Carta Abierta de la Cofradía de la Negritud al Presidente de los Consejos de Estrado y de Ministros

“Algunas consideraciones sobre la problemática racial cubana”.

La Habana, 15 de agosto del 2019

Sr Miguel Díaz- Canel Bermúdez

Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Respetado Presidente:

Me estoy dirigiendo a Usted en nombre de la Cofradía de la Negritud, que es una plataforma ciudadana de activismo social, la cual, desde hace veintiún años, realiza acciones enfocadas en la problemática racial cubana. Esta no es la primera ocasión en que la Cofradía de la Negritud se dirige expresamente a una alta autoridad cubana. Acorde con las características proactivas y propositiva de su estilo de trabajo, esta plataforma de la sociedad civil ha buscado llevar sus consideraciones sobre diversos aspectos de su campo de actividad hasta receptores apropiados (conciudadanos, ejecutivos partidistas y gubernamentales, medios de prensa, representantes de organizaciones sociales, parlamentarios, entidades internacionales) con el afán  de generar acciones pertinentes. En el caso de esta Carta, la Cofradía de la Negritud considera que Usted es el destinatario más indicado, por razón de sus elevadas jerarquías y por su responsabilidad particular respecto a la problemática racial.

Señor Presidente, en la emisión del programa radio –televisivo Mesa Redonda, correspondiente al 20 de Marzo del 2016 (1) – titulada El Racismo sobre la mesa se dio a conocer públicamente que Usted, en su condición de Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, había recibido la responsabilidad del de atender la problemática racial cubana. Más hacia acá en el tiempo, el 15 de agosto del 2018, la delegación que presentaba en Ginebra el Informe de Cuba ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial reafirmo que Usted, ahora en la condición de Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, continuaba teniendo la responsabilidad antes señalada, como una demostración de la gran importancia que reconocen las autoridades cubanas a la cuestión racial.(2). Por tanto, resulta pertinente que la Cofradía de la Negritud se esté dirigiendo a Usted en esta ocasión. El carácter público de la Carta viene dado por el propósito de propiciar que muchas otras personas puedan reflexionar acerca de su contenido, lo cual es propio de nuestro estilo comunicacional.

Señor Presidente, quiero contextualizar históricamente esta Carta precisando los siguientes hitos relacionados con la cuestión racial, acaecidos durante el período revolucionario:

 

1-El 25 de marzo de 1959, en una comparecencia por televisión en la Habana, centrada en el tema de la discriminación racial, el Dr. Fidel Castro – Líder Máximo de la triunfante Revolución – expreso “El problema de la discriminación racial es, desgraciadamente, uno de los problemas más complejos y más difíciles de los que la Revolución tiene que abordar”, y añadió “Quizás el más difícil de todos los problemas que tenemos delante, quizás la más difícil de todas las injusticias que han existido en nuestro medio ambiente, sea el problema que implica para nosotros el poner fin a esa injusticia que es la discriminación racial, aunque parezca increíble».

2- El 2 de septiembre de 1961, hablando en la Primera Conferencia Cumbre de los Países No Alineados, en Belgrado, el Dr. Osvaldo Dorticós Torrado, a la sazón Presidente de Cuba, expresó “Proyectamos en esta Conferencia abordar una de las cuestiones que afecta de manera primordial los intereses de una considerable parte de la población mundial. Me refiero al problema de la discriminación racial y especíalmente de la política de apartheid. La voz del Gobierno de  Cuba y del pueblo cubano puede alzarse en esta ocasión sin rubores, para instar a esta Conferencia a reiterar, con más energía que nunca, la condena y la repulsa de todas las formas de manifestaciones de discriminación racial, que constituyen para los países colonialistas e imperialistas un instrumento usado para la desunión y la explotación de los pueblos“, y añadía Dorticós  ”Como yo represento  a una nación, a un gobierno, a un pueblo  y a una Revolución  que han abolido para siempre los vestigios de discriminación racial, puedo, pues, postular en esta Conferencia la más enérgica condena de la política discriminatoria “. (4).

(Consideración Primera. Cuando se analiza lo expresado en una y otra declaraciones de la dirigencia revolucionaria con respecto a la existencia de discriminación racial en la sociedad cubana, resalta una interesante contradicción: si la eliminación de la discriminación racial era un problema de muy compleja y difícil solución, ¿cómo se logró resolverlo en apena dos años y medio?).

(Consideración Segunda. Resulta  interesante observar cómo sirvió, de allí en adelante, la proclamación del fin de la discriminación racial como un elemento legitimador del discurso cubano en la esfera internacional con respecto al racismo y la discriminación racial).

3- En noviembre de 1998 se realizó el VI Congreso de la Unión de Escritores y Artista de Cuba (UNEAC). Allí surgió, de manera inesperada, la cuestión racial. En una reunión extraordinaria que daba continuidad a ese evento, realizada meses después, “Fidel califico de idealismo y romanticismo haber considerado erradicado el mal de la discriminación racial y los prejuicios raciales en nuestro país». (5).

(Consideración Tercera. En opinión de la Cofradía de la Negritud, no resulta apropiado explicar  la situación actual de la problemática racial cubana si no se tienen en cuenta las razones y las consecuencias de aquella decisión política de decretar el fin de la discriminación racial en el temprano septiembre de 1961).

4-En la tercera edición del libro Cien Horas con Fidel. Conversaciones con Ignacio Ramonet, aparecida en noviembre del 2006, aparecen afirmaciones y comentarios del Líder de la Revolución referidas a la cuestión racial. (6). Fidel expreso a su entrevistador: :

  • “Aun en sociedades como la de Cuba, surgida de una revolución social radical donde el pueblo alcanzo la plena y total igualdad legal y un nivel de educación revolucionaria que echó por tierra gran parte del componente subjetivo de la discriminación, estaexiste todavía de otra forma. La califico como discriminación objetiva, un fenómeno asociado a la pobreza y a un monopolio histórico de los conocimientos».
  • “La Revolución, más allá de los derechos y garantías alcanzados para todos los ciudadanos de cualquier etnia y origen, no ha logrado el mismo éxito en la lucha por erradicar las diferencias en el status social y económico de la población negra del país».
  • “Pero estoy satisfecho de lo que estamos haciendo al descubrir causas que, si no se lucha resueltamente contra ellas, tienden incluso a prolongar la marginación en generaciones sucesivas».

(Consideración Cuarta. La Cofradía de la Negritud considera que cualquier análisis de esos pronunciamientos permite apreciar que para Fidel resultaba clara la existencia de discriminación racial estructural – él la denominaba “objetiva”- en la sociedad cubana).

5- El 20 de diciembre del 2011, Heriberto Ferandy Espino – entonces presidente de la Comisión de Lucha contra la Discriminación Racial «José Antonio Aponte», de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba – en una intervención ante la Comisión Permanente de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional del Poder Popular, expresó a los parlamentarios criterios como los que siguen:

  • “Pero lo cierto es que el problema (racial) se mantenía en silencio. Fue la crisis económica de finales de los 80 y principios de los 90, con fuertes atisbos de crisis social, la que hizo reaparecer este fenómeno, no solo como rezago del pasado sino como una peligrosa tendencia a su reproducción, tanto en la subjetividad individual como del entorno familiar, en la relaciones de poder, en algunas instituciones y en el subconsciente de toda la sociedad”.
  • “Por tanto, en medio de un debate como el que se desarrolla hoy en Cuba por mejorar el socialismo y la sociedad cubana en su conjunto, la consideración de la problemática del color de la población, de las históricas desventajas materiales y complejidades de una variable (el color de la piel), que siempre ha desempeñado el papel de ser una variable de diferenciación social, no puede dejar de tomarse en cuenta. Por cuanto existe una población sobre la cual aún persisten las mayores desigualdades estructurales, desequilibrios en el nivel de vida y la discriminación por el color de la piel”.
  • “De acuerdo a las realidades que hemos planteado a la venidera Primera Conferencia del Partido, se requiere de medidas y políticas específicas, que partan de las desigualdades y la discriminación aún existentes y se trabaje para eliminarlas, no solo en el orden objetivo del nivel material de vida sino también en el nivel de las subjetividades que nos vienen dadas por una cultura, que a pesar de ser mestiza y de un  altísimo grado de integración, todavía conserva rasgos racistas”.
  • “ Al tener en cuenta la importancia que tanto nacional como internacionalmente ha ido adquiriendo este asunto en las últimas décadas , proponemos la constitución  de un observatorio u oficina, a nivel de partido o gobierno , que sirva sobre todo para prevenir y dar seguimiento a las manifestaciones de discriminación, reciba quejas, promueva la investigación y el debate de los fenómenos del prejuicio y de la discriminación raciales, así como proponga políticas para enfrentarlos y chequear el seguimiento de las mismas”.

(Consideración Quinta: Para la Cofradía de la Negritud resulta muy interesante observar el cambio radical que se ha producido en las posiciones sostenidas por la Comisión “José Antonio Aponte” en relación con la problemática racial. Los criterios que expuso la Comisión cuando intervino ante los parlamentarios confrontaba en alguna medida con las concepciones de las autoridades partidistas al respecto. En la dirección de la Comisión entonces había intelectuales que eran expertos del tema racial, algunos de ellos eran también destacados activistas antirracistas. Aquel ejecutivo fue sustituido por otro presidido por funcionarios, que han colocado a la Comisión en correspondencia plena con las concepciones partidistas. Consideramos que el insuficiente crédito y la ineficacia de la Comisión no están contribuyendo al cumplimiento satisfactorio de su misión).

6- Los días 15 y 16 de agosto del 2018 – hace un año ya- Cuba presentó y defendió en Ginebra su Informe sobre discriminación racial y asuntos conexos ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial, como Estado parte de la correspondiente Convención Internacional, durante la 96 Sesión Ordinaria de este ente de carácter jurídico de las Naciones Unidas. Usted, Señor Presidente, en función de la responsabilidad asumida con respecto a la problemática racial, seguramente estuvo vinculado de alguna manera a las etapas de alistamiento, presentación y defensa del Informe. Pues bien, en un articulo redactado por el Dr. Esteban Morales (7), se califica al proceso de alistamiento de ese documento como «algo vergonzoso». El Dr. Morales es un buen conocedor de la temática racial, con libros y artículos que la tratan. La Cofradía de la Negritud está de acuerdo con esa apreciación del ex miembro del ejecutivo de la Comisión Aponte, además estima que fue lamentable la defensa del Informe realizado por la delegación cubana. Uno de los argumentos centrales defendidos  por la delegación fue la no existencia en Cuba de discriminación racial estructural e institucional. También se declaró nítidamente que las autoridades rechazan el empleo de los términos afrocubano y afrodescendiente. Y se sostuvo que somos una nación uniétnica y multiicultural. Presuntamente, estas declaraciones se hicieron teniendo en mente la defensa de la unidad y la identidad nacionales, como pudieran haber razonado aquellos dirigentes y funcionarios.

(Consideración Sexta: Resulta claro que la defensa a ultranza de la tesis de la inexistencia de discriminación racial estructural expresa la posición de la alta dirigencia cubana, pues el propio Presidente es responsable de la atención a esa temática; su propia responsabilidad particular entraña una probable contradicción: si no hay discriminación y desigualdades raciales estructurales, cuyo enfrentamiento adecuado precisa de la elaboración de políticas del Estado, ¿para qué el Presidente tiene que dar atención expresa a esta cuestión? Esta posición de las autoridades ha de resultar desconcertante para quien haya escuchado los criterios emitidos al respecto por Raúl Castro en años recientes, o leído los criterios de Fidel Castro vertidos en Cien Horas con Fidel. Las Observaciones Finales emitidas por el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial como resultado final del análisis y discusión del informe cubano, expresan claramente la real apreciación que hicieron esos expertos internacionales de los argumentos presentados y defendidos en Ginebra por los representantes cubanos).

Señor Presidente, luego de haberle compartido estas consideraciones de la Cofradía de la Negritud, y en concordancia con el estilo del activismo nuestro, entrego el siguiente reclamo a Usted, en su condición de responsable superior de la atención a la problemática racial cubana:

 

  1. Realice un encuentro con las diversas plataformas de la sociedad civil interesadas de alguna manera en la problemática racial. (No se reúna solamente con la Comisión Aponte. José Martí expresó que en cuestiones importantes de la Patria todas las voces deben ser escuchadas).
  2. Establezca las disposiciones requeridas para que las Observaciones Finales del CERD puedan tener un cumplimiento satisfactorio de cara a la próxima presentación cubana.
  3. Haga posible que los compatriotas que, por cualquier razón, requerimos conocer sus criterios sobre la problemática racial cubana, seamos atendidos.

 

Finalmente, respetado Presidente, le expreso de antemano la gratitud y el reconocimiento sinceros de la Cofradía de la Negritud por la atención y el tiempo que dedique a la consideración del contenido de esta Carta.

 

 

Norberto Mesa Carbonell

Primer cofrade de la Cofradía de la Negritud

 

Referencias.

  1. El Racismo sobre la mesa. Video. Programa Mesa Redonda. Emisión del 20 de marzo de 2016.
  2. Presentación del Informe de Cuba ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial. Video 1. 96 Sesión Ordinaria del  CERD, 15 de agosto del 2018.
  3. Quizás el más difícil de todos los problemas: La discriminación racial. La comparecencia en el canal 12 de la televisión cubana. 25 de marzo de 1959. El Pensamiento de Fidel Castro. Selección temática. Editora Política, La Habana, 1983.
  4. Discurso de Osvaldo Dorticós Torrado en la Primera Conferencia Cumbre de los Países No Alineados. Periódico Hoy, La Habana, 5 de septiembre de 1961. En Cuba: pequeño gigante contra el apartheid. Heriberto López Blanch. Casa Editora Abril, La Habana,2008.
  5. Intervención en la Comisión de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional del Poder Popular, de Heriberto Feraudy Espino, presidente de la Comisión José Antonio Aponte, 20 de diciembre de 2011. En África en la memoria. Heriberto Feraudy, Editorial de Ciencia Sociales, La Habana, 2012.
  6. Ignacio Ramonet. Cien Horas con Fidel. Oficina de Publicaciones del Consejo de Estado, La Habana 2006. Pág. 258 a 265.
  7. Esteban Morales. Articulo publicado en su blog.
  1. Presentación del Informe Nacional de Cuba ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial. Video 2. 96 Sesión Ordinaria del CERD, 16 de agosto del 2018.
  2. Observaciones Finales sobre los informes periódicos 19 y 21 combinados de Cuba. CERD / C / CUB / CO / 19-21.Ginebra, 30de agosto de 2018.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.