Propuesta sobre género para medios de comunicación

La presentación forma parte de las actividades del Sistema de Naciones Unidas (SNU) en la Feria Internacional del Libro.

Tomado de Sistema de Naciones Unidas en Cuba

Los medios comunicación deben ser un ámbito para visibilizar y problematizar socialmente la violencia de género

La Habana, 17 feb.- Como una propuesta en construcción para abordar la violencia de género en los medios de comunicación cubanos, asumiendo sus características y especificidades, fue presentado en La Habana el libro Letra con género, de la profesora e investigadora Isabel Moya.

Los medios son texto y contexto y no es posible analizar el discurso mediático aislado de la sociedad en que se produce y circula, se destaca en la introducción, que explica que el volumen surge precisamente de la necesidad de llevar este tema a periódicos, revistas, noticieros televisivos y radiales y medios digitales.

Presentada en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) en el contexto de la Feria Internacional del Libro, esta publicación de la Editorial de la Mujer aborda desde aspectos conceptuales hasta herramientas prácticas para la elaboración de productos comunicativos.

En su primer capítulo, Empezar por el principio, este nuevo libro de Moya, estudiosa del tema y presidenta de la Cátedra de Género del Instituto de Periodismo José Marti, se detiene en conceptos fundamentales que tipifican la violencia hacia las mujeres por razones de género y una aproximación al tema en el mundo y en Cuba.

La canción que no cantan los ángeles – en alusión a una tonada muy popular hace un tiempo entre los adolescentes, donde se pregunta cuánto vale la muchacha deseada para comprarla-, es el nombre del capítulo que analiza la violencia simbólica ejercida desde los medios y las debilidades y fortalezas para el tratamiento responsable del problema.

La tercera parte, Letra con género, ofrece recomendaciones, mensajes y sugerencias dirigidas a tener en cuenta las características de los medios cubanos, sus presupuestos ideológicos, teóricos y prácticos, además de experiencias de periodistas que durante años han abordado este fenómeno.

Moya destaca en uno de los capítulos que pese a “los importantes logros alcanzados por la sociedad cubana en el adelanto de la mujer, aún se manifiestan formas de la violencia de género, pues no hemos erradicado el machismo”.

Y agrega que “los medios de comunicación deben ser un ámbito para visibilizar y problematizar socialmente este tema. Ello se corresponde con el encargo social que los objetivos de la Primera Conferencia del Partido Comunista de Cuba le han conferido a los medios”.

Al presentar el libro, la también directora de la Editorial de la Mujer señaló que la autoría es plural porque “las reflexiones son el resultado de sistematizar encuentros, seminarios, talleres con periodistas de Cuba sobre violencia de género”.

El tema, profundizó, ha sido abordado por colegas de muchas partes del mundo, donde incluso existen decálogos para esta práctica, sin embargo, “teníamos un reto muy grande: los medios en Cuba tienen particularidades y por tanto esos decálogos podían servir de referencia pero no se ajustaban a nuestra realidad”.

Entre las peculiaridades del caso cubano incluyó la ausencia de crónica roja y la ausencia de publicación de hechos de violencia, ni páginas de obituarios, por ello aunque el saber “se nutre de investigaciones realizadas en otros países, no podían tomarse de manera mimética porque no tienen que ver con la realidad de los medios en Cuba”.

Moya destacó que en el libro “no hay recetas” porque el discurso periodístico tiene que ajustarse no solo al contexto cubano sino también a sus localidades, donde a pesar de la unidad desde el punto de vista la conformación cultural hay muchísimas diferencias en las construcciones de las masculinidades y las femineidades.

“Este libro puede ser de mucha utilidad y no debe verse como algo acabado sino como un libro que va a ir creciendo con las contribuciones, sugerencias de especialistas y periodistas. Es solo una provocación para que a partir de aquí se enriquezca”, destacó la autora.

Esta presentación se integra a las actividades que organiza el Sistema de Naciones Unidas (SNU) en Cuba en el contexto de la Feria Internacional del Libro, que se desarrolla del 13 al 23 de febrero en su habitual sede habanera en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña.

El SNU considera este evento como uno de los más importantes y participativos de la cultura cubana, de ahí que desde hace más de 15 años participa y colabora con su realización.

Participar en la Feria permite acercar al público cubano a las diferentes aristas de la colaboración de las distintas agencias de Naciones Unidas con Cuba, acompañamiento que tiene una historia de más de 60 años.

La participación del SNU en la Feria del Libro se ha preparado de manera conjunta por las representaciones en el país de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Organización de las Naciones Unidas para la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO),

También contribuyen el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Programa Mundial de Alimentos (PMA), así como el Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-HABITAT), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.