Otros lazos entre Cuba y EE.UU se revelan en una exposición

La muestra, abierta al público hasta febrero, analiza una interrelación poco o nada estudiada desde la perspectiva socio-económica.

El restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos, ahora en crisis, es también un fenómeno cultural de fuertes ramificaciones éticas y estéticas.

Foto: Tomado del Facebook del Estudio Figueroa-Vives

La Habana, 9 feb.- Profundas e insospechadas relaciones conectan a la ciudad estadounidense de Hialeah con La Habana, trascienden lo político y se proyectan al ámbito socio-económico, cultural y estético, dotando de nuevos sentidos los nexos entre ambos lados del estrecho de la Florida.

Sobre ello reflexiona la exposición La Habana NORTH/SOUTH Hialeah que integra al privado Estudio Figueroa-Vives y la Real Embajada de Noruega, con ambas sedes ubicadas en el barrio habanero de Vedado.

Inaugurada el 14 de diciembre de 2018, la muestra permanecerá abierta al público hasta finales de febrero.

La idea

Ernesto Javier Gómez, manager del estudio, explicó a la Redacción IPS Cuba que la muestra se enfoca en esas otras conexiones entre ambas urbes, surgidas desde que los primeros emigrantes cubanos llegaron allá en la década de 1960, tras los sucesos relacionados con la Revolución cubana de 1959.

Pero esta interrelación y conexiones han sido poco o nada estudiadas desde la perspectiva socio-económica, y “queremos explorarlas desde el arte, alejados de la política”, señaló.

Gómez significó que “el grueso de la exposición está conformada por obras de investigadores y no por artistas en sí. Quizás la calidad estética de la muestra no se asemeja a otras que hemos tenido en el estudio; pero su importancia radica en las ideas que maneja y el valor conceptual de las obras”.

Hialeah es la ciudad de Estados Unidos con mayor concentración de sectores populares cubanos de origen obrero y campesino (…) y la que con fuerte arraigo a su cultura de origen reproduce exponencialmente el modo de vida cubano heredado o recreado en sus nuevas circunstancias, subraya el catálogo.

Resalta que el flujo de información, de objetos suntuosos o de primera necesidad, de modos de vida, aspiraciones, ideales y retos personales, corren hoy en día en ambos sentidos, entre el norte y sur de estas comunidades.

“Pero ahora con una dinámica que antes no existía, posible por las nuevas vías de comunicación, ciertas flexibilidades migratorias en ambas direcciones, el atisbo de algunas aperturas para el negocio individual o familiar en la isla, la recuperación de derechos legales para los emigrantes cubanos, entre otras posibilidades”, agrega.

Las obras y sus creadores

Entre las obras sobresale La paradoja de la libertad. Espacios de ciudadanía inmigrante, de la antropóloga e historiadora del arte española radicada en Miami, Ariana Hernández-Reguant, una investigación “instalada” que integra mapas, videoarte, textos, objetos recolectados en el terreno y banda sonora.

La autora preguntó de manera aleatoria a muchos cubanos residentes en Hialeah qué era la libertad para ellos.

“Para su sorpresa, la mayoría la consideró como el permiso a portar armas (…) algo que puede chocar si se tiene en cuenta que muchos de ellos ni siquiera nacieron allá, sino que vienen de la isla”, indicó Gómez.

Destaca asimismo Hialeah still life, de Tony Labat, decano del departamento de artes performáticas del Instituto de Artes de San Francisco, quien habla desde la experiencia personal sobre la nueva “ruta de la seda” entre el estado de Florida, China y Cuba.

Labat recorrió las calles de Hialeah y encontró vendedores cubanos ambulantes que ilegalmente vendían productos de la isla.

Hizo una foto de lo comprado y la envió al gigante asiático donde reprodujeron al óleo la instantánea, probablemente cerca de alguna factoría donde también se elaboran las toneladas de ropas y accesorios que vuelan de China a Florida y, de ahí, a La Habana.

Sobresale también Con olor a Yuma, del artista Javier Castro, quien desde la inauguración de zonas wifi en Cuba, y a lo largo de cuatro años, grabó en esos lugares conversaciones de personas con sus familiares en Estados Unidos, fundamentalmente en la sureña urbe floridana.

El video resultante de esta exploración, valoró Gómez, “sugiere distintos análisis sobre las relaciones interfamiliares y la exposición de la privacidad e intimidad en lugares públicos, pues muchos usuarios permitieron que Javier se acercara y conociera el contenido de lo que estaban hablando, como ocurre a diario en dichos espacios”.

Las obras agrupadas en La Habana NORTH/SOUTH Hialeah revelan conexiones insospechadas entre Cuba y Estados Unidos que no pueden ser soslayadas. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.