Laboratorio artístico cubano quiere unir arquitectura con la flora

Resalta además la importancia de la agricultura urbana, sus beneficios y aportes para construir resiliencia.

Algunas obras en diferentes procesos de construcción.

Foto: Cortesía de Riera Studio

La Habana, 14 jul.- Al artista cubano Samuel Riera le gusta imaginar que, tras la pandemia, los espacios urbanos serán más sustentables y amigables con la naturaleza, y que será el arte el vehículo para conectar el paisaje arquitectónico con la flora y hasta la producción de alimentos.

El periodo de aislamiento físico por la covid-19 le ha sido útil para alumbrar ese posible futuro: Laboratorio Arte en Confinamiento es un proyecto artístico que genera estrategias alternativas ante problemas sociales actuales.

“La iniciativa conecta campos como la comunicación, la alimentación, el llamado desarrollo cultural y hasta la agricultura, mientras permite establecer diferentes enfoques positivos desde la realidad urbana, ante la situación de aislamiento social”, explicó Riera, su gestor, a la Redacción IPS Cuba.

Después del 11 de marzo, cuando se confirmaron los primeros casos del nuevo coronavirus en este país caribeño, la galería-taller del artista readecuó sus actividades y procesos creativos, a tono con las circunstancias.

Pruebas de color y dibujos realizados con pigmentos naturales extraídos de flores silvestres.

Foto: Cortesía de Riera Studio

El privado Riera Studio, en el municipio habanero del Cerro, acoge el Art Brut Project Cuba, quizás el único espacio del país que impulsa la creación artística a partir de los presupuestos del Art Brut, también conocido como Arte marginal o de la periferia (outside art).

“Siempre he soñado con disponer de un espacio amplio para la siembra y obtener mis alimentos. Para mí, la acción de cultivar y cosechar está muy relacionada con la actividad creativa y el arte. Adoro los cultivos orgánicos y creo en el beneficio de estos”, subrayó.

Las obras proponen una reflexión sobre la simbiosis que puede existir entre arquitectura y naturaleza si se les hace converger desde un inicio.

Derbis Campos, bioquímico de profesión y fotógrafo, además de codirector de Art Brut Project, y yo “comenzamos a utilizar semillas a nuestro alcance para crear esculturas, dibujos, fotografía; que algunas formasen parte de un ciclo evolutivo, donde la obra nace, crece, para luego ser parte de nuestro propio sustento”, continuó.

Desde la semilla

Campos comenzó a estimular brotes de semillas de lentejas en grandes vasijas de cristal, en las cuales nacieron madejas de plantas.

“Estos conjuntos eran fuertes, como pilares orgánicos que se armaban naturalmente. Me llevó a reflexionar sobre la simbiosis que puede existir entre arquitectura y naturaleza si se les hace converger desde un inicio. Comencé a crear estructuras que implicaran elementos vivos, tomando como referencia aspectos de la arquitectura fractal”, argumentó Riera.

Para producirlas, el artista investigó sobre las características de las flores, frutos y semillas de los árboles de la comunidad.

En ese momento, ya estaba al tanto del trabajo de Eva Sajovic, una artista y amiga residente en Londres, quien avanzaba en un proyecto a partir de pigmentos naturales y con quien intercambió experiencias.

“Aumentaron las potencialidades que podíamos explotar. Extrajimos más de 30 pigmentos naturales y extractos, a partir de flores de árboles y arbustos de la comunidad. Con ellos comencé a pintar una serie de dibujos que abrió otra línea de trabajo, más allá de los objetos esculturados híbridos con lo orgánico”, destacó.

Riera advirtió que dichos colores son resultado de una cooperación pacífica, porque las flores no se arrancan, si no que se recolectan cuando caen de las plantas.

En estos momentos, Campos trabaja en una serie de fotografías, a partir de una emulsión fotosensible floral de las plantas, una investigación que requiere de mucho tiempo y paciencia, abundó.

Conciencia ambiental

Incentivar la protección del cuidado del medio ambiente no es un tema ajeno a Riera Studio.

Hace un año, se integró al proyecto internacional Picturing Climate, de conjunto con artistas, activistas e investigadores de Reino Unido, Bosnia-Herzegovina y Jordania.

Diferentes sistemas de germinación de brotes y obras en proceso de crecimiento.

Foto: Cortesía de Riera Studio

La iniciativa estuvo dirigida a aumentar la conciencia sobre el impacto del cambio climático, a partir de estrategias y metodologías del arte y las ciencias humanísticas.

“En nuestro caso, como parte del proyecto, efectuamos acciones con niñas y niños de la escuela primaria de la comunidad, relacionadas con la importancia de la agricultura urbana. También acondicionamos una huerta en la propia escuela”, recordó el artista.

De acuerdo con Riera, Laboratorio Arte en Confinamiento puede ser leído como una estrategia para estimular el desarrollo de la agricultura urbana, sus beneficios y aportes para construir resiliencia en pos del desarrollo agrario del país.

Asegura que cuando el país transite a la etapa de pospandemia y se retomen las actividades sociales, planea exhibir los resultados del proyecto mediante algún tipo de exposición.

“Cuando las condiciones lo permitan, nos trazaremos estrategias que permitan expandir o incentivar la utilización de formas naturales como elemento de desarrollo creativo”, concluyó. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.