Salón de arte de Cárdenas promueve la cultura de paz

La próxima edición, prevista para 2020, tendrá como lema: “Sembrar derechos es cosechar paz”.

El pintor Adrián Gómez mereció el Gran Premio en el IV Salón Nacional Cultura de Paz, de la ciudad de Cárdenas.

Foto: Archivo IPS Cuba

Cárdenas, Cuba, 23 oct.- La foto del abrazo a una abuela, la esperanzadora lluvia martiana de un lienzo o un audiovisual que clama por sacar del olvido a las ciudades, sintetizan la esencia del IV Salón Nacional Cultura de Paz, de la ciudad de Cárdenas, a 150 kilómetros al este de La Habana.

Convocado cada dos años por el no gubernamental Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo (CCRD)-Cuba, la edición de 2018 del salón reunió a 88 artistas de las provincias de Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus y Mayabeque, quienes presentaron 95 obras en diferentes manifestaciones de las artes plásticas, la fotografía y el audiovisual.

Todas están disponibles al público en la sala central de la sede del CCRD hasta el 5 de noviembre.

Las obras ganadoras podrán ser apreciadas en el CCRD-Cuba, de la ciudad de Cárdenas.

Foto: Archivo IPS Cuba

“La cultura de paz es una actitud, una forma de luchar por alcanzar una comprensión a través de las manifestaciones de artes plásticas (pintura y papier maché), fotografía y audiovisuales… el entendimiento es la paz”, dijo a la Redacción IPS Cuba Diego Valdés, coordinador del Centro Cultural, Información y Documentación del CCRD.

Según Valdés, el salón tuvo como centro “el arte humanista y la armonía, por cuanto los seres humanos son creados por Dios como su mayor obra, pero la armonía entre los seres humanos, sin distinción de género, raza o credo”.

Lo que busca el certamen, con carácter competitivo, “es enaltecer la paz y los valores, la creación de Dios, llevados a un plano constructivo”, consideró.

Caminos recorridos

El reverendo Raymundo García, fundador del CCRD, recordó los primeros momentos: “queríamos sumarnos a una actividad cultural que tuviera frutos, donde pudiera haber expresiones de diferentes artistas”.

Desde el principio, aseveró, hubo un interés, que ha crecido con el tiempo, al igual que la calidad de las obras presentadas.

A juicio del reverendo, se trata de “un modestísimo aporte cultural en medio de esta ciudad, cuya historia es también de cultura, y aunque deteriorada por las circunstancias, es una ciudad que ha amado e impulsado la cultura”.

Lluvia para que te levantes, obra ganadora del Gran Premio.

Foto: Archivo IPS Cuba

Premios merecidos

Los premios fueron entregados el 19 de octubre, como parte de las celebraciones por el Día de la Cultura Cubana, señalada el 20 de octubre.

Para la selección de las obras ganadoras, el jurado tuvo en cuenta el reflejo de los temas del salón, el empleo adecuado de los elementos formales y conceptuales y el cumplimiento de las dimensiones establecidas.

El Gran Premio fue otorgado a Lluvia para que te levantes, de la serie Adoraciones, del pintor Adrián Gómez, por la limpieza formal y calidad técnica, mostrar la simbiosis de pureza entre lo humano y lo divino, recrear un paisaje místico pleno de las raíces culturales de la nación y ser un monte multicultural donde se abrazan patria y humanidad.

“Hablar de José Martí (1853-1895, Héroe Nacional de Cuba) es hacerlo de toda cualidad humana. Esa lluvia martiana cae sobre un ser humano y lo invita a andar”, dijo.

Le siguieron reconocimientos a Sandra María Hernández por su fotografía Madre y a Benjamín A. Valdés, por su lienzo Familia cristiana.

En el acápite de audiovisuales, el primer premio lo recibió el proyecto Macorix, por el valor de una investigación que permitió registrar acontecimientos de repercusión histórica, revelar realidades que preocupan a la localidad y son metáforas para acercarse a temas de interés nacional, a veces ignorados en el discurso mediático.

Yonah Lafont y su Niño desamparado.

Foto: Archivo IPS Cuba

El segundo y tercer premio de audiovisuales correspondieron a En la aldea y Alba, de dos equipos de realización.

Las menciones recayeron en El júbilo de vivir en la fe, de Plácido Reynol Martín (papier maché) y Yo tengo un sueño, de Jorge Sergio Rufín (técnica mixta).

Entregaron premios colaterales la Unión de Escritores y Artistas (Uneac) y la Federación de Mujeres Cubanas en el territorio, el Centro Memorial Martin Luther King, la Red Fe por Cuba, la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales, el Departamento de Menores del Ministerio del Interior en Cárdenas, el proyecto YucaByte.org, trabajadores privados, entre otros.

Arte que crece

Junto a los adultos, un espacio especial tuvieron los 26 niños, niñas y adolescentes concursantes.

Yonak Lafont, de 10 años y autor de Niño desamparado, se alzó con el primer premio por la expresividad a partir del fuerte contraste entre el fondo negro y la silueta de una madre. También recibió otros galardones colaterales.

“Pinto desde 2014 y, de todos, ese es el cuadro que más me gusta”, declaró.

Las amigas, una de las menciones en la categoría infantil.

Foto: Archivo IPS Cuba

Las amigas, de Caled Lima, y Anciano, de Adaliz Hernández, recibieron el segundo y tercer premio, respectivamente.

José Alberto Rodríguez, integrante del jurado y curador del salón, reveló: “por lo que he visto en anteriores ediciones, las obras presentadas por niñas y niños son superiores y desde el punto de vista formal, maravillosas”.

“Tienen mucho talento, con mucha expresión, son trabajos limpios y desde el punto de vista conceptual, lo que expresan es ese amor y deseo de la familia por la paz, con un elevado nivel de creatividad, resultado del buen trabajo de los instructores”, abundó.

Los más jóvenes concursantes del salón provienen de talleres que funcionan en Cárdenas, donde profesionales de las artes plásticas han seleccionado a niñas y niños con talento para potenciarlo, mediante un ejercicio constante de enseñanza y aprendizaje.

Rita María García, directora general del CCRD, agradeció a instituciones y personas que han acompañado al salón desde el primer día y anunció que la venidera edición, en 2020, tendrá como lema “Sembrar derechos es cosechar paz”. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.