Prioriza Cuba atención al autismo

La Asamblea General de Nacional Unidas dedica cada 2 de abril a la sensibilización sobre este síndrome, cuya incidencia crece en el mundo.

Jorge Luis Baños-IPS/ jlbimagen@gmail.com

Las causas de este padecimiento aún son parcialmente desconocidas.

La Habana, 4 abril. – Niños, niñas y adolescentes de las escuelas Dora Alonso y Cheché Alfonso, para la atención a personas con espectro autista, celebraron junto a familiares y docentes el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, declarado por Naciones Unidas en 2007. En el parque Almendares, en La Habana, ataviados en blusas, camisetas y pulóver azules- el color con que se identifican-, participaron este martes en juegos con globos, declamaron, cantaron y danzaron de la mano de sus familiares y maestras, lanzaron pelotas y dibujaron sobre el asfalto. Al final, se fundieron en abrazos.

Dos pancartas matizaron esta celebración, concebida para dar luz sobre un padecimiento cuyas causas aun son parcialmente desconocidas: “Autismo es diversidad” y “Ármese en la escuela al niño con las armas que van a necesitar los niños”.

Según declaró a la prensa Yaima Demósthene Sterling, subdirectora de la escuela Dora Alonso, para la atención a estos niños son necesarios sistematicidad, constancia, mente positiva.

“Por pequeño que sea el logro, es de muchísima satisfacción para madres, padres y nosotros, es una recompensa muy grande”, dijo Demósthene, quien inició su carrera hace 16 años, en las primeras dos aulas que se abrieron en la escuela Cheché Alfonso, en 1996.

Expertos indican que el autismo afecta la socialización, la comunicación y la conducta. La literatura y práctica médica y testimonios de familiares indican que los primeros signos de alerta aparecen antes de los tres años y que no todas las personas tienen características similares ni igual evolución.

Según un reporte de Canal Habana, la televisora de la capital cubana, en esta urbe padecen este síndrome de origen genético unos 180 niños, niñas y adolescentes.

El principio de la educación especial en Cuba se basa en la inclusión social y en el desarrollo de capacidades que les permitan a las personas con algún tipo de discapacidad el autovalidismo.

En el caso de quienes han sido diagnosticados con autismo, hasta los siete años asisten a la Dora Alonso, mientras que a partir de los ocho pasan a la Cheché Alfonso, donde se introducen diferentes talleres para manualidades y artes plásticas.

Un eslabón muy importante en la atención a niños, niñas y adolescentes con autismo es la vinculación entre la familia y la escuela. “Esto es muy importante, en casa están las personas que más los conocen y quienes más los pueden ayudar a la continuidad de lo que se les enseña en la escuela. Para ello están las escuelas para padres y las visitas que realizamos a los hogares”, agregó la subdirectora de la escuela especial.

El autismo afecta a seis de cada mil menores de 10 años y es cuatro veces más frecuente en los niños que en las niñas, sin distinción de raza y nivel económico y educacional.

A las personas que padecen autismo les cuesta darse cuenta de los límites establecidos por la sociedad en cuanto a disciplina y respeto hacia los demás y solo los aprenden con la ayuda de la familia, la escuela y la comunidad. Entre sus necesidades se encuentra la necesidad de que la sociedad los acepte y apoye.

Un proyecto internacional desarrollado entre 2009-2010 entre la Organización de Estados Iberoamericanos, la Agencia Española de Cooperación Internacional y Desarrollo (AECID), y la Dirección de Educación Especial del Ministerio de Educación de Cuba, trabajó en la capacitación de docentes y familias de niños, niñas y adolescentes sordociegos y autistas.

Uno de los objetivos de esta iniciativa fue lograr una preparación que propiciara disminuir su sobreprotección, la incomodidad, la marginalización y elevar la calidad de vida y autoestima de ellos y sus familias, así como la compresión y aceptación en sus comunidades.

Cuba acogerá del 2 al 5 de julio de 2013 el Primer Encuentro Internacional sobre Autismo e Inclusión. De acuerdo con Orlando Terré Camacho, presidente de la Asociación Mundial de Educación Especial, la selección de este país como sede se sustenta en el prestigio de su proyecto social de educación y salud.

“Cuba fue escogida porque su proyecto social es inclusivo por naturaleza, como también lo es el modelo pedagógico martiano”, dijo Terré, quien destacó el trabajo desplegado por la nación caribeña “a favor de un mundo mejor en situaciones difíciles para mundo cada vez más unipolar, globalizado y menos democrático”. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.