Se extiende en Cuba alternativa rústica para casas de cultivo protegidos

Tiene entre sus ventajas la posibilidad de usar insumos nacionales, un costo de construcción inferior y la factibilidad de producir todo el año, con rendimientos superiores.

agricultura cuba

Las casas de cultivo rústicas tiene, por lo general, 30 metros de largo, y se emplean hoy en la producción de posturas y de hortalizas.

Foto: Archivo IPS Cuba

La Habana, 7 ene.- El incremento en los rendimientos y la protección que representan para las hortalizas ante los vaivenes del clima, entre otras ventajas, llevaron a Cuba a multiplicar las casas de cultivo rústicas, una modalidad que ahorra recursos de importación en medio de las tensiones financieras que enfrenta el país.

Ya sea en Pinar del Río, Sancti Spíritus,  Holguín o La Habana, esta alternativa, iniciada en 2019, se extiende a lo largo del archipiélago, como impulso del Ministerio de la Agricultura a la producción agrícola, que en 2020 experimentó limitaciones de insumos e impactos de prolongadas lluvias, incluidas las ocasionadas por la tormenta tropical Eta, a inicios de noviembre.

“Hemos establecido para una primera etapa la construcción de 200 casas de cultivos rústicas, a partir de insumos locales, fundamentalmente con madera, con el objetivo de impulsar esta tecnología, más barata en comparación con las casas típicas”, explicó a la prensa Miguel Rosales, director agrícola del Ministerio de la Agricultura.

De acuerdo con Rosales, las casas rústicas tienen un costo por metros cuadrado de dos dólares, mientras que las tradicionales, de estructuras metálicas, pueden llegar a costar hasta 18 dólares por cada metros cuadrado.

Ingenio criollo

En San Juan y Martínez, Pinar del Río, las tierras tienen tradición tabacalera. Sin embargo, a ella se suma hoy la producción de hortalizas y particularmente, aquellas que tienen mejores rendimientos bajo techo y tendrán como destino el autoabastecimiento.

agricultura cuba
Entre las ventajas de esta tecnología, indican especialistas, es que si una viga se echa a perder, puede sustituirse, como sucede en los tradicionales bohíos de los campos cubanos.

Esas instalaciones, generalmente de 30 metros de largo, se emplean hoy en la producción de posturas y de hortalizas como tomate, pepino y pimiento, fundamentalmente.

En la finca La Mora, municipio La Habana del Este, en la capital cubana, Bárbara Rolo, que explota 8,23 hectáreas de tierras estatales en usufructo, fue una de las escogidas para la construcción de dos de estos módulos.

“Esperamos poder producir aquí hortalizas todo el año, entre ellas, tomate y habichuelas”, explicó la productora, quien combina esa modalidad con la cría de ganado mayor y aves rústicas.

A diferencia de las casas tradicionales de cultivo protegido, en estas las estructuras son totalmente de madera; los techos utilizan polietileno, y los laterales, las mallas que usualmente se emplean en el tabaco tapado, estas dos últimas producidas en la industria nacional.

Para mayor durabilidad, se recomienda que las estructuras de madera sean colocadas sobre una base fundida, que evite que los troncos se pudran con la humedad.

Entre las ventajas de esta tecnología, indican especialistas, es que si una viga se echa a perder, puede sustituirse, como sucede en los tradicionales bohíos de los campos cubanos.

agricultura cuba
A lo largo de toda Cuba se pronostica un incremento de esta alternativa para alcanzar en próximas etapas unas 800 casas de cultivo rústicas.

Rosales afirmó que para una segunda etapa, se hizo una evaluación en las diferentes provincias para dar continuidad a la construcción de estas casas rústicas a partir de insumos locales.

“Es una tecnología muy buena, porque ante la situación que tenemos con las inclemencias del tiempo, nos permite producir posturas de forma controlada y posteriormente, hortalizas, y vamos a seguir en la medida de las posibilidades con los insumos que vayamos teniendo”, destacó.

Estadísticas del Programa Nacional de Agricultura Urbana, Suburbana y Familiar indican que las lluvias provocadas por la tormenta tropical Eta dañaron un total de 40.000 canteros, lo que impidió se cumplieran las cosechas proyectadas para noviembre.

Las lluvias fuertes arrastran semilleros e inundan los cultivos a cielo abierto, ocasionando daños y gastos de consideración, toda vez que las plantas deben ser resembradas en más de una ocasión.

Según el productor Alexander Alfonso, de Guanabacoa, la existencia de seis casas de cultivo protegido en su finca Las Piedras evitó mayores pérdidas en la cosecha, aunque sí hubo una afectación en los rendimientos.

Suman las ventajas

“Además de que se construye con recursos locales y se puede usar ese suelo todo el año, principalmente en meses en que la producción a campo abierto resulta limitada, las casas rústicas ofrecen otras ventajas”, señaló, a su vez, Eduardo Jiménez, jefe del departamento agrícola en la Delegación Provincial de la Agricultura en Sancti Spíritus,

Entre ellas mencionó el incremento entre tres y cinco meses del rendimiento agrícola con respecto al cultivo a campo abierto, mejoría de la calidad del producto, incremento de la racionalidad en el uso de los recursos y menor afectación de las plagas y enfermedades.

Con estas construcciones han sido beneficiados desde productores asociados a Cooperativas de Créditos y Servicios, como áreas colectivas de cooperativas y granjas estatales.

A lo largo del país se pronostica un incremento de esta alternativa para alcanzar en próximas etapas unas 800 casas de cultivo rústicas.

Aunque tiene muchos tantos a favor, no faltan los escépticos. Armando López, quien sigue de cerca los problemas de la agricultura opina: “ya pasamos por los hidropónicos, la zeolita y otras muchas experiencias que parecían buenas y luego quedaron en el camino. Ojalá me equivoque y esta sí nos traiga hortalizas por muchos años”.  (2021)

Un comentario

  1. Jasmin

    Me interesa y tenemos una finca en Ciego de Ávila.

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.