Proyecto autónomo revaloriza y promueve el Art Brut en Cuba

Tal esfuerzo lo lidera desde 2012 el estudio galería Riera Studio, con repercusiones en el ámbito comunitario y la salud de los artistas.

Riera Studio es hoy el único espacio de las artes visuales en Cuba que promociona obras y artistas del Art Brut.

Foto: Cortesía del entrevistado

La Habana, 5 mar.- Al promocionar obras bajo el concepto del Art Brut, el proyecto autónomo Riera Studio busca estimular en Cuba la creación y estudio de una manifestación sobre la cual pesan aún reticencias y cuyos artistas suelen ser ignorados debido a su falta de formación académica.

Samuel Riera, graduado de la Academia de Bellas Artes San Alejandro en la especialidad de Grabado, conversó con la redacción IPS Cuba sobre la génesis y evolución de Art Brut Project Cuba, iniciativa que lidera desde 2012, en la barriada habanera del Cerro.

Antes, Riera estuvo vinculado en Venezuela con un grupo de inserción social y ayuda a personas con problemas sociales y altos índices de drogadicción, para quienes el arte se convertía en una herramienta de comunicación. También siguió con interés las acciones del Espacio Aglutinador, de la artista visual cubana Sandra Ceballos.

Los procesos artísticos asociados a este fenómeno suceden en circunstancias o ambientes sociales marginales, por lo cual se dificulta la preservación de las obras.

Foto: Cortesía del entrevistado

Fruto de tales influencias, enfocó su atención en el Art Brut (Arte Bruto), término acuñado en 1945 por el artista francés Jean Dubuffet (1901-1985), quien lo definió como un tipo de arte que se establece al margen de la sociedad y de la cultura oficial.

Redefinido más tarde como Arte marginal o de la periferia, sus seguidores desarrollan su labor creativa sin contacto con instituciones artísticas establecidas, respondiendo a una fuerte motivación intrínseca y haciendo uso de materiales y técnicas no convencionales.

El Art Brut tiende a reflejar estados mentales extremos, idiosincrasias particulares o mundos de fantasía, desarrollados por individuos con capacidades psicológicas especiales y/o apartados de la sociedad, elementos de los cuales provienen los principales cuestionamientos sobre su autenticidad y validez.

“A partir del criterio de Dubuffet tratamos de acercar el concepto a Cuba. Había mucha desinformación. El único antecedente era Samuel Feijóo (1914-1992), impulsor del grupo Signos, interesado en el trabajo social y el arte popular”, señaló Riera.

Y amplió: “Tras una primera investigación identificamos en La Habana a casi 60 personas que desarrollaban procesos artísticos de manera apartada y que en muchos casos presentaban algún tipo de enfermedad o discapacidad mental”.

Una investigación del artista Samuel Riera identificó numerosos artistas de Art Brut a lo largo y ancho de Cuba.

Foto: Cortesía del entrevistado

Redacción IPS Cuba (IPS Cuba): ¿Cuáles son los objetivos de Art Brut Project Cuba?

Samuel Riera (SR): Es un espacio para aglutinar, proteger, albergar y almacenar el Art Brut en nuestro país. Además, adquirimos literatura especializada con la idea de montar un área de investigación, porque en la universidad no se estudia este fenómeno artístico.

 

IPS Cuba: ¿Este es el único espacio en la isla que promueve y visibiliza este tipo de arte?

SR: Sí. Ojalá surjan otros, porque son necesarios. Pretendíamos crear una fundación más consolidada y un museo. Tuvimos incluso el presupuesto, pero por circunstancias relacionadas con el funcionamiento de las instituciones, no se permitió adquirir un edificio para albergar un museo de Art Brut, al menos no antes de uno sobre Arte Contemporáneo.

 

IPS Cuba: ¿Cuántas exposiciones han realizado desde 2012?

SR: Entre nacionales e internacionales sobrepasan las 40. Algunas de las obras aquí expuestas se han exhibido en el Museo de Arte Outsider (Ámsterdam), o se encuentran en colecciones privadas importantes, al igual que en el Château de Beaulieu en Lausana, Suiza, donde se localiza la más importante muestra de Art Brut del planeta.

 

IPS Cuba: ¿Cuántos artistas acoge el estudio en estos momentos?

SR: Unos 35 artistas activos, aunque hay más, pero su proyección cambia según su estado emocional. Algunas personas han visto lo que hacemos; otras se alejan, como si fuera contagioso, pero eso nos dice que todavía tenemos que seguir trabajando como sociedad para aceptar las diferencias.

 

IPS Cuba: ¿Por qué, en su opinión, se desestima aún el Art Brut en Cuba?

SR: Al parecer, por rezagos del realismo socialista. En teoría, en este tipo de sociedad no debería existir este modelo de arte, porque supuestamente no hay artistas marginados ni marginales, ni artistas locos en las calles. Pero nuestra realidad es otra y creo que los principios del Art Brut son más amplios.

La ausencia de información y estudios sobre el tema ha implicado que los especialistas y teóricos más importantes en la universidad cubana carezcan de herramientas para poder discutir trabajos de diploma al respecto. Sabemos de estudiantes que han querido hacer tesis relacionadas con el Art Brut y no se les acepta. Decidimos albergar una colección de textos, imágenes y archivos fotográficos por si algún estudiante o investigador se interesa en un futuro en reconstruir esta historia.

Gran parte del Art Brut refleja estados mentales extremos, idiosincrasias particulares o mundos de fantasía.

Foto: Cortesía del entrevistado

IPS Cuba: ¿Es el Art Brut algo ajeno a Cuba?

SR: El Art Brut siempre ha existido aquí, pero al no redefinirlo ha estado entremezclado con diferentes tendencias artísticas como el arte naif, el arte popular y el arte alternativo y otros fenómenos periféricos. Al no ser reconocido se va perdiendo; al no ser estudiado ni albergado se destruye y desaparece; porque muchos de estos procesos artísticos suceden en circunstancias o ambientes sociales marginales.

 

IPS Cuba: ¿Cuál es la proyección social del proyecto?

SR: Trabajamos con las familias, porque de ellas depende el bienestar y la estabilidad emocional del artista, así como la valoración de su trabajo. Tratamos de hacerles ver que la persona que tienen bajo su custodia, y al cual considera un discapacitado, es alguien que construye un proceso de arte auténtico.

Puede haber expresiones de arte en un papel u otros soportes, sin relación con los estándares visuales tradicionales, y alguien decir que es basura y botarlo.

Muchos de los artistas que trabajan en el proyecto han cambiado sus comportamientos y proyección social. También aprovechamos el momento cuando trabajan en el estudio, e invitamos a personas y estudiantes para que observen el proceso. Es una forma de evitar el bullying, que los menores y la comunidad se sensibilicen y cambien la conducta.

 

IPS Cuba: ¿Tienen canales de comunicación y contacto con los interesados en su trabajo?

SR: Tenemos una página web y un blog, que nació con la idea de que las personas con problemas de conectividad pudieran acceder desde la plataforma cubana. Estamos en las redes sociales como Facebook e Instagram. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.