Fidel Castro, un hombre de dos siglos