Sociedad civil cubana recuerda a Martin Luther King Jr.

Condecorado con el Premio Nobel de la Paz en 1964, King fue asesinado el 4 de abril de 1968 en Memphis, estado de Tennessee.

En el parque que rinde tributo a Martin Luther King, en las calles 23 y F, en El Vedado capitalino, fue depositada una ofrenda floral.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 7 abr.- Charlas, feria de libros, un cinedebate y una velada ecuménica fueron varias de las actividades con las cuales integrantes de la sociedad civil cubana recordaron los 50 años del asesinato del reverendo estadounidense Martin Luther King Jr. (MLK, 1929-1968).

El programa desplegado el 4 y 5 de abril unió a entidades como el Centro Cultural Dulce María Loynaz, el Consejo de Iglesias de Cuba y la Comisión José Antonio Aponte de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac),  bajo el auspicio del Centro Memorial Martin Luther King Jr. (CMLK), una asociación macroecuménica de inspiración cristiana.

Las y los participantes recordaron aspectos relevantes de la vida del líder del movimiento por los derechos civiles para los afroestadounidenses y quien, además, participó como activista en numerosas protestas contra la Guerra de Vietnam (1959-1975) y la pobreza en general.

Para el poeta, narrador y ensayista Víctor Fowler, se trata de “un gran líder social con una enorme capacidad analítica para entender los problemas de la nación americana (…) una figura muy compleja, profunda, con una herencia que llega hasta hoy y llegará más lejos”.

Durante el panel sobre la vigencia del pensamiento y las luchas de MLK, efectuado el 4 de abril en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, el también director de esa institución se refirió a recientes movimientos políticos en Estados Unidos, como Black Lives Matter (Las Vidas Negras Importan).

La iniciativa contra la violencia surgida en 2013 dentro de la comunidad afroamericana expresa un activismo contemporáneo alrededor de la cuestión de la raza, y abre un escenario “donde comienzan a renacer diversas preguntas. Y nos toca pensar cuál es el legado de MLK en esto”, sostuvo Fowler.

El reverendo Raúl Suárez abundó en los orígenes de la vocación pastoral del activista y los hitos dentro de su peregrinaje por la no violencia, la base sobre la cual desarrolló un proyecto de vida donde “Cristo proporcionaba el espíritu, la motivación, y Mahatma Gandhi (1869-1948), el método”.

Señaló Suárez que para los cristianos cubanos ha sido importante comprender la concepción de la no violencia, no como un simple pacifismo caracterizado por la pasividad, pues el Dr. King atendió “las condiciones propias de su contexto histórico, (y le) incluyó la experiencia de sufrimiento, marginación, discriminación y el acento cultural y espiritual de su pueblo así como la rebeldía y el inconformismo”.

Para el profesor Elio Fidel López, “el legado de MLK descansa sobre una filosofía de lucha infatigable, sobre la audacia y la sabiduría para haber encontrado un modo eficaz de enfrentar, subvertir, hacer retroceder las tantas injusticias y odios”.

De igual forma, Llanisca Lugo, trabajadora del CMLK, lamentó que un porcentaje significativo de la población cubana desconoce o al menos no está familiarizada con la obra del luchador estadounidense, ni con la existencia de un centro que lleva su nombre.

“Es una figura que no hemos traído a Cuba realmente, a los espacios de discusión del pueblo, (…) me parece que es una deuda no de un centro, sino de un país al que poner a discutir sus problemas con el pensamiento de MLK le daría muchas luces a debates actuales”, argumentó.

Tras el panel, los y las presentes tuvieron la posibilidad de descargar unos 50 libros en formato electrónico sobre MLK o relacionados con el racismo.

Luego se proyectó el discurso I have a dream (Yo tengo un sueño), pronunciado por King el 28 de agosto de 1963 frente al monumento al expresidente Abraham Lincoln (1809-1965) en Washington, D.C., durante una histórica manifestación de más de 200.000 personas por los derechos civiles.

Con anterioridad, el propio día 4, fue colocada una ofrenda floral y se efectuó una feria de libros en el parque que rinde tributo a MLK, en las calles 23 y F, en El Vedado capitalino.

En horas de la noche, la Catedral Episcopal, en la propia barriada habanera, acogió un homenaje de recordación por el medio siglo de la desaparición física del reverendo.

El 5 de abril, en el Centro Cultural Dulce María Loynaz, fue proyectado The 13 commandment (2016), de Ava DuVernay, un documental donde especialistas, activistas y políticos analizan la criminalización de los afroamericanos y el auge de las cárceles en Estados Unidos. (2018)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.