Proyecto HSH: logros paso a paso

Enfrentar la homofobia en Cuba es también contribuir a la prevención del VIH/sida en esta isla del Caribe.

Crédito: Cortesía Proyecto HSH-Cuba

La oriental provincia de Holguín realizó una semana de cine sobre la diversidad sexual.

La Habana, 1 jun.- Cuando transcurre el año 12 de su fundación, el Proyecto de Hombres que tienen sexo con hombres (HSH-Cuba) se sumó por quinto año consecutivo a la Jornada Cubana contra la Homofobia con un programa que incluyó iniciativas en todas las provincias del país.

Desde pasacalles en las ciudades orientales de Ciego de Ávila y Bayamo, ciclos de cine y videos debates, paneles, un espacio de reflexión sobre la homofobia que incluyó la dimensión religiosa en la provincia Granma e innumerables acciones de prevención del VIH (virus de inmunodeficiencia adquirida, causante del sida), se sucedieron todo el mes de mayo.

La jornada de alcance nacional, enmarcada oficialmente del 8 al 28 de mayo, se inserta en una campaña sistemática por la libre orientación sexual e identidad de género que se extiende todo el año.

Sobre los antecedentes del aporte de HSH-Cuba, los avances y todo lo que aún falta por hacer conversó con la Redacción de IPS en Cuba Raphael M. Caldas, coordinador nacional del proyecto, una iniciativa que funciona hace 12 años bajo la sombrilla del gubernamental Centro Nacional de Prevención de las Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) y el VIH/sida (CNP).

¿Desde cuándo se suman a la jornada?

Realizar acciones que favorezcan la reducción de la infección por VIH, es una ardua tarea que requiere, inevitablemente, la conjunción de todos los sectores sociales, los grupos de población, las mentes y los muchos corazones siempre dispuestos a innovar, un poco más, en favor de tener una comunidad más saludable.

El estigma y la discriminación, asociada a la epidemia y a la homosexualidad, han nutrido un terreno fértil al silencio, al ocultamiento y, en ocasiones, a la falta de acción.

El Proyecto HSH-Cuba ha tenido desde su fundación, entre sus principales objetivos, la prevención de infecciones de transmisión sexual y el VIH/sida en hombres que tienen sexo con otros hombres.

Bajo la égida del CNP, desde el mismo 2008 – año en que comenzaron las acciones de las jornadas cubanas contra la homofobia lideradas por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex)-, ha desarrollado campañas de prevención por la libre y responsable orientación sexual e identidad de género, como ejercicio de la equidad y la justicia social, y con el propósito de disminuir la vulnerabilidad social y psicológica en este sector poblacional.

“Junto a ti”, “Todos somos diferentes”, “Igual, Diverso y Seguro” y “La homosexualidad no es un peligro, la homofobia sí”, ilustran el accionar del Proyecto HSH-Cuba en estos cinco años de jornadas.

¿Piensa que la lucha contra la homofobia es imprescindible si se quiere disminuir la aparición de nuevos casos de personas seropositivas al VIH?

La asociación entre homofobia y VIH/sida puede encontrarse tanto en las historias personales que conducen a la infección, como en la vida cotidiana de personas infectadas y enfermas. La homofobia asociada al VIH/sida se expresa cuando los familiares, amigos y la pareja abandonan a la persona infectada o enferma discriminándole por esta condición y/o por su orientación o práctica sexuales.

También se observa cuando se producen relaciones sexuales sin acuerdos sobre el uso del condón y una de las personas implicadas posee reducidas posibilidades de negociación, subordinándose al poder del otro; cuando se realizan prácticas homosexuales y bisexuales en condiciones, lugares y tiempos inadecuados, con escasas oportunidades para conveniar el uso del condón y cuando se establecen relaciones asimétricas discriminatorias con daño para las personas que practican el sexo transaccional.

En Cuba, como en otros países del Caribe, ¿la homofobia acentúa la vulnerabilidad?

Cada ser humano se plantea su vida como un ser único, y en un principio siente que esa diferencia lo hace sentir vulnerable por la elección de una orientación sexual diferente, siente que de saberse, no va a seguir siendo querido y apoyado por su familia, amigos y sociedad en general. La mayoría, se debaten en la duda de si serán aceptados o de si serán condenados al ostracismo. Ellos mismos saben que sus familias pueden estar, políticamente de acuerdo con las “diferencias” de otros, pero muchos están seguros que no van a estar de acuerdo si el “diferente” es una hija o hijo propio. Lo mismo con los amigos. Punto aparte con la sociedad en general.

La homofobia sí acentúa la vulnerabilidad ante las infecciones de transmisión sexual y el VIH/sida, por eso, es que debemos seguir trabajando en esta contienda por conseguir visibilizar las jornadas cubanas contra la homofobia y así alcanzar una identidad sana, segura e integrada a nuestro ambiente social. La homofobia lleva a mantener en secreto dudas e inquietudes sobre la verdadera identidad y marca una serie de comportamientos y estilos de vida, en los que predomina, usualmente, cierta desconfianza, cierta sensación de falta de derechos, prevalece la tendencia a complacer, a tener miedos y por supuesto a descuidar la salud.

Comparativamente con años anteriores, ¿cree que la jornada dio un salto cualitativo en 2012?

Definitivamente sí, y la celebración de la actividad central en la provincia de Cienfuegos, sin descontar las acciones de la capital, dieron muestra de ello.

Lo que pasa es que hay que ir más allá: tenemos que revisar y dinamizar los estilos de trabajo en la comunidad, donde se ha logrado mucho, pero la vida nos demuestra que aún no somos todo lo efectivo que debemos ser. Todavía hay personas a las que el hecho de hablar de una jornada cubana contra la homofobia les rechina o les molesta. Una: porque lo asocian con una concentración en la que abundan gentes “disfrazadas” festivamente, hecho este que escandaliza y no ayuda a la normalización, según piensan. Otra: porque consideran que participar en estas celebraciones es un asunto que solo tiene que ver con las poblaciones vulnerables, con las minorías, y… eso no es importante.

Creo entonces, que es muy importante tener en cuenta la historia y saber cómo hemos llegado al momento presente, y sobre todo, que para llegar hasta aquí han hecho falta años de debates y enfrentamientos, y sufrido décadas de oprobio por ser considerados como enfermos o seres humanos de segunda.

Los logros actuales, del tipo social o político, no han llegado caídos del cielo o por la gracia benefactora de alguna persona. Lo conseguido ha sido a base de sacrificios, haciéndonos visibles, demostrando un sostenido, dedicado y responsable trabajo, como el que hacemos varias instituciones, redes sociales y proyectos, y el terreno ganado hay que seguir manteniéndolo, firmemente, sino queremos que lo ocupen los retrógrados o los desinformados. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.