Nuestra América

Un espacio para el pensamiento, la cultura y la música latinoamericanos.

Bajo el concepto de Nuestra América, José Martí engloba su nominalización de lo que comúnmente llamamos América Latina. La frase fue empleada por el cubano desde su temprana juventud para contrastar a nuestras tierras con las europeas y marcar así su identidad.

Con mirada muy actual, Martí comprendió la necesidad de darle un nombre a lo que todavía a finales del siglo XIX no recibía un apelativo plenamente aceptado. América española e Hispanoamérica eran los más usuales, aunque ya prosperaba el uso de América Latina.

“Nuestra América” era para Martí una identidad con rasgos propios históricos, sociales, psicológicos, toda una cultura original y diferente; un pueblo nuevo formado por dos matrices esenciales opuestas, la indígena y la conquistadora, que se venían mestizando de siglos atrás.

El concepto implica, pues, no solo un nombre sino todo un fenómeno socio-histórico, definido también por oposición a Europa y a Estados Unidos, apreciados entonces muy frecuentemente entre nuestros pueblos como los modelos y paradigmas a imitar y a alcanzar.

Mas “nuestra América” tiene también un franco sentido inclusivo para Martí, como lo indica el uso del adjetivo “nuestra”. Se trataba entonces de una región cultural, además de geográfica, diferenciada de la otra América, es decir, Estados Unidos, país convertido, ya en vida de Martí, en potencia emergente deseosa de extender su domino por los países al sur.

Nuestra América era para él una realidad necesitada de ajustes que abrieran paso a sus potencialidades en aquel mundo finisecular; era, pues, un proceso que debía sostenerse por sí y para sí, que diera su lugar a los sectores populares marginados y que se moviera cada vez con mayor unidad en su accionar.

Nuestra América es un concepto dialéctico para explicar una realidad sociohistórica y cultural requerida de expresar su propia identidad y de desuncir todo tipo de dominaciones y subordinaciones a otras hegemónicas.

La frase martiana ayuda a entender los contextos actuales de la integración latinoamericana, sobre la que mucho se escucha en estos tiempos, pero poco se comprende a cabalidad. Los vínculos entre las naciones nuestroamericanas parten sobre todo de la gente, de su cultura, de una realidad histórica y política compartida, de un espíritu rebelde acendrado tras siglos de desigualdad.

En esas proyecciones culturales, históricas, humanas que enlazan la realidad de las naciones soñadas por Bolívar, Artigas, Martí y otros próceres se enfoca el presente espacio promovido por la Corresponsalía en Cuba de la agencia Inter Press Service (IPS).

Asimismo, la sección se inspira y sirve de homenaje al pensamiento de Alberto Methol Ferré, intelectual de origen uruguayo que mucho disertó sobre la integración de nuestras naciones.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.