El largo camino hacia el octavo piso del ICAIC

La reciente aprobación de nuevas disposiciones legales en torno el cine independiente en Cuba deberá provocar reflexiones diversas, pero requiere también una adecuada contextualización. De ello va este texto.

La reciente aprobación de nuevas disposiciones legales en torno el cine independiente en Cuba deberá provocar reflexiones diversas, pero requiere también una adecuada contextualización. De ello va este texto.

El eslabón perdido. Episodios del cine independiente cubano*

Con la muerte de Tomás Piard, esta semana en La Habana, el cine cubano pierde a una de sus voces más singulares y también incomprendida. Que sea este un homenaje a un cubano humilde y profundo.

La mayor parte de lo que se cuenta debajo no había sido dicho antes. En verdad, había sido casi olvidado. Se trata de una de las tantas historias que acompañan al cine cubano realizado fuera de los ámbitos oficiales, esos con historia. Se va a dar a conocer por boca de Tomás Piard, quizás el más célebre y terco de los supervivientes de aquello que en una época, cuando nadie aspiraba a ser tildado de “independiente”, era denominado “cine aficionado”. Por ello, el testimonio está teñido de su memoria personal y vivencias.

Semen de Cremata: una película mutante

Entrevista al realizador cubano Juan Carlos Cremata, quien adelanta detalles de su nueva película de ficción.

I

El pasado 18 de noviembre, el cineasta Carlos Lechuga escribió en su perfil de Facebook: “Qué lujo para un país tener un director de cine como Cremata”. Carlos, autor de Melaza y Santa y Andrés, dos de las películas más hermosas y necesarias del cine cubano reciente, es dado a este tipo de afirmaciones rotundas, instantáneamente polarizadoras. Pocas veces —como demuestra la sección de comentarios— ha sido secundado con tanta fuerza, tanto entusiasmo y tanta razón.