Jornada feminista por 8 de marzo de 2020 en la ciudad de Santa Clara

La estudiante universitaria Lisbeth Moya leyó estas palabras como parte de una actividad organizada por jóvenes feministas por el Día Internacional de la Mujer.

Santa Clara, Cuba, 8 mar.- Jóvenes feministas realizaron una jornada cultural por el 8 de marzo en la Plaza Los Beatles, en esta ciudad del centro cubano, donde artistas leyeron poemas, interpretaron canciones y leyeron comunicados sobre el empoderamiento de las mujeres.

Reproducimos el texto enviado a la Redacción IPS Cuba

Cuántas de ustedes temen caminar solas por la calle en medio de la noche, aprietan el paso y los puños al doblar de cualquier callejón, pensando si gritar o correr al acecho de un violador imaginario. A cuántas les enseñaron desde muy pequeñas a atender al futuro esposo, planchar la ropa, limpiar y cocinar. Cuántas han sentido la presión de vestirse y comportarse respondiendo al canon femenino, incluso hasta de tener hijos. Cuántas hemos cargando con palabras como: puta, marimacha, mala madre, solterona, gorda, flaca, fea, negra, tortillera y muchas más.

Se trata entonces de entender que el problema no eres tú: mujer, negra, lesbiana, transexual, heterosexual, bisexual, madre, soltera o con pareja. El conflicto no está en nosotras, que tenemos la paz adentro, el problema es el patriarcado, el sistema capitalista que nos ha codificado en estereotipos de debilidad, callando nuestras voces y retardando nuestro despertar con artimañas políticas.

Una mujer empoderada no necesariamente es una mujer liberada. Ejemplos como Michelle Obama, Margaret Tatcher, Hillary Clinton o la Reina Isabel de Inglaterra, corroboran que muchas mujeres poderosas reproducen cánones heteropatriarcales, burgueses y de derecha, y que aún en esas posiciones de poder, no contribuyen a mejorar la vida del resto de las mujeres.

Un feminismo reformista nunca logrará emancipar a la mujer en su totalidad porque su plena liberación está en la desaparición del capitalismo que la ha relegado a las gradas de la historia, a pesar de los intentos de grandes como Luisa Michel, Jenny Marx, Rosa Luxemburgo, Clara Zetkin, Alexandra Kollantai, Simone de Beauvoir, Nora Cortiña, La Comandanta Ramona, Berta Cáceres, Marielle Franco, Alexia Salvador, Mercedes Sosa, Violeta Parra, Winnie Mandela, Ángela Davis, Tamara Bunke, las combatientes zapatistas, las mujeres brasileñas del movimiento sin tierra, las madres y abuelas de plaza de mayo, y también grandes cubanas como: Ana Betancourt, Haydee Santamaría, Celia Sánchez, Vilma Espín, Celia María Hart Santamaría y nuestra recién fallecida compañera santaclareña Lucía Labastida, así como todas las guerrilleras y militantes del mundo. Precisamente en homenaje a todas ellas y por el futuro de todas nosotras emancipadas o no, combatientes o no, explotadas o libres, por todas las víctimas de feminicidio, por el futuro de la humanidad, estamos hoy aquí. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.