Sexualidad: arista ausente en análisis sobre envejecimiento

Especialistas analizan la importancia de la temática sexual para una percepción favorable de la calidad de vida.

Jorge Luis Baños - IPS

Cuba se encuentra entre los países de Latinoamérica con por cientos más altos de población envejecida.

La Habana, 2 jul-. Con más del 18 por ciento de la población en edades superiores a los 60 años, Cuba precisa de nuevas políticas sobre el tema de la salud sexual en la tercera edad, coincidieron profesionales que analizaron la problemática en La Habana.

En la última sesión científica de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes), un grupo de especialistas señaló este asunto como una necesidad perentoria para un país que sobrepasa el límite de envejecimiento medio según los estándares internacionales.

La salud sexual de estas personas no constituye hasta ahora un asunto prioritario en los exámenes clínicos ni en los sondeos estadísticos. La última encuesta nacional sobre envejecimiento realizada por la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (Onei) en 2011 no ofrece datos al respecto.

Sin embargo, según apuntó Grisel Rodríguez, del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad de La Habana (Cedem), este sondeo arrojó que el 54 por ciento de los adultos con más de 60 años en Cuba permanece en soltería, ya sea por separaciones, divorcios o viudez.

“La población femenina en este rango de edades es superior a la masculina (112 a 100), y ocurre por lo general que una gran cantidad de mujeres no vuelve a formar pareja. La mujer que se jubila y regresa al hogar sigue asumiendo multiplicidad de tareas, como el cuidado de enfermos y niños”, agregó Rodríguez.

Teresa Orosa, profesora de la misma universidad, con larga experiencia en la coordinación de las Cátedras del Adulto Mayor, aseguró que los trabajos de curso defendidos por los matriculados en este programa reflejan que al abordar la sexualidad, los cubanos parten de un patrón que privilegia lo coital, lo reproductivo, lo juvenil y lo patriarcal.

El proyecto de capacitación para personas de la tercera edad en Cuba había graduado hasta el pasado curso escolar a 85.300 alumnos aproximadamente, de los cuales un 85 por ciento son mujeres.

Los temas de sexualidad no se estudian dentro de los módulos de salud, sino como parte de la rama de Desarrollo Humano, donde se incluyen las materias sobre familia, envejecimiento intelectual, vida cotidiana, comunicación, medio ambiente, entre otros.

“Las miradas a la salud y derechos sexuales desde la tercera edad  rescatan aspectos como el carácter individual del proceso de envejecimiento, las variables que afectan o estimulan el deseo sexual, la importancia de la higiene y el autocuidado, los cambios en la configuración corporal en hombres y mujeres y la persistencia de una concepción falocéntrica de la sexualidad”, señaló Orosa.

Por su parte, el nefrólogo Carlos Gutiérrez precisó que los medios para lograr una percepción favorable de la calidad de vida y una sexualidad placentera, son cada vez más ineficaces, a pesar de los avances en los servicios de salud en el país.

Tanto Gutiérrez como Rodríguez estiman que se hace preciso lograr estilos de vida mejores, estimular la presencia de educadores físicos en los barrios para la atención a las personas que transitan por la tercera edad, así como la creación de mayores y más atractivas ofertas de recreación.

“El envejecimiento de la población no constituye un problema para nuestra sociedad, pero sí se convierte en un reto, porque existen más personas dependientes y menos laboralmente activas”, agregó la demógrafa.

Las conclusiones de la sesión científica de la Socumes de este 29 de junio en la Casa del Alba de La Habana, apuntaron como posibles soluciones un mejor aprovechamiento de la experiencia de este grupo para la transferencia de conocimientos, el diseño de políticas encaminadas a estrechar relaciones intergeneracionales y el estímulo de la capacitación de recursos humanos.

Socumes es una asociación nacional de profesionales que desarrollan de manera voluntaria labores en disciplinas científicas vinculadas al estudio de la sexualidad humana. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.