App cubana para reservas de taxis intenta revertir el fracaso de su antecesora

Se trata de Sube, que no es la primera de su tipo en el país e irrumpe en el panorama nacional en medio de una situación compleja para el transporte privado.

Sube posee mejor estructuración de contenidos, es más fácil de operar y más barata

Aunque muchos titulares hoy anuncien la nueva aplicación cubana Sube como la primera alternativa a la multiplataforma Uber en el panorama nacional, hace menos de tres años otro software, Ruedas en Cuba (RenC), había acaparado similares espacios.

El reto de Sube se torna mayúsculo en un escenario donde ya otros, en el caso de RenC, han fracaso en intentos similares, si bien los contextos y la disposición tecnológica actual resulta diferente.

Lo que sí reafirma la nueva app es la necesidad que tiene la ciudadanía cubana de optimizar su tiempo en combinación con los servicios del transporte privado, a la par de emplear la accesibilidad digital propiciada en alguna medida por el servicio de Internet por datos móviles iniciado en diciembre de 2018.

De RenC a Sube

Todavía los precios de reservas online de taxis son comentados como muy caros.

Por septiembre de 2016 se liberaba en la nación caribeña la aplicación RenC, en su momento catalogada como la primera iniciativa para reservas online de taxis en Cuba. Entonces no existía ni la idea remota de la disposición de datos móviles, por lo cual la vía de interrelación cliente-chofer-app fue a través de mensajes vía celular. Ello representaba el gasto de 0.09 centavos por solicitar el servicio.

Este gestor electrónico de transporte por carretera, como se autodenominaron, solo llegó a funcionar, al parecer, en la capital. En el caso de RenC existían dos aplicaciones, una para el cliente y otra para el chofer.

El procedimiento consistía en seleccionar el destino, indicar tipo de transporte (carros clásicos, modernos, almendrones), la cantidad de personas que viajarán, su nombre y dirección exacta para la recogida. Así se creaba una pre-orden de servicio con el costo del viaje y kilómetros a recorrer. Toda la información se enviaba al servidor para contactar con el taxi más cercano.

Luego, el conductor más próximo recibía una notificación con datos del viaje y tenía un minuto para confirmar.

Con todo el trámite, la aplicación tenía cinco minutos, con un marcador electrónico disponible en la app, para responder al usuario si había disponibilidad de viaje o no; y en la última situación enviaba un MMS con el nombre, la foto del chofer, una imagen del carro y su chapa.

Al menos, esa fue la intención de la app, que al parecer no funcionó.

¿Cuáles pudieron ser las principales deficiencias? Los taxistas tenían que inscribirse en una base de datos de la aplicación y quizás no todos estuvieron dispuestos o desconocían los pasos. Por otro lado, el empleo de los mensajes o MMS, con su costo y su correspondiente dependencia de la calidad de la red móvil en el momento en cuestión.

RenC quedó en la historia y ahora otra app se roba los mismos titulares que en esa iniciativa ocupó en 2016.

Sube: ¿ahora sí?

El concepto de Sube es muy similar al de RenC, incluso ambos solo están disponibles en versión Android, aunque la operatividad digital del actual sea superior a la de hace dos años.

El empleo de datos móviles, sin duda, es la mayor diferencia entre una y otra app. Ello implica menos gasto y más agilidad en los trámites, aunque tiene como obstáculo que la conexión vía celular no funciona igual en todos los lugares.

Sube, en este nuevo intento de reordenar servicios online para reservas de taxi, se define como una alternativa “pensada para viajes rápidos, seguros y fiables”.

Su empleo es más sencillo. No implica dos aplicaciones, chofer y clientes como RenC, si no que el mismo software permite definir en qué tipo de perfil trabajarás. Es necesario, también, descargar un mapa para la geolocalización; todo ello, claro está, con los datos móviles habilitados. Luego debes registrarte con datos personales, incluido un correo electrónico. Una vez terminado este paso, solo queda solicitar el taxi (existen todas las modalidades, desde agenciados o libres).

Los pasos son muy parecidos a RenC. El usuario debe colocar el recorrido en el mapa y cantidad de personas. Informado esto, le aparecerán al cliente los taxis más cercanos: aquellos en color gris serán todos los próximos  y en verde, los que envían una oferta. Al marcar en uno de los que propusieron precios, tendrá la posibilidad de chatear directamente con el chofer para convenir importe final. Pactado esto, pues se completa el servicio. Una vez arriba el taxi, el cliente puede confirmar a partir de un código QR, la fidelidad y legalidad del transporte.

No obstante, el penúltimo paso todavía sigue siendo un tanto engorroso, cuando resulta más fácil ya establecer precios pre-concebidos según distancia a trasladar, tipo de transporte y cantidad de personas. Conciliar tarifa cliente-chofer sigue reproduciendo las mismas dinámicas oferta-demanda complejas que vive la cotidianidad del transporte en el país y pudiera entorpecer y ralentizar el proceso.

Pero Sube tampoco puede aislarse de la dinámica social en la cual surge y quizá ahora mismo proponer otra variante sea impopular entre los choferes. No obstante, siguen pareciendo caro algunos de los servicios de viaje que se ofertan.

¿Las mejores funcionalidades de Sube? Su agilidad al operar con datos móviles, además de consumir poco y ser, por tanto, más económico. Posee mejor visualidad, estructuración de contenido, operatividad por geolocalización y más sencillez a la hora de maniobrar, sobre todo de cara a clientes menos expertos en nuevas tecnologías.

¿Sus debilidades? La todavía escasa promoción –que debe ir creciendo–, lo cual implica un empleo menos extendido tanto en clientes como usuarios. Y el complejo sistema de conciliar oferta con los taxistas puede simplificarse aún más.

Por lo pronto, Sube es trending. Es bienvenida la aplicación a la comunidad de softwares hechos en Cuba y para Cuba.  Y ojalá que de aquí a dos años no se repitan los mismos titulares con otra iniciativa que sueñe también con posicionarse como la app de reserva online de taxis en la nación caribeña. (2019)

Un comentario

  1. Macaro

    Ya estoy trabajando en una app similar, quizas con menos calidad desde el punto de vista de diseño y mas minimalista, pero pensando en el Cubano de a pie.
    Saludos

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.