Muestra de cine joven cubano otra vez bajo polémica

Cambia su slogan por Descentralizando y convoca a una asamblea para abordar el tema pendiente de “la libertad de creación”.

El documental Sueños al pairo se centra en la vida y obra del destacado compositor y guitarrista cubano Mike Porcel, residente en Estados Unidos.

Foto: Tomada del Facebook de Mike Porcel

La Habana, 29 feb.- Polémicas, tensiones y actos de censura gravitan otra vez sobre la Muestra Joven que debió ser pospuesta por desencuentros entre las autoridades del estatal Instituto Cubano de Arte de Industria Cinematográficos (Icaic) y la Junta Directiva del certamen.

Incluso la última declaración del comité organizador realizada la víspera, invita “a la realización de una Asamblea amplia con participación del gremio e instituciones de la cultura que se sientan responsables del futuro del cine cubano, (…) en un clima respetuoso que permita la libertad de criterios, y de la que pueda emerger un proyecto verdaderamente viable”.

 

Obras censuradas en el pasado

La organización del encuentro ha estado signada por numerosas tensiones, muchas de ellas relacionadas con censuras a obras en concurso.

En 2004, el documental Fuera de Liga, de Ian Padrón, fue a última hora separado del concurso, si bien fue incluido cinco años después en la 8va Muestra, donde obtuvo el Premio Especial del Jurado.

De igual forma fueran desaprobadas Revolution (Mayckel Pedrero, 2009) y Despertar (Ricardo Figueredo y Anthony Bubaire, 2011). Esto último causó que en 2012 el director y Premio Nacional de Cine, Fernando Pérez, renunciara a la dirección de la Muestra por discrepancias con la dirección del Icaic.

Durante la edición 17, fue cancelada de la sección Apertura Fílmica un primer corte de Quiero hacer una película, un largo de ficción del novel cineasta Yimit Ramírez, porque supuestamente irrespetaba al Héroe Nacional José Martí (1853-1895).

En junio de 2019 entró en vigor el decreto ley 373 del Creador Audiovisual y Cinematográfico Independiente.

 

La Muestra Joven Icaic atraviesa una crisis en su complicada relación con el instituto, luego de que numerosos realizadores retiraron sus obras de la selección oficial de la 19 edición, prevista inicialmente del 7 al 12 de abril en La Habana, en solidaridad por la exclusión del documental Sueños al pairo.

De los realizadores José Luis Aparicio Ferrera y Fernando Fraguela Fosado, el audiovisual se centra en la vida y obra del destacado compositor y guitarrista cubano Mike Porcel (La Habana, 1950), cofundador y director musical del grupo Síntesis y miembro del movimiento de la Nueva Trova.

Porcel fue expulsado de dicho movimiento tras un infructuoso intento de salir del país en 1980, durante el éxodo por el puerto del Mariel, a unos 45 kilómetros al oeste de La Habana. Finalmente pudo emigrar a España en 1989 y en la actualidad reside en Estados Unidos.

Habla el Icaic

El 28 de febrero, la dirección del Icaic publicó una nota en la cual expresó que “no autoriza la inclusión de material de su propiedad en la producción y terminación” de Sueños al pairo.

Tal denegación, indicó, “no se refiere a la exhibición de este en la Muestra de cine joven o en cualquier otro evento o certamen cinematográfico, sino a la producción y terminación del documental en sí”.

Agregó que ello determina que “el documental no cuenta con las autorizaciones y licencias del titular de las imágenes de archivo, para presentarse en foros de exhibición nacionales o internacionales”.

“Nos ceñimos exclusivamente, de acuerdo con nuestro legítimo derecho como titular de las imágenes incluidas en el documental, a no autorizar el uso de estas en un montaje en el que adquieren un sentido contextual que no compartimos”, subrayó el texto.

Reiterar que el Icaic creó la Muestra Joven con el propósito de estimular la producción de los artistas jóvenes “y no se apartará del compromiso de promover el trabajo de las nuevas generaciones de cineastas, con esta u otras iniciativas centradas en ese objetivo”.

Habla la Muestra  

El 26 de febrero, al publicar la selección oficial de la 19 Muestra Joven, la Junta Directiva del certamen anunció a través de su página de Facebook que la selección en concurso incluía Sueños al pairo pero, “el filme ha sido censurado por la Presidencia del Icaic debido a diferencias políticas e ideológicas”.

Precisó que “dicha obra había participado en la décima edición de Haciendo Cine y contó con el apoyo del Instituto para acceder a las imágenes de su Archivo Fílmico. El derecho al uso de estas imágenes ahora les ha sido denegado a los autores”.

De acuerdo con las y los organizadores, “después de 13 días de diálogo, se mantuvo inalterable la censura del documental. En consecuencia, se retiran del evento las obras “Umbra”, de Daniela Muñoz Barroso, «El amor de las cucarachas», de Regis Guedes, y «Los puros», de Carla Valdés León”.

Horas después, una escueta nota de la dirección del Icaic comunicó la posposición de la Muestra para una fecha que “anunciará oportunamente”.

La decisión aseguró que buscaba “crear mejores condiciones para su realización y analizar diversos temas de trabajo en un ambiente apropiado y con el tiempo necesario”.

A raíz de estos hechos, numerosos cibernautas, donde se incluyen cineastas y críticos, mostraron a través de las redes sociales respaldo a los nuevos realizadores y algunos exhortaron a crear un certamen independiente de la institución estatal.

Antecedentes

Desde su nacimiento en 2001, la Muestra Joven estimula el conocimiento y la reflexión alrededor de la obra audiovisual de los jóvenes, aunque también la posibilidad de abordar realidades no tratadas por los medios masivos de comunicación cubanos y la industria cinematográfica estatal.

Además de la exhibición en concurso de obras y proyectos de nuevos realizadores cubanos, incluye muestras informativas de cine internacional, encuentros teóricos, debates y seminarios, así como talleres con importantes realizadores, exposiciones y seminarios.

Sobresale por ser el único festival de la nación caribeña que una vez al año junta a realizadores emergentes e independientes para brindarles oportunidades y visibilizar nuevas firmas en el audiovisual cubano.

Sin embargo, la falta de una ley de cine mantiene irresueltas algunas cuestiones relacionadas entre la pujante producción cinematográfica de los nuevos realizadores y las tradicionales políticas y modos de producción del organismo estatal, opinan especialistas. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.