Virgen de la Caridad sigue uniendo a Cuba

Cuenta la leyenda que en la tablilla donde se apoyaba la figura aparecía grabado: “Yo soy la Virgen de la Caridad”.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

La imagen de la virgen fue llevada en romería por todo el país desde agosto de 2010 hasta el 30 de diciembre de 2011, en saludo a su 400 aniversario.

La Habana, 8 sep.- Con peregrinaciones, misas, procesiones y hasta conciertos, innumerables cubanas y cubanos festejan hoy el 402 aniversario del hallazgo de la efigie de la Virgen de la Caridad del Cobre, devenida símbolo de identidad nacional y Santa Patrona según la Iglesia Católica.

Por esta fecha resulta usual que se incremente hasta en varios miles el número de peregrinos que llegan hasta su santuario en la comunidad de El Cobre, en Santiago  Cuba, a 860 kilómetros al sureste de la capital.

Allí se ubica la basílica que expone la imagen original de unos 25 centímetros de altura, hallada en 1612 en aguas de la Bahía del Nipe, actual provincia de Holguín, por los hermanos Juan y Diego de Hoyos y el negro libre Juan Moreno.

Los días 6 y 7 de septiembre, un grupo de artistas presentó la obra Homenaje a la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, en la sala Covarrubias del Teatro Nacional, en La Habana.

El espectáculo reunió elementos de las artes plásticas y escénicas, al tiempo que exaltó valores patrios y la presencia de la virgen en diversas etapas de la historia cubana, las luchas independentistas y la cotidianeidad del pueblo.

Incluso la población emigrada venera a la cariñosamente llamada Cachita, diminutivo de Caridad.

El pasado 31 de agosto, cerca de un centenar de personas en el sur de Florida, asistieron a la peregrinación anual de la imagen de la Virgen de la Caridad por las aguas de la bahía de Biscayne, según la prensa estadounidense, donde se encuentra la mayor comunidad cubana de emigrantes.

La estatua de cerca de dos pies de alto pertenece a la Ermita de la Caridad del Cobre, de Coconut Grove, Miami, una réplica de la ubicada en El Cobre.

El 28 de agosto, en los Jardines del Vaticano fue colocada una copia en bronce de la Virgen de la Caridad durante una ceremonia presidida por el cardenal Tarcisio Bertone, Secretario Emérito de Estado de la Santa Sede.

En el acto estuvieron presentes el arzobispo de Santiago de Cuba y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos, Dionisio García, otros obispos cubanos y miembros del cuerpo diplomático, informó la Radio del Vaticano.

La Iglesia Católica de Cuba otorgó una especial importancia a la celebración del cuarto centenario de la aparición de la Virgen Mambisa. Declaró al 2012 “Año Jubilar Mariano” (año santo).

En esa ocasión, la jerarquía eclesiástica convocó a “todos los cubanos” a sumarse a los festejos, fuesen o no creyentes, católicos o protestantes, e inclusive a quienes profesen “una devoción popular que pueda ser más o menos sincrética”.

La imagen de la virgen fue llevada en romería por todo el país desde agosto de 2010 hasta el 30 de diciembre de 2011.

El recorrido de 16 meses y 28.000 kilómetros incluyó visitas a hospitales, hogares de ancianos, instituciones culturales y hasta prisiones. Finalizó con una misa solemne oficiada a campo abierto frente a la bahía capitalina por el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana.

Del 26 al 28 de marzo de 2012, el papa Benedicto XVI efectuó una visita a Cuba, quien como “peregrino de la Caridad” se trasladó hasta el santuario del Cobre y oró a los pies de la imagen sagrada.

El sincretismo entre la religión católica y la Regla de Ocha (Santería) de los esclavos traídos de África, a quienes los colonizadores españoles les prohibían practicar sus ritos autóctonos, equipara a la Caridad del Cobre con la deidad yoruba Ochún.

La también conocida como La Virgen Mambisa, nucleó los sentimientos de independencia entre los cubanos desde mediados del siglo XIX, cuando muchas mujeres llevaban una pequeña medalla para expresar sus ideales libertarios. (2014)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.