Cubanas, violencia de género y el nuevo coronavirus

La psiquiatra Ivon Ernand explica cómo la consejería que coordina para mujeres en situación de violencia trabaja en época de aislamiento social por la covid-19.

Especial atención requieren las/os niños/as y adolescentes.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

La Habana, 6 abr.- La Redacción IPS Cuba reproduce a continuación un texto elaborado por Ernand sobre la Consejería legal y psicológica para mujeres víctimas de violencia de género, del Centro Oscar Arnulfo Romero:

Ante la imposibilidad de continuar prestando atención presencial a las mujeres en situaciones de violencia, decidimos buscar alternativas de comunicación con ellas.

El grupo de Atención a Consejería está formado por tres especialistas (una psicóloga, una jurista y una psiquiatra), y en estos momentos se ofrece el acompañamiento psicológico y jurídico vía telefónica o por correo.

Ante la situación actual de emergencia, se procedió a la clasificación de las mujeres en tres grupos: las que se encuentran en estos momentos en situación crítica, las que continúan necesitando acompañamiento, no urgente y las que se encuentran en procesos de solución de sus situaciones, con posibilidades de aplazar acciones.

A las mujeres del primer grupo se les llama y orienta por teléfono con la frecuencia que requieran según su situación (diaria o varias veces en la semana) y a los otros dos grupos, según necesidades individuales. Nos mantenemos en constante relación con funcionarios de la Fiscalía General (FGR) y la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), con los que consensuamos las acciones necesarias en cada caso.

Se habilitaron dos direcciones electrónicas a las que las mujeres pueden acceder para solicitar la atención: consejeriaoar@gmail.com  e ivon.et@oar.co.cu

Resulta paradójico que no todas las personas se encuentran a salvo en el interior de sus hogares, en el caso de muchas mujeres, relacionado con la violencia de género. Según ONU Mujeres, en momentos de crisis o de tensión –como el que provoca un evento tan crítico como la pandemia actual, así como las medidas necesarias como el aislamiento o la cuarentena- tiende a existir un incremento en los casos de violencia dentro de los hogares. Por tal razón, un grupo de mujeres puede estar expuesta a una situación de riesgo en su propia vivienda.

La convivencia cotidiana obligada, las limitaciones del aislamiento, la afectación que provoca en cada persona la grave situación mundial con peligro para la vida, el mal manejo de la ira y la dificultad para el control de las emociones, puede incrementar las relaciones violentas en algunas personas.

Por tal motivo, decidimos publicar en el sitio web del centro orientaciones elementales y algunas estrategias para lidiar con la situación.

Identificar y prestar atención a cualquier manifestación de violencia que pueda presentarse: 

  • Si percibe que una relación afecta su capacidad de decidir sobre sus actos, expresiones o decisiones de la vida cotidiana.
  • Si experimenta malestares o síntomas asociados a la manera de relacionarse con su pareja o con cualquier persona.
  • Cuando una situación le limite sus derechos individuales y dañe su bienestar general.

Si usted se siente en riesgo, o algún miembro de la familia, solicite ayuda a familiares o vecinos que puedan ofrecerle protección hasta que lleguen las autoridades.

 

Como medida de autocuidado, es importante compartir con vecinos o personas cercanas una palabra o sonido que les alerte si se encuentra amenazada o en peligro.O crear una clave – puede ser un número o una palabra –que pueda enviar de manera rápida vía WhatsApp o por mensajería y compartirla con sus contactos o redes de apoyo.

Especial atención requieren las/os niños/as y adolescentes, ¿Qué pueden hacer estas madres por ellas mismas y sus hijos(as):

  • Ayude a sus hijos(as) a encontrar maneras positivas de expresar sus sentimientos, ante el aislamiento y las situaciones de violencia que viven, que pueden provocar temores y angustia: a través de actividades lúdicas como jugar, dibujar, tratando que expresen sus preocupaciones y dando alternativas de seguridad.
  • Organizar una rutina diaria que combine los estudios y la recreación.
  • Manténgales en contacto con sus redes de apoyo y fuentes de seguridad, estimulándolos a llamar a sus amigos, compañeros de clase u otros familiares, con los que se sientan seguros.
  • Si estas irritada, triste o ansiosa, trata de modular tus respuestas y malestares.Si no lo logras, busca ayuda.
  • No dejes pasar la oportunidad de mostrar afecto y apoyo.
  • Mostrarles tranquilidad y demostrarles que está tomando medidas para logar seguridad para ellos y para ud.

Facilitamos, ademas, los teléfonos o dirección electrónioca a los que se puede acceder para solicitar ayuda o información:

  • PNR: 106
  • Línea ayuda de la Fiscalía: 802 12345
  • Dirección Nacional de la FMC: 7838-3540, 7838-3541 y 7838-3542
  • Consejería del Centro Oscar Arnulfo Romero: consejeriaoar@gmail.com

Las consecuencias de situaciones de desastre como la actual, pueden dejar en las personas secuelas psicológicas que generalmente afectan la calidad de vida y el bienestar.

Por tal motivo, una vez concluida la etapa de pandemia, además de mantener el servicio de Atención a las mujeres en situaciones de violencia, proyectamos realizar Grupos de Atención al Estrés y de estrategias de Autocuidado, para las personas que así lo requieran. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.