Pasión por Voltus V perdura en Cuba

Diversas iniciativas realizan fans del animado japonés para celebrar su estreno en la nación caribeña hace cuatro décadas.

Grupo cubano seguidor de Voltus V junto a la obra Proyecto Honor, del artista visual Wilber Aguilera, emplazada en el lobby de la Vitrina de Valonia.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 7 sep.- A 40 años del estreno en Cuba del filme Voltus V, diversas iniciativas de celebración evidencian cómo se amplía y fortalece un movimiento de personas seguidoras del animado japonés, sobre todo mediante las redes sociales digitales.

Más de 8.000 fans del anime, artistas profesionales y amateurs (del dibujo, la pintura, la animación, la música, la creación de contenidos digitales, actrices y actores de doblaje), de alrededor de 56 naciones, reúne el grupo de Facebook Voltus V, Voltes V en Español, que gestiona el cubano Adrián Velázquez desde 2017.

El informático y editor, residente en Holguín, a unos 670 kilómetros de La Habana, destacó en un reciente post el agradecimiento a integrantes del grupo por participar en “un espacio sano, donde compartir nuestras experiencias, FanArt y opiniones sobre este gran anime de todos los tiempos”.

Noticias, curiosidades sobre el filme y su serie para la televisión, fotos, videos, ideas, diseños originales como la escultura de cartón de Voltus V con cuatro metros de altura hecha en Cuba, así como fotomontajes inspirados en escenas del animado japonés con personajes clásicos del cómic cubano, entre otros contenidos, resultan habituales en el grupo.

Historia y mensaje apreciados

En opinión de Velázquez, no se trata de “un simple animado de robots. Incluye temas tan diversos como el valor de la familia, la importancia del trabajo en equipo y la lucha por las causas justas. La historia del súper robot de la espada láser, defensor de la Tierra ante la amenaza del Imperio Barzán, prendió muy fuerte en la imaginación de niños, adolescentes y jóvenes, al punto de convertirse en objeto de culto”.

Recuerda el joven que cubanas y cubanos admiradores de Voltus V en los años 80 y 90 del siglo pasado “buscaban, atesoraban, incluso negociaban e intercambiaban fotogramas descartados de la cinta con la imagen del robot. Muchos las vieron decenas de veces en todos los cines del país”.

Cartel compartido en el grupo de Facebook Voltus V, Voltes V en Español.

A su juicio, “ha sido una de las películas más recordadas por varias generaciones y el apasionamiento era tal que la dibujaban, calcaban, le mejoraban las armas. Se hacían pequeñas historietas sobre el animado. Se discutían versiones alternativas de la historia”.

Asimismo, marcó a cineastas cubanos como Inti Herrera y Miguel Coyula, también, al realizador del dibujo animado EME-5, Ernesto Piña, quien utiliza parte de la banda sonora y aspectos relacionados con Voltus V.

Vamos a… ¡Unirnos!

A través del grupo de Facebook referido y unos pocos medios de prensa oficiales se conoció la convocatoria al evento “Vamos a… ¡Unirnos!”, desarrollado en la Vitrina de Valonia, de la Oficina del Historiador de La Habana, el pasado 27 de agosto, por iniciativa de fans, en especial del bibliotecario Abel Molina, creador del proyecto expositivo: ¿Infancia?, ¡Presente!.

Durante el evento tuvo lugar un conversatorio con integrantes del equipo de realización del doblaje del filme y una exposición de diseños e ilustraciones inspiradas en la película y sus personajes.

En el encuentro, el cineasta Manuel Herrera, encargado de dirigir el doblaje al español del animado, explicó que hace 40 años el manga japonés no se conocía en Cuba hasta la aparición de Voltus V.

“Creo mucho en las circunstancias en el arte. Era el momento para que los muchachos recibieran el tipo de dramaturgia que esa generación estaba pidiendo a gritos”.

Recordó que, a partir del 26 de agosto de 1982, cuando se estrenó la película nipona en el cine Yara, de La Habana, “todas las proyecciones eran muy participativas”.

Comentó que, “al principio, había silencio en la sala hasta que llegaban las canciones y la frase ¡Vamos a unirnos!, coreada por todos. Incluso en la calle, seguían cantando la música de la película”.

Durante el encuentro en la Vitrina de Valonia, Herrera se mostró muy emocionado ante la gran concurrencia de público, pese a la poca difusión del evento por los medios de comunicación oficiales de la isla.

“No pensé jamás que, 40 años después, estaría sentado hablando de Voltus V, a pesar de que mi hijo (Inti) era un fanático de la película desde chiquitico y lo sigue siendo”, expresó.

Por último, resaltó el gran valor del homenaje, “aunque ni la Cinemateca de Cuba ni las publicaciones del Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos se han acordado de que son 40 años de una película tan impactante para el público cubano”, señaló. (2022)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.