Declaraciones de la alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea.

El texto fue pronunciado durante /Vicepresidenta durante la apertura de la 2a reunión del Consejo Conjunto Unión Europea – Cuba

La jefa de la diplomacia europea remarcó que la UE ha triplicado sus inversiones en Cuba en los últimos dos años y pasó de 50 millones de euros a 140 millones, por concepto de cooperación.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La Habana, 9 de septiembre de 2019.

Estoy encantada de estar una vez más en Cuba. Es un placer estar con los amigos cubanos, con los delegados de nuestros Estados miembros, entre ellos Juan Pablo de Laiglesia, Viceministro de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe de España, y con los embajadores de los Estados miembros.

El Acuerdo de Diálogo Político y de Cooperación entre la UE y Cuba es una muestra de la importancia que concedemos a nuestras relaciones. En los tiempos inciertos en que vivimos, valoramos mucho que nuestros socios, como Cuba, compartan nuestro compromiso con el multilateralismo y con un sistema internacional basado en normas.

Compartimos también con Cuba el reto de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Hemos avanzado mucho desarrollando iniciativas conjuntas, bilaterales y multilaterales, para la Agenda 2030. En los últimos años, nuestra cooperación se ha centrado en los objetivos que consideramos más pertinentes para ambas partes, a saber, los objetivos de acabar con el hambre y de avanzar hacia la igualdad de género. También hemos unido fuerzas para trabajar por un mundo con energía sostenible, con trabajo digno y con un crecimiento económico que ayude a la reducción de las desigualdades. 

Solo juntos, Cuba y Europa, podemos enfrentar el reto global del cambio climático. Si no hacemos algo ahora, sus efectos nos van a afectar aún más en el futuro. La COP25 [Conference of the Parties 25] en Chile este diciembre es una oportunidad para confirmar y mejorar nuestras ambiciones colectivas. La Unión Europea está haciendo su trabajo y ya ha establecido un marco jurídico para implementar el Acuerdo de París. Tenemos que coordinarnos para defender los logros alcanzados y seguir avanzando en la lucha contra el cambio climático, una cuestión de supervivencia para todos.

La Unión Europea es consciente de la vulnerabilidad de Cuba frente al cambio climático. Estamos dispuestos a ayudar a encontrar soluciones. La Unión Europea, Cuba y la Alianza de Pequeños Estados Insulares somos aliados a largo plazo en esta lucha.

Muchos retos globales necesitan también acciones a nivel local. Durante sus dos primeros años de aplicación, el Acuerdo de diálogo político y de cooperación nos ha permitido reforzar nuestras relaciones y ha generado numerosas oportunidades de cooperación, además de numerosos encuentros bilaterales. 

En el marco del acuerdo, ya hemos celebrado cinco diálogos políticos sobre temas de interés mutuo, como los derechos humanos, las medidas coercitivas unilaterales o el desarrollo sostenible. Estamos interesados en fortalecer el seguimiento de nuestros diálogos políticos y, al mismo tiempo, lanzar nuevos diálogos sectoriales sobre agricultura, energía, cambio climático y medio ambiente.

Las visitas e intercambios de alto nivel entre Cuba, la Unión Europea y sus Estados miembros el año pasado son testigo de nuestras relaciones dinámicas y renovadas.   

Desde que la cooperación para el desarrollo se reanudó en el año 2008, la Unión Europea ha comprometido más de 200 millones de euros para apoyar el desarrollo de Cuba en tres sectores prioritarios: agricultura sostenible y seguridad alimentaria, el medio ambiente y cambio climático, así como para acompañar la modernización del país. Es un buen ejemplo de que Europa está comprometida con el futuro de Cuba. 

Nuestra reunión de hoy también llega en un momento importante en nuestra asociación con América Latina y el Caribe en su conjunto. Hemos redefinido nuestra política con una Comunicación que se titula “Aunar fuerzas para un futuro común”. Cuba es un socio clave para nosotros, tanto en el contexto bilateral como en el regional, sobre todo porque puede servir de puente entre América Latina y los países del Caribe. 

Cuba se encuentra en una encrucijada. Después de haber completado su transición generacional y de dotarse de una nueva Constitución, Cuba ahora se enfrenta a importantes retos para llevar a cabo su modernización económica en un entorno muy difícil.

Abrir la economía cubana y superar lo que el Presidente Díaz-Canel ha denominado el “bloqueo interno” es de crucial importancia. Y no sólo para promover lazos comerciales más estrechos entre la UE y Cuba. Queremos ver cómo podemos aprovechar aún más el potencial de nuestra cooperación económica, incluido el comercio y la inversión.

Este año es también un año especial, ya que celebramos el quinto centenario de La Habana: cinco siglos de relaciones entre Europa y esta isla. Esperamos que este nuevo capítulo de nuestras relaciones pueda reforzar aún más la amistad entre los pueblos de Europa y Cuba. Por eso también estamos aquí. Para celebrar y para seguir reforzando aún más nuestro diálogo y nuestra cooperación. 

Muchas gracias.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.