Taller para artistas remarca la atención a las víctimas

El curso analizó las vulnerabilidades de mujeres y niñas ante la reproducción de la cultura machista.

Foto: Jorge Luis Baños. IPS-Cuba

La capacitación formó parte de la Jornada Nacional por la No Violencia contra la Mujer 2014.

La Habana, 20 nov.- Para reflexionar sobre prácticas violentas y alertar sobre la reproducción del sexismo en los medios de comunicación, tuvo lugar el 18 y 19 de este mes el Taller Género y Cultura, en la sede de la Editorial de la Mujer, en esta capital.

El foro que se efectúa desde 2012 por todo el país, dirigido a creadores y realizadores audiovisuales, es promovido por el Grupo Género y Cultura y la Campaña Únete, una iniciativa de alcance global promovida por el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Al impartir la conferencia “Violencia de género. Aspectos claves para su comprensión”, la profesora de la Universidad de La Habana Magela Romero explicó que esta práctica, generadora de daño físico, sexual o psicológico, busca mantener la dominación masculina a escala social.

De igual forma, llamó la atención sobre cómo se tiende a negar y rechazar de manera evidente o sutil, cualquier comportamiento alternativo que pretenda romper el ejercicio de poder patriarcal sedimentado durante siglos.

La especialista insistió en que el maltrato ejercido hacia las mujeres se caracteriza por ser intencional, aprendido a lo largo de la vida del individuo que la ejerce y ocurrir de manera sistemática, aunque también de forma puntual.

Señaló que la violencia de género se manifiesta asiduamente en las relaciones de pareja, donde las mujeres por lo general se encuentran en la posición de víctimas.

Pese a que en Cuba no hay estadísticas sobre el problema, Romero intentó ilustrar con algunos datos el alcance del flagelo.

Según estudios que datan de 2010, existe una proporción de casi tres mujeres por cada hombre asesinado por su pareja en el país.

Por otra parte, el ciento por ciento de las cubanas que cometieron asesinato u homicidio contra sus cónyuges lo hicieron como reacción a la marcada violencia que ejercían sobre ellas. La mayoría de estas mujeres nunca recibió ayuda o atención especializada a su situación.

La profesora universitaria advirtió sobre la existencia de espacios institucionales para atender a las víctimas de la violencia, en contraste con la falta de mecanismos para trabajar con los victimarios, en su inmensa mayoría hombres, que deben desaprender comportamientos violentos y ponerlos al corriente de otros patrones de masculinidades.

Exhortó a realizar acciones más sistemáticas dirigidas al cambio en los hombres, aunque enumeró experiencias en ese sentido en prisiones, con estudiantes universitarios, en la Plataforma de Hombres por la no violencia acompañada por el Centro de Reflexión y Solidaridad “Oscar Arnulfo Romero” y en proyectos comunitarios de los Talleres de Transformación Integral del Barrio.

Entre las y los participantes, la cineasta Marilín Solaya reclamó leyes que permitan identificar y penalizar las actitudes violentas hacia las mujeres y niñas. Recalcó la necesidad de conocer deberes y derechos para evitar situaciones de ese tipo.

Regla Bonora, realizadora de programas televisivos para el público infantil, abogó por estimular estrategias de comunicación desde las edades más tempranas sobre cultura de paz, respeto y convivencia armónica, como forma de incidir en las causas y no en las consecuencias de la violencia de género.

Por último Tania Alarcón, asesora del grupo creativo infantil y juvenil de la estatal Televisión Cubana, conminó a apoyarse en los artistas y figuras públicas de la cultura para difundir mensajes creativos que visibilicen el tema de la violencia de género, primer paso para su reconocimiento y posterior erradicación. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.