Voces masculinas cuestionan la violencia

Hombres y mujeres aspiran a un proceso más armónico y articulado de denuncia contra el maltrato físico y psicológico.

Archivo IPS Cuba

Creadores y especialistas advierten sobre la frivolidad con que diversos productos culturales abordan la oposición a la violencia de género.

La Habana, 11 nov.- La participación masculina en la lucha por la no violencia contra la mujer en Cuba es todavía escasa, pero existe un grupo de hombres que han asumido posturas militantes y otros que contribuyen a la causa desde la creación de productos artísticos y comunicativos en pos de la atenuación del fenómeno.

Participantes a la última edición del espacio de debate Mirar desde la Sospecha, realizada el 8 de noviembre, en la Casa del Alba Cultural de La Habana, polemizaron sobre la integración masculina a la creación de una cultura de paz, sobre todo en el ámbito artístico, como parte de la Jornada Nacional por la No Violencia contra la Mujer 2012.

En la cita, el profesor universitario y coordinador de la Red Iberoamericana y Africana de Masculinidades (RIAM), Julio César González Pagés, explicó que es muy preocupante el alcance actual del maltrato de género, calificado de “pandemia” por la Organización Panamericana de la Salud.

Por esa razón, aseveró, debe convertirse en un punto de discusión y de análisis priorizado en la esfera pública.

El activista informó que, desde varios espacios, se contribuye a visibilizar este problema. La violencia contra las mujeres y las niñas fue un tema de peso en la Tercera Jornada Cubana de Estudios de las Masculinidades, que coordinó la RIAM el 7 y 8 de noviembre en la capital.

“La naturalización de ese fenómeno tiene que ser combatida desde todas las tribunas posibles”, propuso González Pagés. “La industria del audiovisual está invadida por símbolos y situaciones violentas. En muchos países no existen políticas públicas que frenen esas tendencias cada vez más socializadas por la globalización”, insistió.

En contraposición, fue analizado el ejemplo de la Muestra Joven, certamen dedicado al audiovisual hecho por jóvenes de Cuba. Este espacio demostró que pueden difundirse nuevas conductas con enfoque de género y elevada calidad artística a través de productos audiovisuales.

Uno de los directores vinculados a la iniciativa juvenil, Ernesto Pérez Zambrano, se refirió a las posibilidades del arte de abordar desde la subjetividad humana determinados asuntos de la realidad social, que han sido preteridos o relegados por las investigaciones científicas.

Sin embargo, el realizador del documental “¿Grandes ligas?” (2008) advirtió que existen obras de arte canónicas que reproducen conceptos retrógrados sobre los temas de género. En su opinión, debe existir la voluntad política de aportar al conocimiento de las luchas reivindicadoras de los derechos las mujeres.

Tanto Pérez como el documentalista Alejandro Gil insistieron en la necesidad de que la creación artística encuentre un complemento útil en resultados de investigaciones en el campo de las ciencias sociales o la teoría de género.

Por otro lado, el panel estuvo de acuerdo en que la democratización de las nuevas tecnologías puede ser aprovechada con más efectividad para estas luchas, si se trabaja de manera articulada desde el campo artístico.

La vinculación de hombres a causas en defensa de los derechos de la mujer en Cuba no es un fenómeno nuevo. Sus antecedentes se remontan al siglo XIX con las figuras de Nicolás Azcárate y Enrique José Varona, que apoyaron las ideas emancipadoras de muchas cubanas y, luego, del movimiento feminista de la primera mitad de la pasada centuria.

Hoy, a pesar de los cuestionamientos sociales dirigidos a muchos de los hombres comprometidos con estas causas, son más los que se involucran en investigaciones científicas sobre estas temáticas, en campañas de bien público y en la realización de obras artísticas por la equidad de género. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.