Voces de la cultura cubana se unen contra la homofobia

La gala artística por la diversidad sexual se presentó dos días consecutivos en el teatro habanero Karl Marx.

Jorge Luis Baños - IPS

El transformismo cubano se ha puesto al servicio de la lucha antisida.

La Habana, 9 may.- Cada año nuevos artistas y transformistas apoyan desde el arte la Jornada Cubana contra la Homofobia, que se extiende en su edición de 2011 durante casi todo el mes de mayo y desarrolla actividades en la mayoría de las 15 provincias de la isla caribeña.

En sus presentaciones el sábado 7 y domingo 8 de mayo en el capitalino teatro Karl Marx, la Gala Cubana contra la Homofobia contó con la participación de figuras populares y reconocidas como Hayla María Mompié, Edith Massola, Tania Pantoja, María Antonieta, Rebeca Martínez, Guille Rivero de la Rosa, Miguel Fonseca y Jenny Sotolongo, entre otras.

La lucha contra este tipo de discriminación se tiene que continuar durante todo el año, dijo al público que asistió el domingo Edith Massola, una de las presentadoras principales del espectáculo.

A su vez, el transformista Riuber Alarcón, en su personaje de Margot Parapar, instó a reconocer la diversidad dentro de la sociedad cubana como una característica que debe servir para unir más a su pueblo y no para separarlo. No faltaron los mensajes de prevención del VIH (virus de inmunodeficiencia humana, causante del sida).

Pero el transformismo se mantuvo como centro de la gala, que ocupó esta vez la sala de teatro más grande del país, una de las tablas más añoradas por los artistas de Cuba. Esta tendencia, que se cultiva en la isla caribeña desde inicios del pasado siglo XX, aún lucha por el reconocimiento de su carácter artístico entre la comunidad especializada en esta área.

Esta razón, entre otras como la discriminación hacia las personas trans, hace que a una parte de la población cubana le resulte “sospechoso” que transformistas como Lara, Tina y Troya, entre otros, suban al escenario legitimador del Karl Marx, afirmó la periodista Marta María Ramírez, en una reciente investigación sobre la historia de este arte en Cuba.

Primer estudio que se conoce de su tipo en el país, la indagación de Ramírez da fe del primer transformista cubano del cual se tiene evidencia, Fuller, hasta el más reciente aporte de este arte: tributar a la promoción de la salud sexual entre grupos vulnerables como los hombres que tienen sexo con otros hombres (Hsh) junto al Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

Durante las décadas de la homofobia institucionalizada en Cuba, de finales de los 60 a inicios de los 80 de la pasada centuria, vestirse de draga (nombre del personaje trans) constituía una manifestación considerada escandalosa y solo tenía un lugar en espacios y fiestas clandestinas.

Cuando Celia Vázquez vio este domingo las representaciones de Imperio, que arrancó ovaciones y puso de pie al público, y tantos transformistas, no pudo contener las lágrimas. “Nunca pensé que iba a ver un espectáculo como este en un teatro, después de tantos años de presentaciones escondidas”, afirmó esta cubana de 44 años, que por vez primera asiste a la jornada.

Para Yuniel Mayía, un comunicador social de 29 años, que los mensajes contra la homofobia llegaran al Karl Marx significa “un paso súper agigantado”. “Es el comienzo de lo que pudiera ser algo grande para nuestra comunidad”, aseguró este joven, orgulloso de que en su país ocurran aperturas de este tipo.

Sin embargo, aún persisten manifestaciones contrarias a la campaña que lidera el Cenesex desde el 2008. El anuncio en el sitio web de la sala teatro Maxim Rock, sede de la Agencia Cubana de Rock, de un día dedicado a actividades por la IV Jornada Cubana contra la Homofobia, provocó críticas y rechazo entre algunas personas de la comunidad rocker.

La mencionada jornada tiene su sede central este año en la ciudad de Santiago de Cuba, a unos 860 kilómetros al este de La Habana, y realiza un programa de actividades desde el 3 al 26 de mayo en varias provincias del país. (2011)

Un comentario

  1. Guille Rivero de la Rosa

    Fueron dos galas bonitas y a mi entender creo que fué una muestra de que Cuba se abre a la Diversidad Sexual, cada cual debe actuar en la vida de la manera que quiera, nada se debe imponer.para mi fué mas que un honor el haber presentado tan importante Gala y en tan importante teatro de la Capital Cubana.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.