Comercio electrónico cultural: ¿un negocio rentable en Cuba?

Con la recién finalizada Feria Internacional del Libro, se inauguraron algunas opciones de comercio electrónico cultural, que deberán sortear varios retos junto a las ya existentes.

El comercio electrónico cultural gana espacio en la nación caribeña, aunque posee retos para ser rentable y sostenible.

Foto: Tomada de sandunga discos

El comercio electrónico poco a poco, quizá no tanto como se desea, da pasos hacia un desarrollo en Cuba, especialmente en la capital habanera. Desde hace años se promueven y perfeccionan las pasarelas de pago y la compraventa online, asociados mayormente a servicios bancarios, de comercio minorista o reservas turísticas.

El sector cultural ha entrado rezagado en el tema, pero intenta despegar un modelo de negocios que todavía no cuenta con esquemas de sostenibilidad bien pautados, en un contexto marcado por el traspaso online y la piratería.

Sin embargo, existen buenos intentos tanto en oferta como empaquetado que, a primera vista, pudieran resultar interesantes a un público que todavía demanda alfabetización digital en estos temas.

Sandunga, música a la carta

Sandunga es una tienda virtual de música cubana, que se ha lanzado de lleno a comercializar, desde un estilo fresco, las últimas creaciones de exponentes de la isla caribeña. Su diseño es amigable y atractivo tanto en su sitio oficial como en su aplicación.

Su espacio online cuenta con varias secciones como Sandunga Música, Sandunga TV, Sandunga Artistas, Sandunga Canales, con los cuales no solo pretende vender productos asociados al sector musical en el país caribeño, si no fungir como repositorio de noticias y perfiles de agrupaciones y artistas.

Existen varias opciones y planes para la compra de productos musicales o literarios.

En la tienda se pueden encontrar varias opciones, desde la discografía reciente de jóvenes como Luis Franco hasta propuesta de música popular bailable como Elito Revé y su charangón. Sin embargo, existen pocos ejemplares de cada disco. Así se mantiene durante días, a pesar de sus precios asequibles en moneda nacional (CUP), lo que alerta de poca demanda y circulación comercial del sitio.

Como aspecto positivo, la plataforma brinda la opción de comprar, descargar o reproducir online. Para ello cuenta con varios planes de compra por mes, que van desde el totalmente gratuito hasta los 79,99 CUP, que pueden incluir listas de reproducción o streaming ilimitados, descuentos de productos y bonos con descargas de hasta 80 canciones, según la propuesta pagada.

Más allá del esfuerzo en promoción y disponibilidad de la propuesta, son pocas las reproducciones en los videos y casi nulas las descargas, a pesar de ser una plataforma .cu y por tanto generar menos costos por acceso a la clientela.

Uno de sus principales retos es incrementar su promoción para dar a conocer sus ofertas, aumentar su comercio y el engagament de personas usuarias, en un contexto cada vez más marcado por el consumo de redes sociales, donde un usuario puede conocer más rápido y visualizar el mismo video que tiene Sandunga. Muchas personas usuarias prefieren acudir a redes como YouTube: descargar tanto en video como formato de audio, sin costo adicional a no ser la conectividad empleada.

Comprar literatura digital

Con la Feria Internacional del Libro realizada en abril, se anunciaron nuevas opciones de comercio electrónico cultural, esta vez asociado a la compraventa de literatura y revistas.

Aunque ya existía una iniciativa previa para adquirir números digitales de publicaciones seriadas desde la plataforma ENZONA, la propuesta inaugurada en abril pretende también ofertar publicaciones en físico.

En una alianza de la Casa Editora Abril, la mipyme privada Dofleini Software y el monopolio de telecomunicaciones ETECSA, surge un sitio, quizás el primero de su tipo en Cuba para una editorial de tal tamaño, de compra en línea para literatura y revistas periódicas cubanas.

Se abren opciones para el comercio editorial en la nación

El nuevo espacio abre opciones para el comercio editorial en la nación caribeña que, como otros sectores del país, vive una considerable crisis de suministros, impresión y venta.

Según anunciaron sus creadores durante su presentación oficial, en un primer momento se podrá hacer pagos en línea de los libros y revistas en físico de la editorial infanto-juvenil, con transferencias a partir de las pasarelas ENZONA y Transfermóvil.

También se informó que: “en estos momentos se trabaja en optimizar el módulo para libros y revistas digitales que dentro de poco estará disponible, lo cual completará el objetivo de una tienda de este tipo que busca el comercio electrónico y el de productos digitales”.

Dentro de las propuestas se pueden encontrar éxitos infantiles en Cuba como la colección de Chamaquili , los populares Isla en Rojo y El diablo ilustrado o Los fantasmas de Tonito. Todas las opciones, ahora mismo alrededor de 20 propuestas literarias, cuentan con precios asequibles, que oscilan entre 12 y 30 CUP.

¿Qué retos posee el sitio? Ampliar su diversidad de ofertas literarias, activar completamente su módulo de revistas y bosquejar otros atractivos de pagos/servicios que puedan atraer más personas usuarias. Quién duda si en algún momento se pudiera pensar en una plataforma integrada con todas las editoriales existentes en el país. Sería un buen desafío. (2022)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.