Expertos sugieren prácticas agrícolas respetuosas

Entre los cuatro principales problemas medioambientales de Cuba se encuentra la degradación de los suelos.

Jorge Luis Baños - IPS

Tan importante como el uso eficiente del agua es el cuidado y protección del suelo

La Habana, 19 oct .- Cómo utilizar eficientemente el agua en la agricultura, qué equipos usar para ocasionar el menor daño posible a las tierras cultivables sin dejar de producir alimentos para 11,2 millones de habitantes, son algunas de las interrogantes que tienen ante sí los centros de investigación y científicos de Cuba.

El tema figuró en la agenda de la Convención Internacional Ingeniería Agrícola 2012, que se desarrolló desde el 16 hasta este viernes 19 en La Habana, con la presencia de profesionales, productores e investigadores de naciones como Colombia, Chile, Costa Rica, Venezuela, Ecuador y las provincias cubanas.

Organizado por el Instituto de Investigaciones de Ingeniería Agrícola (Iagric), el objetivo del encuentro fue compartir los resultados de las investigaciones aplicadas por los agricultores, como una contribución a las acciones dirigidas a incrementar la producción de alimentos y trabajar en pos de la seguridad alimentaria, explicó a medios de prensa Luisa Villariño Fernández, vicedirectora de ciencia y técnica, gestión de la información y colaboración de la institución.

El tema del agua es trascendental en la agricultura. De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), a la actividad agrícola se destina anualmente 60 por ciento del líquido que se bombea, lo que representa entre 6.000 y 8.000 millones de metros cúbicos de este recurso.

Según explicó en la jornada de apertura Julián Herrera, investigador del Iagric, la agricultura, vista como una industria a cielo abierto, es menos eficiente que otras por sus características y las necesidades de algunos cultivos. “Cuando se habla de ineficiencia en la agricultura hay una parte que es posible salvar y depende de la operación del sistema: que no se desperdicie por las compuertas, se aplique el riego en el momento adecuado, y cada cultivo reciba el líquido requerido”.

A su juicio, “la lucha está en lo que haga el hombre en el campo por mejorar la eficiencia, seleccionar el sistema adecuado, regar cuando se necesita y no por un programa fijo, es decir, no hacerlo si llueve”. El estudioso recordó que cuando estas prácticas fueron aplicadas en los años 80, el país consiguió ahorrar millones de metros cúbicos de agua.

Por otra parte, explicó el investigador Roberto Alarcón, existen diferentes tecnologías para el riego y se trata de seleccionar aquellas que aportan resultados productivos con menor cantidad de agua.

En su trabajo Riego por aspersión de baja intensidad en la producción de king grass para alimento animal, destacó la factibilidad de utilizar un sistema de riego que emplea muchos elementos que pueden ser producidos por la industria nacional, como una manera de sustituir importaciones.

Carlos A. Escobar, profesor de la Universidad Nacional de Colombia, expuso sobre las experiencias en procesos integrales participativos de diagnóstico, planificación y cogestión del territorio con énfasis en proyectos de irrigación y drenaje.

Según declaró, estas experiencias van dirigidas a comunidades de escasos recursos y con problemas ambientales y destacó que son importantes los procesos de sensibilización a través del arte de que las personas son importantes en el proceso de optimización del agua.

Tan importante como el uso eficiente del agua es el cuidado y protección del suelo. Por tal motivo, Liudmila Shkiliova, de la Universidad Agraria de La Habana, consideró que si no se selecciona adecuadamente la máquina se produce la degradación del suelo, principalmente la compactación, que posteriormente incide en el aprovechamiento del riego.

La investigadora destacó la importancia del mantenimiento a los equipos, que Cuba debe adquirir en el mercado internacional, como una manera inteligente de garantizar su capacidad de trabajo y prolongar su tiempo de explotación. Su estudio determinó que las etapas de mantenimiento se incumplen, entre otras razones, por no adecuada preparación de los operadores y falta de instrumentos adecuados.

A través de financiamientos de organismos internacionales, el país está adquiriendo equipamiento y el instituto es el encargado de brindar acompañamiento, asesoría y capacitación para que los productores puedan tener los conocimientos necesarios para la aplicación de las nuevas técnicas, precisó la vicedirectora de ciencia y técnica, gestión de la información y colaboración del Iagric.

Con póster virtuales, talleres y simposios, la convención incluyó el V Congreso de Mecanización Agrícola y el V Congreso de Riego y Drenaje, que trataron temas como la creación de las brigadas mecanizadas de servicio municipal, la mecanización con el empleo de la tracción animal, la explotación de las máquinas agrícolas, el estrés hídrico y la zonificación de las tecnologías de riego, entre otras, así como temas de género y su relación con la actividad agrícola. (2012)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.