Índice de Desarrollo Humano muestra brechas entre territorios de Cuba

Los municipios con mayores índices de desarrollo han recibido impacto del turismo o de procesos inversionistas nacionales.

Sagua la Grande, a 314 kilómetros de la capital de Cuba, es el municipio con mayor IDHM del país.

Foto: Tomada de radiorebelde.cu

La Habana, 19 jun.- Diferencias relevantes entre los indicadores de la dimensión económica y social, avances asociados a decisiones adoptadas a nivel de país en el ámbito infraestructural y del turismo, y no a desarrollos locales, marcan los resultados del primer Índice de Desarrollo Humano Municipal (IDHM) que se publica en Cuba.

Presentado el 15 de junio por el Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (Ciem) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), el informe considera necesario “aprovechar mejor las potencialidades territoriales mediante políticas públicas encaminadas a reducir las desproporciones en términos de desarrollo local”.

Teniendo en cuenta el papel de los municipios definido por la Constitución de 2019, los recursos disponibles para el desarrollo a partir de decisiones territoriales (aporte del 1 % de las entidades del territorio y otros recursos presupuestados) son insuficientes para cambios estructurales, tanto en el ámbito económico como social, concluye el documento.

Con el título Ascenso a la raíz. La perspectiva local del Desarrollo Humano en Cuba 2019, el estudio resulta innovador al calcular el Índice de Desarrollo Humano para todos los municipios del país, incluir por primera vez la dimensión ambiental, así como la participación de las mujeres en el desarrollo y los desafíos de género que aún persisten.

De acuerdo con el estudio, en la dimensión económica inciden desproporciones estructurales que no han podido ser superadas y que reclaman una política que permita aprovechar mejor las potencialidades de los diferentes territorios.

Mildrey Granadillo, viceministra del Ministerio de Economía y Planificación, aseguró el día 15 que el informe representa una oportunidad para los decisores de políticas y estructuras de los gobiernos territoriales en aras de avanzar “hacia el municipio que queremos, con autonomía, competencias y mayor gestión de su desarrollo”.

Hallazgos provinciales

A partir de estadísticas oficiales del año 2016, el estudio se propuso en primer lugar actualizar el Índice de Desarrollo Humano (IDH) para Cuba en sus 15 provincias, teniendo como antecedentes los cálculos realizados en mediciones anteriores -1996, 1999 y 2003- del desarrollo humano en el país.

Aunque la diferencia entre La Habana y el resto de las provincias ha disminuido en relación con la medición anterior, la capital sigue mostrando los mayores índices de desarrollo humano del país. A partir de la escala establecida para la medición, las provincias clasifican de la siguiente manera:

Desarrollo humano muy alto: La Habana, Villa Clara, Matanzas y Pinar del Río.

Desarrollo humano alto: Holguín, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus, Artemisa, Cienfuegos y Mayabeque.

Desarrollo humano medio: Camagüey, Las Tunas, Santiago de Cuba, Granma y Guantánamo.

Mientras ninguna provincia clasifica como de bajo desarrollo humano, se mantienen las tendencias encontradas en informes anteriores: los territorios de la región oriental siguen ocupando los lugares más desfavorables (excepto Holguín), manteniéndose Guantánamo en el extremo inferior de la escala, con el menor IDH provincial.

 “A pesar de los ingentes esfuerzos para fomentar un desarrollo más equitativo en todo el país, no todos los cambios estructurales que se han logrado han contribuido a un mejor IDH”.

“Esta tendencia de las provincias orientales se ratifica con la evolución del movimiento migratorio interno de los últimos 20 años, donde desde Ciego de Ávila hacia el este se ubican las principales provincias emisoras de migrantes hacia el centro y occidente del país”, asegura el informe.

El foco local

Especialistas nacionales citados por el estudio consideran que los análisis provinciales “pueden encubrir, distorsionar y metamorfosear relativamente la realidad”, por lo que las estrategias de desarrollo territorial deben basarse en la caracterización del espacio a un nivel más concreto, que refleje con mayor precisión las asimetrías.

Así, asegura el informe Ciem-Pnud, “un examen de las posibilidades de desarrollo humano de un país no estaría completo si no se incluye el análisis de la dimensión municipal”, nivel donde se expresan con mayor claridad las causas de los problemas territoriales y las barreras para su solución.

En correspondencia, fueron analizadas las capacidades creadas para el desarrollo humano en 168 municipios, en las dimensiones económica, social, ambiental y política. Los resultados arrojaron la siguiente clasificación:

Desarrollo humano muy alto: 29 municipios (17,3 %).

Desarrollo humano alto: 51 municipios (30,4 %).

Desarrollo humano medio: 75 municipios (44,6 %).

Desarrollo humano bajo: 13 municipios (7,7 %)

Sin embargo, las posiciones cambian cuando se miran por separado los índices parciales de la dimensión económica y la social. Mientras 125 municipios (74,4 %) muestran un desarrollo muy alto en el ámbito social, solo 12 (7,1 %) están en esa posición en la dimensión económica. Al mirar al otro extremo, 129 territorios (76,9 %) tienen un desarrollo humano bajo en la dimensión económica y ni uno se encuentra en esta posición en la esfera social.

Las mediciones a nivel municipal muestran una evolución social mucho más favorable en relación a la dimensión económica de los territorios.

Explorando resultados

IPS resume aspectos señalados en el informe Ascenso a la raíz. La perspectiva local del Desarrollo Humano en Cuba 2019:

El municipio con mayor IDHM es Sagua la Grande (Villa Clara), posición relacionada al desarrollo industrial histórico y el impulso del turismo. Le siguen Plaza de la Revolución (La Habana), Ciénaga de Zapata (Matanzas), Morón (Ciego de Ávila) y la capital provincial de Pinar del Río.

Los últimos 10 lugares en el IDHM corresponden a los municipios Urbano Noris (Holguín), Quivicán (Mayabeque), Alquízar (Artemisa), Cueto (Holguín), Jimaguayú (Camagüey), Centro Habana (La Habana), Jobabo (Las Tunas), Cruces (Cienfuegos), Ciro Redondo (Ciego de Ávila) y Pedro Betancourt (Matanzas).

Los 13 municipios peor ubicados se localizan en 9 provincias, notándose un grado de concentración en Holguín (3), Cienfuegos (2) y Las Tunas (2).

Alquízar se encuentra entre los 10 territorios de peor desempeño, tanto en la dimensión económica como en la social.

El municipio con mejor calificación en el Índice de la Dimensión Económica es el municipio cabecera de la provincia de Matanzas, mientras en el escalón más bajo se ubica San Nicolás (Mayabeque).

En el Índice de la Dimensión Social aparece en primer lugar Plaza de la Revolución (La Habana) y, en último, Yateras (Guantánamo).

Las mayores desigualdades por encima del promedio se registran en los municipios Alquízar (Artemisa), Centro Habana (La Habana), Báguanos (Holguín), Cruces (Cienfuegos), Cifuentes (Villa Clara), Pedro Betancourt (Matanzas) y Jatibonico (Sancti Spíritus). (2021).