Proyecto apoya a cuidadores y pacientes de Alzhéimer

Más de 36 millones de personas padecen hoy esa enfermedad en el mundo y se pronostica el doble para dentro de 20 años.

Jorge Luis Baños/ jlbimagen@gmail.com

Ejercitar la memoria retarda los efectos del Alzhéimer y otros tipos de demencia.

La Habana, 25 sep.- Atender a personas con Alzhéimer (EA) y sus cuidadores, además de prevenir el padecimiento en la tercera edad, es el objetivo de un proyecto comunitario existente desde hace doce años en el municipio capitalino La Habana Vieja.

“El envejecimiento de la población cubana obliga a pensar en esta enfermedad, que tiene consecuencias tanto para los pacientes como para quienes los cuidan”, explicó la presidenta de la iniciativa, Esther Ares, durante la última edición del Festival de la Memoria, desarrollado en esa localidad.

“Al cuidador le cambia la vida. Generalmente se ve forzado a dejar a un lado sus actividades habituales y asumir una labor dura, con secuelas físicas y psicológicas. Necesita de una red de apoyo y comprensión”, indicó la experta, en la cita realizada anualmente a propósito del 21 de septiembre, establecido como el Día Mundial del Alzhéimer.

Cuidadores

Justo para quienes dedican sus días y noches a atender a pacientes de EA, surgió este proyecto en 2001 en el Centro Histórico de La Habana.
“Vamos a las casas de las personas con los casos más graves. Tratamos de conversar y compartir con ellos para aliviar sus tensiones, porque viven situaciones muy duras”, recalcó Ares, quien cuidó durante años a su esposo enfermo con ese mal.

De acuerdo con la médica Lourdes Rosario Febles, especialista de primer grado en geriatría y gerontología, el Alzhéimer constituye un padecimiento neurológico, degenerativo y progresivo, con un curso lento.

La EA representa hasta 70 por ciento de los casos de demencia, que también se origina por problemas vasculares. Según la médica, uno de los comportamientos más comunes de las y los pacientes es la pérdida de memoria, primeramente a corto plazo hasta que afecta la más tardía.

El mal puede aparecer a partir de los 50 años y, mientras más elevada sea la edad, mayores son las probabilidades de padecerlo.

La enfermedad, incurable hasta el momento, puede prolongarse entre ocho y 14 años, además de provocar cambios conductuales, incluso actitudes violentas. Con posterioridad se afectan aspectos del lenguaje, habilidades visuales, capacidades constructivas y motoras y las funciones ejecutivas.

“Las personas que padecen de este mal olvidan quiénes son, dónde están y por ello requieren de un cuidado permanente”, reveló.

“Una de las manifestaciones es que llegan a sentirse inquietos en los lugares, por lo tanto, quienes los cuidan deben abstenerse de contradecirlos, llevarlos a lugares donde se sientan cómodos y les sean agradables”, recomendó la también experta en longevidad satisfactoria.

Evitar

De acuerdo con datos de la Sección Cubana de Alzhéimer de la no gubernamental Sociedad de Neurociencias de Cuba, la prevalencia de síndrome demencial en la población cubana de 65 años y más se sitúa entre 6,4 y 10,8 por ciento, con un predominio en el sexo femenino.

Cuba es un país que envejece y a la par aumenta el número de enfermos, destacó Milena Díaz, profesora del Instituto de Farmacia de la Universidad de La Habana.

En los próximos 15 años, las personas mayores de 80 años llegarán a ser casi un millón, de las cuales 40 por ciento padecerá EA, según previsiones.
De ahí la necesidad de hacer algo en materia de prevención.

“Debemos atender a las personas que tienen problemas de memoria, pero hay que trabajar también para que no los tengan. Tratamos de que las personas ejerciten su memoria de manera tal que no lleguen a tener un trastorno demencial”, recomendó Díaz.

Según la profesora, “hacer sudokus (juego matemático), resolver crucigramas, leer, jugar a las cartas y al dominó, mirar fotografías y recordar los hechos y lugares, entre otras prácticas, demora el deterioro rápido de la memoria producido por la demencia o Alzhéimer”.

Leonor Franco, directora de un aula de la Universidad del Adulto Mayor “Rubén Martínez Villena”, destacó la importancia de participar en estas actividades porque enseñan a las personas de la tercera edad “a ejercitar la mente”.{

“Algunos creen que hacer mandados y mirar la televisión es suficiente y no es así. Debemos hacer crucigramas y jugar dominó, entre otros, porque resulta muy útil para mantener la mente despierta y hasta tener mejores relaciones generacionales. Los nietos se interesan por estos juegos”, sostuvo.

En La Habana Vieja se espera el inicio del funcionamiento del Centro de Atención a las Personas con Alzhéimer, un proyecto que permitirá brindar mejores ayudas.

El Festival de la Memoria, que se inserta en la Jornada del Adulto Mayor, a concluir el primero de octubre próximo, incluyó la realización de ejercicios que permiten mantener las capacidades cognitivas.

Actividades como los pasatiempos, juegos de mesa y leer, que requieren mantener la atención y concentración, les permiten a los adultos mayores mantenerse en forma y retardar los procesos de deterioro cognitivo. (2013)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.