Serie documental profundiza en la violencia de género

Las historias de vida seleccionadas por la realizadora Ayleé Ibáñez manifiestan los daños psicológicos, físicos y sociales de la agresividad machista.

Jorge Luis Baños-IPS/jlbimagenes@yahoo.es

La violencia de género se ha hecho más visible en los últimos años en Cuba, pero activistas insisten en que falta un largo trecho en su atención.

a Habana, 22 abr.- La violencia de género es un motivo recurrente en la obra de la realizadora cubana Ayleé Ibáñez, que estrena este mes el segundo capítulo de la serie documental “La corrosión de la memoria”, producida por el no gubernamental Grupo de Reflexión y Solidaridad Oscar Arnulfo Romero (OAR).

La obra, prevista en tres partes, se centra en testimonios de cubanas de diversas generaciones y sectores sociales sobre las condiciones que les llevaron a ser víctimas de la agresividad machista, así como las consecuencias de estos hechos y las estrategias de cada una para superarlos.

Mientras se escuchan los testimonios en off, pasan imágenes de la propia Ibáñez con distintos maquillajes, peinados, vestuarios y puestas en escena representando rutinas cotidianas de las protagonistas en el ámbito doméstico. También incluyó registros fílmicos de mujeres y hombres en barrios de La Habana.

Julia, Yaima y Magalys son los nombres ficticios con que Ibáñez identificó cada parte de su serie. La directora explicó que de esa manera preservó la identidad de las testimoniantes y evitó victimizarlas, durante la presentación de los dos primeros capítulos de la entrega, el pasado 17 de abril, en el capitalino Centro Cultural Fresa y Chocolate.

Graduada de Historia del Arte, Ibáñez se acercó al tema con su primera obra, Palymsesto (2010), en la que reproduce el testimonio de una mujer que mató a su pareja luego de años de agresiones reiteradas.

Como continuación de esa pieza, “La corrosión de la memoria” focalizó el interés en otras aristas de la violencia contra las mujeres como la sexual, el acoso, el maltrato psicológico o las consecuencias en la familia, para lo cual se asesoró con las especialistas Norma Vasallo, Magela Romero y Zulema Hidalgo.

“Me interesaba apropiarme de los hechos como si fuera una de esas víctimas”, enfatizó Ibáñez, que contó para este proyecto también con el apoyo de la Agencia Suiza para la Cooperación y el Desarrollo.

Por esa razón y a modo de alerta de que cualquier mujer puede pasar por situaciones similares, Ibáñez opta por realizar ella misma un performance que acompaña la historia contada en off por cada mujer sobreviviente de la violencia entrevistada.

El proceso de investigación previa duró varios meses, en los que la realizadora entrevistó a más de una decena de mujeres que habían sufrido violencia machista.

La artista destacó la colaboración recibida en esa etapa de parte de OAR, las Casas de Orientación a la Mujer y la Familia –de la no gubernamental Federación de Mujeres Cubanas- y los Talleres de Transformación Integral del Barrio, centros que mantienen un trabajo sostenido en el seguimiento a las víctimas.

Los testimonios muestran las distintas dependencias de orden económico, de vivienda y afectivo entre las mujeres y sus parejas o familiares, las cuales propician este tipo de daño.

Asimismo, las historia de vida seleccionadas por Ibáñez dejan ver las deficiencias en la atención a las víctimas cuando faltan una red de apoyo efectiva y mecanismos jurídicos, sociales y de salud pública para acompañarlas sin exponerlas a su agresor.

No obstante, la directora aclaró que su interés principal es emocionar al público con las historias narradas, sin polemizar sobre las alternativas de ayuda que encuentran o no las mujeres violentadas en Cuba.

En opinión de Vasallo, directora de la Cátedra de la Mujer de la Universidad de La Habana, la serie contribuye a derribar mitos sobre la violencia contra las mujeres y por tanto debería ser socializada entre las y los profesionales encargados de estos casos.

“La violencia de género es un proceso con especificidades muy diferentes a otro tipo de agresiones, pero por lo general se desconoce. Esta falta de información trae que se les trate muchas veces de manera desacertada”, comentó la investigadora. (2013)

 

Un comentario

  1. Mariana

    Me gustaría ver el video Mariana

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.