Investigadora comenta sobre el transporte ecológico

La científica Lizet Rodríguez trabaja en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.

Foto: Jorge Luis Baños, IPS-Cuba

Cuba ya produce pequeñas cantidades de biodiesel obtenido a partir de un arbusto no comestible conocido popularmente como Piñón Botija.

La Habana, 4 ene.- Los cambios actuales en la economía cubana apuestan a elevar el uso de las fuentes de energía renovable en busca de un modelo próspero y sustentable de desarrollo.

Hoy son frecuentes las noticias de nuevos parques de paneles fotovoltaicos, el uso de la biomasa en las industrias, biodigestores y la instalación de molinos de viento para generar electricidad o bombear agua.

Sin embargo, el área del transporte ha avanzado poco en ese sentido.

La comunidad científica brinda alternativas para mejorar el traslado de personas y carga por vías sostenibles y amigables con el ambiente.

Sobre este tema, la Redacción IPS Cuba conversó con la ingeniera Lizet Rodríguez, de la Universidad Central “Marta Abreu”, en la ciudad de Santa Clara, a 268 kilómetros al este de La Habana:

Redacción IPS Cuba: ¿Qué alternativas de transporte ecológico son factibles para Cuba? ¿Por qué?

Lizet Rodríguez: Para responder correctamente a esa pregunta sería necesario un estudio de factibilidad profundo y conocer la disponibilidad de combustible. Sin embargo, puedo aportar algunos comentarios a tener en cuenta al respecto.

Para el desarrollo de un transporte ecológico y sostenible primeramente hay que trabajar en la adopción de algunas soluciones relacionadas con el fortalecimiento y reorientación del servicio de transporte público, el mejoramiento de la infraestructura vial y la reducción de las emisiones de los vehículos.

En el caso de Cuba hay que agregar el mejoramiento y modernización del parque tecnológico automotor.

A lo anterior se puede agregar, por ejemplo, que la mejora en la comunicación por internet haría posible realizar una gran cantidad de operaciones online que en la actualidad requieren del traslado de las personas para hacer cualquier tipo de trámites. Esto reduciría en un porciento considerable el volumen de personas a transportar diariamente.  

A nivel global la industria automotriz está trabajando en el desarrollo de nuevos tipos de vehículos que no dependan, totalmente, del consumo de combustibles fósiles.

Algunos de ellos son:

– Vehículos de emisión cero o ultra baja emisión.
– Vehículos híbridos.
– Vehículos eléctricos.
– Transportes ultraligeros.

Estas alternativas que se relacionan arriba están más lejos de ser aplicables en nuestro país a corto plazo pero es bueno que se conozca la existencia de las mismas y pensar a largo plazo en ellas.

Existe una parte de los ambientalistas que apoyan el empleo de la bicicleta dentro de las ciudades (siempre y cuando existan carriles destinados para este fin). Esto sería factible sobre todo en medianas y pequeñas ciudades.

Se puede estimular además la utilización de combustibles más limpios como el gas natural o los llamados biocombustibles: metanol y etanol. Estos últimos deben obtenerse a partir de procesos de conversión de la biomasa residual.

En el caso de Cuba para emplear estos biocombustibles tendríamos que modificar parte de la tecnología del parque automotor existente o adquirir nueva, sería una alternativa a largo plazo. (2015)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.