Renacer trabaja por la paz comunitaria

La atención a menores con problemas de conducta y académicos constituye una de las líneas de trabajo del grupo intersectorial.

Jorge Luis Baños - IPS

Renacer cumplió cinco años en la prevención de la violencia de género en una comunidad al este de La Habana.

La Habana, 22 nov.- Un grupo de líderes, funcionarios y activistas de la comunidad Alamar Playa, en la zona costera del municipio Habana del Este de la capital cubana, previene hace ya cinco años la violencia de género con acciones dirigidas al entorno local.

Renacer es el nombre de este colectivo, que surgió en 2008 a raíz de una capacitación sobre el tema ofrecida por el no gubernamental Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR). Durante la actual Jornada Nacional por la No Violencia 2012, Renacer celebra un aniversario más, revisa el pasado y mira al futuro.

Salvar a la infancia

Valiéndose de estrategias comunitarias de integración, el grupo contribuye a solventar fenómenos asociados a la violencia como la alta incidencia de menores de edad reportados a las autoridades policiales con problemas de conducta, cuenta Belkis Pinillos, su coordinadora y especialista principal del Taller de Transformación Integral del Barrio Alamar Playa.

De más de 60 menores que se detectaban cada año en la comunidad, en 2011 se reportaron solo dos, refiere.

Desde la Casa Comunitaria del Consejo Popular Alamar Playa, Margarita Marrero sigue los expedientes de niños y niñas con “conductas llamativas”, es decir, aquellos con problemas escolares, indisciplinas sociales, que cometieron actos delictivos o presentan agresividad reiterada.

Muchos de estos casos viven en el seno de familias disfuncionales y violentas, expuso la activista en un panel convocado el 10 de noviembre por Renacer en la Casa de la Cultura de Alamar como parte de la jornada por una cultura de paz que se celebra en ocho provincias de la isla caribeña.

Otro elemento destacado por Marrero fue el hecho de que gran parte de los hogares de niños y niñas con conductas violentas están encabezados por una figura femenina. Las madres al frente de su hogar llevan las principales cargas económicas, sociales y sicológicas de la formación de hijos e hijas, abundó.

“Se trabaja en la corresponsabilidad de padres y madres en el cuidado de sus hijos, aunque estén divorciados, y se les ofrecen nuevas estrategias para tratar a sus hijos sin reproducir la violencia”, indicó la especialista, sobre una línea de trabajo permanente del grupo.

Mujeres

Para el futuro, Renacer planea concretar una estrategia de comunicación barrial para visibilizar la violencia contra las mujeres y apoyar la autoestima femenina. Como acciones previas a este gran proyecto, elaboraron y repartieron volantes con consejos sobre la temática en establecimientos masivos como consultorios médicos y mercados.

“Estamos tratando de profundizar en la comunicación para que las mujeres sepan identificar la violencia y reaccionar ante ella”, refiere Pinillos.

Por otra parte, los talleres de manualidades y peluquería del TTIB, engrosados mayormente por mujeres, incluyeron en sus contenidos la prevención de la violencia y conciben la adquisición de estas habilidades como una vía que ellas pueden emplear para su empoderamiento económico.

En ese sentido, la iniciativa realizó en 2010 un taller de sensibilización para integrantes de la Policía Nacional Revolucionaria sobre género y violencia. Este curso persiguió que las denunciantes de un caso de agresión machista fueran tratadas sin victimizarlas por parte de las y los agentes del orden.

Renacer, que aspira a celebrar muchos aniversarios más, dio sus primeros pasos en la transformación individual de cada integrante, de cara a erradicar las conductas violentas en el ámbito de la familia y el trabajo. Después, continuó con la prevención de la violencia de género en los ámbitos laborales y comunitarios. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.