Twitthab: más allá de una lógica bipolar

Cortesía de Elaine Díaz

Entrevista exclusiva a Sandra Álvarez y Rogelio M. Díaz, participantes en el primer encuentro de twitteros en Cuba.

¿Qué importancia le confiere a la realización de #TwittHab? ¿Cuánto aporta al desarrollo de iniciativas que nazcan en espacios de la web y lleguen a espacios físicos en Cuba, un país con bajos indicadores de acceso a Internet?

Sandra Álvarez: Su importancia para mí siempre estaría a nivel personal: permitió encontrarse con gente que uno sigue en Twitter y no conoce físicamente; y también con quienes ya conoces, pero hace rato que no ves. Este fue el pretexto de #TwittHab. De hecho, Bloggers Cuba nos reunimos aquí (en la esquina de 23 y 12) para vernos por razones diferentes al trabajo. Además, hace reflexionar sobre el espacio virtual y real, por ejemplo, hubo un momento que no supe si presentarme como Sandra Álvarez o Negracubana, mi identidad virtual en la red, que dice más que mi nombre a las personas que me siguen en Twitter.

Stonewall, su legado histórico

Wikimedia Commons

El 28 de junio de 1969 fue considerado un día histórico en la lucha por los derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros.

El bar Stonewall Inn., ubicado en la calle Christopher del Greenwich Village de la Ciudad de Nueva York,  fue el epicentro de una enconada protesta de jóvenes homosexuales y transgéneros contra la represión policial.

Tras la recuperación de los frutales

Archivos IPS Cuba

La producción de frutas en Cuba desde 2009 se apoya en el estímulo a la biodiversidad y la conservación del medio ambiente.

Pese a dificultades económicas, envejecimiento de las plantaciones, reducción de variedades autóctonas —hoy consideradas exóticas— y una plaga en los cítricos contra la que hasta ahora nada ha podido hacer el mundo, Cuba persiste en fomentar la producción de frutales, como parte de su estrategia a favor de la seguridad alimentaria.

La propiedad en la economía cubana

Archivos - IPS

La elevada concentración de la propiedad en manos del Estado propicia el desarrollo de la burocracia.

En los últimos 50 años, la economía cubana alcanzó un alto grado de concentración de la propiedad estatal, posiblemente el mayor alcanzado si se compara con los países socialistas europeos. A la vez, se estableció una identidad entre propiedad social y estatal, reduciendo a una mínima expresión otras formas de propiedad social y/o identificándolas como de menor grado de socialización, como las cooperativas, por lo general las existentes en el sector agropecuario.