Cuba suspende temporalmente depósitos de efectivo estadounidense

La medida entra el vigor el 21 de junio y responde a la acumulación de importantes sumas de dólares estadounidenses en efectivo recaudados en la nación caribeña.

“La duración de esta medida dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense”, indica el comunicado.

Foto: Jorge Luis Baños /IPS

La Habana, 11 jun.- Los bancos cubanos podrían –o no-, experimentar hasta el 20 de junio un alza de depósitos de dólares estadounidenses en efectivo, tras la decisión anunciada este jueves de no aceptar esa moneda después de esa fecha, debido a la imposibilidad de colocarlos en el exterior.

La medida,  en vigor desde el 21 de junio, responde a la acumulación de importantes sumas de dólares estadounidenses en efectivo recaudados en la nación caribeña, cuyo sistema bancario y financiero no puede operar con esa divisa en bancos internacionales debido al embargo, se informó durante el programa televisivo Mesa redonda.

“Para Cuba resulta cada vez más difícil encontrar instituciones bancarias o financieras internacionales dispuestas a recibir, convertir, tramitar o procesar el efectivo en moneda estadounidense como resultado de los efectos extraterritoriales del bloqueo y de las medidas adicionales adoptadas por Estados Unidos en los últimos cuatro años”, indica un comunicado del Banco Central de Cuba (BCC).

De acuerdo con el documento, la combinación de una cantidad desproporcionada de efectivo con la imposibilidad de darle uso en el exterior porque no hay instituciones que reciban, procesen, cambien este efectivo, deja a Cuba con una cantidad que pierde su valor de uso dentro de la economía cubana.

“La duración de esta medida dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense”, indica el comunicado.

¿Qué implica la medida?

La resolución 176 del BCC,  publicada el 10 de junio en Gaceta Oficial  extraordinaria, indica que las medidas dirigidas a entorpecer de manera continuada los flujos financieros externos de la República de Cuba, “causa graves daños y genera altos riesgos para el ejercicio de la actividad financiera internacional de la nación”.

El documento establece que a partir del 21 de junio:

-los bancos e instituciones no bancarias cubanas no aceptarán dólares estadounidenses, en efectivo, de personas naturales y jurídicas, como depósitos y compraventa de monedas.

-mantener las actuales cuentas bancarias de las personas naturales y jurídicas en dólares estadounidenses en los bancos cubanos, desde las cuales se pueden realizar extracciones en efectivo en esa moneda, recibir fondos a través de transferencias bancarias, así como depósitos en efectivo en moneda extranjera, excepto dólares estadounidenses.

-las personas naturales pueden mantener en su poder sin restricciones, dólares estadounidenses o cualquier moneda extranjera.

Razón de ser

Marta Sabina Wilson y Yamilé Berra, ministra presidenta y vicepresidenta del BCC, y Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, abordaron las razones que llevaron a Cuba a adoptar esta decisión.

-la inclusión de Fincimex, la compañía American International Services (AIS) y el

Banco Financiero Internacional en listas restringidas de los departamentos de Estado y del Tesoro de Estados Unidos, hace que instituciones internacionales, por el temor a las multas, rehúsen intercambiar, operar, tener negocios con estas entidades cubanas.

-al cortarse las vías oficiales, institucionales y regulares para el envío de remesas, se incrementa la llegada de remesas en efectivo.

-el Departamento del Tesoro adopta regulaciones para impedir a personas sujetas a la jurisdicción de EE.UU. procesar remesas desde y hacia Cuba que involucren a empresas incluidas en la lista de entidades cubanas restringidas.

-debido a la inclusión de Cuba en la lista de Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, instituciones financieras y comerciales, incluidas las dedicadas a recibir, tramitar u operar divisas en efectivo, cesan vínculos con entidades cubanas.

Aunque se alega que las medidas no están dirigidas contra la población cubana,

los panelistas hicieron énfasis en las implicaciones que estas tienen en las personas, a quienes se les dificulta o priva de recibir legítimas remesas.

De acuerdo con Fernández de Cossío, un documento oficial del Departamento de Estado describía el fin de la persecución comercial, económica y financiera, esta última arreciada en los últimos años: deprimir los ingresos, generar hambre, miseria, y tratar de crear una situación de inestabilidad en la población cubana.

Primeras reacciones

Tras el anuncio, algunas personas opinaron que la medida podría conducir a una discreta baja en la cotización del dólar estadounidense en el mercado informal, donde hoy se cotiza entre 60-75 pesos cubanos, mientras la tasa oficial es de 24 por uno.

En su perfil de Facebook, el economista Pedro Monreal indicó que la decisión pudiera tener tres impactos directos: modificación de precios relativos, mayor pérdida de confianza en el peso cubano y ampliación del mercado informal.

A su juicio, “la medida `destrona un rey´ (usd) para instaurar otro (muy probablemente el euro) y si el Estado no se ocupa del cambio entre esas moneas y del cambio entre estas y el cup (moneda cubana) el mercado informal se encargaría de hacerlo. Los usd actuales no van a evaporarse”.

Por su parte, Alina López recordó que recientemente se anunció que en los aeropuertos no se podía canjear pesos por dólares a los turistas que se marchaban del territorio nacional porque los bancos no tenían efectivo, por lo que calificó ambas noticias de “incoherentes”.  (2021)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.