Fiesta de Cuba

Las Parrandas de Remedios han sido reconocidas como Patrimonio Cultural de la Nación cubana.

Entre el 24 y el 25 de diciembre, el pueblo de Remedios en Villa Clara se llena de estallido en una de las tradiciones festivas más pintorescas de la nación cubana.

 Surgieron en 1820 cuando el sacerdote Francisco Vigil de Quiñónez decidió contratar a un grupo de niños para que, en las frescas madrugadas del 16 al 24 de diciembre, hicieran un ruido infernal y despertaran a los vecinos de la villa, que preferían quedarse durmiendo y no participar en las misas de Aguinaldo. La tradición siguió fue modificándose hasta su carácter actual, que une por varios días de diciembre la inventiva de quienes habitan los barrios de El Carmen y San Salvador, enfrentados en batallas de pirotecnia y repiques logrados al resonar los metales de rejas, cencerros, campanas junto a tambores y trompetasDe acuerdo con la tradición, una vez que las campanas de la Iglesia Parroquial Mayor anuncian las nueve de la noche del 24 de diciembre, entonces cada bando muestra el secreto largamente protegido todo un año: el diseño de las carrozas, faroles, fuegos artificiales y trabajos de plaza.En la mañana se parte en peregrinación desde el Museo de las Parrandas Remedianas hasta el cementerio de la ciudad, donde descansan parranderos ilustres.Alrededor de la diez de la noche comienzan las Parrandas con el saludo, entrada donde cada barrio se presenta con música y fuegos artificiales. Estas entradas, en las que evolucionan los elementos, son alternadas por los barrios cada una hora aproximadamente. Alrededor de la media noche se produce una relativa calma y en la Parroquial Mayor, en medio del escenario, se celebra la Misa de Gallo. Luego continúan las entradas con los más variados fuegos y la música de los piquetes entonando las rumbas de desafío y las polkas. Entre las dos y las cuatro de la madrugada hacen su entrada las fastuosas carrozas con sus historias, sus descubrimientos y sus personajes estáticos, en una hierática representación del cuento narrado. Otra vez los barrios lanzan sus fuegos artificiales en las dos últimas entadas de la noche. Al amanecer del 25 de diciembre, los barrios recorren las calles remedianas proclamándose vencedores mientras entonan las rumbas de victoria al compás de los grupos. Las Parrandas Remedianas, con su eterna rivalidad entre dos, se extendieron a otros pueblos y ciudades, y son consideradas una de las tres Fiestas Nacionales de Cuba.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.