge Luis Baños. IPS-Cuba

Participaron oficiales de la PNR y activistas de la FMC de varios municipios habaneros.

La Habana, 11 dic- Agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) ganaron mayor claridad en aspectos teóricos y prácticos sobre el maltrato de género durante un taller sobre ese problema, organizado por la no gubernamental Federación de Mujeres Cubanas (FMC).

Incluido en la Jornada por la No violencia hacia las mujeres, la capacitación conducida por especialistas del Grupo de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” (OAR) contó con la presencia de oficiales de la PNR y activistas de la FMC de varios municipios habaneros.

La acción, que trabajó en la construcción de conceptos a partir de los criterios del auditorio, abordó las causas de este tipo de violencia, sus diferentes manifestaciones y cómo este fenómeno se reproduce en la sociedad cubana pese a los avances del país en la emancipación femenina.

Palabras, golpes, abusos, empujones, obligar a alguien a hacer algo en contra de su voluntad o ignorar a las personas, fueron algunas de las formas de ejercer violencia identificadas por las y los participantes al curso, realizado el 9 de diciembre.

“Debemos tener en cuenta que existe violencia cuando por acción u omisión, se produce un daño intencional. Y el sustento son las relaciones desiguales de poder, donde las mujeres han sido subordinadas. Sus orígenes se remontan a siglos atrás”, explicó la psicóloga Mayte Díaz, a cargo del programa de masculinidades de OAR.

La división sexual del trabajo, recalcó, puso a las mujeres en las casas y a los maridos en el espacio público, generando para ellas roles, asignaciones y privaciones que las hicieron quedar en desventaja social y personal. Así, nacieron numerosas inequidades para ellas, añadió.

Uno de los momentos de mayor participación fue el de clasificar las diferentes formas de violencia y qué incluye cada una, como por ejemplo los gritos, prohibiciones, descalificaciones y amenazas.

Díaz enfatizó en una de las formas de violencia sexual más naturalizada e invisibilizada, el acoso, que se produce cuando una persona de forma reiterada e irrespetuosa irrumpe en la vida de otra con propuestas sexuales, llamadas telefónicas insinuantes, pellizcos y rozamientos.

En el trabajo en equipos se deconstruyeron mitos como “entre marido y mujer nadie se debe meter”, “a las mujeres les gusta que les peguen, sino se marcharían”, “el alcohol y las drogas son las causas de la violencia” y “esos hechos son raros y aislados”, entre otros.

Según Zulema Hidalgo, quien lleva el programa de género y violencia en OAR, precisamente por estar naturalizado e invisibilizado, se hace difícil eliminar este flagelo, del que no escapa ningún sector social, territorio o condición socioeconómica.

Recalcó que, para comenzar a cambiar esas realidades, debe comenzarse por uno mismo. Para ello, resulta imprescindible ampliar los conocimientos y obtener herramientas para identificar y tratar adecuadamente a las víctimas.

El taller evidenció la necesidad de seguir abordando el asunto, continuar la sensibilización y la capacitación, no solo entre las integrantes de la FMC y oficiales de la PNR, sino también entre quienes brindan atención primaria de salud o trabajan en las Casas de Atención a la Mujer y la Familia, así como al resto de la sociedad.

El mayor de la PNR Antonio Rodríguez indicó que el maltrato deja secuelas psicológicas y físicas.

Mencionó que, pese a los avances del país en cuanto a equidad e igualdad de la mujer, persisten prejuicios.

“Tanto nuestra institución como las autoridades debemos avanzar mucho más desde el punto de vista jurídico y penal, para darle más protección a las mujeres cuando se acercan a buscar ayuda por violencia en la familia o la comunidad”, propuso.

Se acordó la realización a inicios de 2015 de otro taller para quienes atienden a las mujeres en las carpetas de la policía, así como con otros actores sociales, que tienen entre sus encargos la atención a las víctimas de violencia. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.