Premiado libro sobre historias de mujeres

El Centro Félix Varela reconoció también la labor de varias instituciones y proyectos.

Archivo IPS Cuba

La mujer y su desempeño cotidiano en Cuba fue una de las temáticas abordadas en las obras y proyectos premiados.

La Habana, 7 julio – Chaparreras con luz propia, un libro que recoge las historias de vida de varias mujeres residentes en un ingenio azucarero de la oriental provincia de las Tunas, recibió el Premio Iberoamericano de Ética Elena Gil que entrega anualmente el Centro Félix Varela.

El volumen, editado este año por Publicaciones Acuario, de esa organización no gubernamental, incluye narraciones acerca de 18 mujeres de diferentes oficios y profesiones que lograron su crecimiento personal sorteando y venciendo los más difíciles obstáculos.

Todas viven en el central azucarero Jesús Menéndez, (antiguo Chaparra) de Las Tunas, a unos 650 kilómetros de la Habana

Las historias fueron escritas por Liliana Gómez Ramos, Maritza Ingran Calderón, Olga Lidia González Asén, Maité Silveira Fonseca, Mariluz Aguilera Ramírez, Yamilka González Pérez y Yaquelín Montes González, residentes en esa localidad.

El jurado, integrado por Célida Valdés, profesora de Ética de la Facultad de Filosofía e Historia de la Universidad de La Habana; la documentalista Niurka Pérez y Cira Romero, investigadora del Instituto de Literatura y Lingüística, consideró que a través de sus respectivas escrituras, las autoras supieron trasmitir altos valores de comportamiento ético de estas mujeres.

En su conjunto, indicó el acta, el volumen “constituye una vía para dar a conocer las experiencias vividas por estas compañeras, sus prácticas laborales y en ellas se resume el enorme reto que representa para las mujeres asumir el liderazgo en oficios y actividades cotidianas”.

La mención fue entregada a la dramatización Ni una más, del espacio televisivo Cuando una mujer, auspiciado por la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), por constituir, desde su excelente guión y acertada realización audiovisual, una denuncia contra la violencia doméstica hacia la mujer.

El jurado del Concurso Iberoamericano de Ética «Elena Gil», edición 2012 seleccionó estos reconocimientos por unanimidad entre obras presentadas en soporte de papel (publicados e inéditos); en audiovisuales y en artes plásticas (pintura).

El Centro Félix Varela entregó también las distinciones Elena Gil 2012 a varias instituciones y proyectos, entre ellos el grupo musical Cubanos en la Red, por incorporar el tema ecologista en su trabajo y sus acciones sistemáticas en favor del medio ambiente a lo largo del país.

Entre los distinguidos figuran además el Centro médico psicopedagógico Castellana, por su alta labor humana en la atención a las personas con necesidades especiales, y la Fundación Grupo de Apoyo al Movimiento de Mujeres del Azuay (Gamma), de Ecuador, comprometido con la recuperación y compromiso en el fortalecimiento de la ciudadanía y el ejercicio de los derechos de grupos sociales vulnerados.

Una película cubana, Habanastation, del realizador Juan Carlos Cremata, resultó distinguida por revelar un conflicto ético social y profundizar en valores como la solidaridad, la sencillez, la lealtad, la gratitud y el altruismo.

Por su labor comunitaria como institución fraternal, religiosa, con profundos objetivos sociales e inclusivos y fomentar procesos de análisis que contribuyen a prevenir y solucionar problemas dentro y fuera del ámbito religioso, el jurado reconoció al Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo, de la ciudad de Cárdenas, en la occidental provincia de Matanzas.

Al intervenir en la ceremonia, efectuada el 29 de junio, Maritza Moleón, directora del Centro Félix Varela, señaló que a través de sus ediciones anuales, este evento de manera natural alienta la creación y estimula el pensamiento.

“Es nuestro propósito fomentar un sistema de valores basado en el amor, la dignidad, la justicia social, la solidaridad y la construcción de saberes (…) así como promover obras de contenido humanista, divulgando el sentido ético de figuras y corrientes de pensamiento que hoy aportan al desarrollo humano sostenible”, indicó.

Inscrita legalmente el 5 de septiembre de 1993, esta entidad tiene también como fin promover obras de contenido humanista, divulgando el sentido ético de figuras y corrientes de pensamiento que hoy aportan al desarrollo humano sostenible.

El Centro Félix Varela es una organización ciudadana voluntaria, inscrita legalmente como “asociación independiente de carácter civil, no gubernamental autónoma con capacidad, sin fines de lucro, para poseer patrimonio propio y ser sujeto de derechos y obligaciones al amparo de la legislación vigente”.

Según los estatutos, uno de sus objetivos es promover los valores de la eticidad humanista que han caracterizado el proyecto liberador cubano, con el objetivo de lograr un modelo de desarrollo económico y social sostenible, en correspondencia con la vocación expresada en el Artículo 27 de la Constitución de la República de Cuba. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.