Veinte años de éxitos y retos para el cine cubano independiente

Atisbos desde el borde |

cine cubano independiente

Considerar el significado de la producción audiovisual cubana independiente en las pasadas dos décadas es imprescindible para entender cómo llega el cine cubano a 2020.

Cuando se miran retrospectivamente los más recientes 20 años del cine producido en Cuba, salta a la vista que las palmas se las lleva el cine independiente o alternativo, por encima del respaldado ciento por ciento por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC). Aunque hay que señalar que el organismo estatal no ha estado ajeno y ha propiciado -en cierto modo- la relevancia de esta “otra” filmografía, que llega a 2020 con muy buena salud y nuevos retos. Leer más


A media voz o la patria íntima

Este documental discute el concepto orgánico de nación, vista como partícula personal construida desde la intimidad a partir de la criba y jerarquización de elementos culturales, rituales, éticos, sociales, pero sobre todo emocionales.

Travesía (a propósito de A media voz)

El documental pretexta la recuperación de una amistad y despliega una meditación sobre la experiencia del exilio, la responsabilidad personal, el aprendizaje existencial y la conformación del sujeto como individualidad.

De arriba abajo: Un traductor (2018), el simulacro ante un dilema ético

Aproximación crítica a Un traductor (Rodrigo y Sebastián Barriuso, 2018), uno de los largos de ficción estrenados en Cuba durante 2019.