Programa de televisión deviene marca comercial

El proyecto Lucas se legitima como la plataforma publicitaria del videoclip cubano, a tono con los cambios que se operan en el sector cultural del país.

Archivo IPS Cuba

Desde 1998, cuando se realizó la primera gala de los Premios Lucas, este proyecto suma cada año a más seguidores.

La Habana, 4 ago.- Entre las transformaciones que se producen en las instituciones culturales cubanas, resalta la aparición de la marca Lucas, promovida por RTV Comercial, empresa comercializadora del estatal Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT).

 

El proyecto cultural Lucas, que surgió del programa televisivo homónimo en pantalla desde hace 16 años, fue inscrito como un sello comercial en la Oficina de Propiedad Industrial, trascendió en la última edición de Lucas en Vivo, suplemento juvenil de la editorial En Vivo, del ICRT.

El fundador y líder de Lucas, Orlando Cruzata, dijo al suplemento que “el proyecto (se define) como un mecanismo de promoción, basado en la estimulación del videoclip en la isla, desde una búsqueda estética que premie la creatividad, lo artístico, experimental y rompa con todo canon audiovisual”.

Según el director de televisión y realizador de videos musicales, “hace tiempo nos dijeron que Lucas era una de las marcas más reconocibles de Cuba. Ya es oficial su inscripción, esto nos abre las puertas a inversiones desde el punto de vista comercial, que a la larga van a ayudar en la realización de las actividades”.

En tal sentido se prevé “la creación del Café Lucas en 2014, la incursión de una línea de comercialización de gorras, pullovers, llaveros y otros artículos que muestren el reconocido identificador de la oveja, así como un DVD con la historia y los archivos de este proyecto”, indicó el reportaje “La marca del videoclip cubano”, incluido en el suplemento mensual.

Lucas “se convierte en el primer programa autofinanciado de la televisión cubana”, debido a “su impacto en el público”, indicó el texto, realizado por la periodista María del Carmen Ramón.

Por esa razón y “sin perder la esencia con la cual nació el espacio televisivo”, el proyecto devino un producto cultural y comercial, amplió.

Ahora “es preciso habilitar variantes de negocio que soporten el gasto (del programa televisivo) y tengan utilidad”, refirió en el reportaje Yoel Ortega, director general RTV Comercial.

“Resulta un programa barato para el impacto que genera. Sus mayores gastos están asociados a las galas finales, los conciertos, lo cual lleva una mayor producción”, comentó.

Más adelante, el directivo mencionó algunos proyectos -aún en etapa experimental- al respecto.

“Hemos pensado alrededor de seis variantes de negocios para la propia marca: una vinculada con las giras artísticas y los espectáculos, otra es el evento, los premios anuales y las galas, de las cuales ya se puede decir que son autofinanciadas por su nivel de convocatoria”, indicó.

Dada su nueva condición de bien comercial, a juicio de la publicación, Lucas se aproximará más a los gustos masivos mediante la venta de productos que reproducirán los códigos distintivos del proyecto y con cuya estética se identifican los jóvenes.

“Se trabaja en los logotipos de los artículos que estarán a la venta. Esto debe encaminarse el año próximo, porque hay pretensiones de crear un punto de venta en el ICRT. Eso beneficiaría nuestras líneas de negocios”, precisó Ortega.

Se anunció la apertura de un local en coordinación con la disquera estatal cubana EGREM, para desarrollar las actividades culturales de Lucas y ofertar servicios de gastronomía y mercadotecnia.

Antes del cierre del trabajo, se mencionó que RTV Comercial aspira a crear una productora especializada “que logre, dada la calidad del video musical en la isla, el talento artístico y las locaciones, convocar a productoras, disqueras y músicos para que vengan a Cuba a filmar videoclips”.

Como parte de la reforma económica que vive Cuba desde 2008, las instituciones y proyectos culturales de todo el país están llamados a revisar las posibilidades individuales de ser rentables, generar ingresos o autofinanciarse. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.