Blog ofrece claves para la comunicación digital en Cuba

Se llama La Penúltima Casa y brinda herramientas de trabajo a emprendedores y sector estatal de la nación caribeña.

Desde hace cuatro meses, el blog publica materiales de consulta para quienes se dedican a la comunicación digital en la isla.

Foto: Tomada de blog La penúltima casa

¿Cómo vincular conocimientos de la comunicación digital, desde lo académico y lo empírico? ¿Cómo apoyar y brindar herramientas a quienes trabajan en el sector estatal y desde los emprendimientos privados en Cuba? Algunas preguntas que motivaron a finales de 2018 a Katia Sánchez Martínez a crear el blog La Penúltima Casa.

Aunque surgió el año pasado “el acceso a los datos móviles fue decisivo”, reconoce su fundadora-, no es hasta hace cuatro meses que comenzaron las publicaciones, con una frecuencia semanal. No obstante, Sánchez potencia, igualmente, variedad de contenidos en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn.

¿Quiénes participan? Pareciera un empeño de muchas personas. Pues no. Katia es la principal coordinadora, gestora de contenidos y periodista. Además, colabora Yunet Arteaga, una comunicadora organizacional y community manager, con experiencia en el sector privado. Aunque, con el tiempo, se suman más personas a “dar apoyo al proyecto con el tema de la administración del sitio y el SEO”.

De igual forma, la iniciativa ha recibido respaldo de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, el proyecto CubaEmprende y la Asociación Cubana de Comunicadores Sociales. Profesionales de varias provincias del país siguen el blog, que ya cuenta con cuatro meses de puertas abiertas.

Para explicar más, Sánchez abrió su casa a IPS Cuba:

IPS CUBA: ¿Por qué y para qué La Penúltima Casa?

KATIA SÁNCHEZ (KS): En Cuba existe una necesidad: hacer visible el trabajo digital que, desde la comunicación social, se hace en la nación caribeña. Ninguna persona extranjera, ni siquiera los entendidos en la profesión, tienen una idea real de lo que se puede y lo que no. Por otra parte, quienes en Cuba hacen de la comunicación digital su forma de vida, solo tienen referentes internacionales para guiarse, con las limitantes que esto implica. Ya sabemos que la nación tiene características y modos distintos de acceder a Internet, no tiene la cultura digital que poseen otros países.

IPS CUBA: Entonces…

KS: Necesitamos crear nuestras propias formas de entender y de trabajar la comunicación digital. Yo, que trabajo en un medio de comunicación, he podido ver cómo el gremio periodístico en Cuba es relevante, se hace notar. Se conocen entre sí, utilizan las plataformas digitales para interactuar con un sentido de la profesión. Esa visibilidad nos falta a los que, sin ser periodistas, hacemos comunicación social. Compartir, socializar nuestras experiencias y trabajos puede enriquecer muchísimo el desarrollo de nuestra profesión. El blog es como un granito de arena, que invita a pensar en lo que podemos hacer.

IPS CUBA: ¿En qué consiste el proyecto?

KS: Es un blog que trata temas de comunicación y, particularmente, de comunicación digital. Los artículos están pensados desde la comunicación organizacional, interna, la publicidad, el marketing, la responsabilidad social, la comunicación de crisis, la marca personal. Es decir, su tema es el uso de los escenarios digitales por las organizaciones y marcas desde la comunicación. Hay muchos proyectos similares en el mundo y en Latinoamérica. Lo que distingue a La Penúltima Casa es que se enfoca en las características que condicionan nuestra realidad nacional. No verás en este un blog que se suma acríticamente a las tendencias internacionales, ni que repite lo que otros expertos, sin haber comprobado antes la efectividad en Cuba de lo que dicen.

IPS CUBA: En su sitio insisten en que “pretenden ofrecer una mirada exhaustiva al panorama de la profesión en Cuba”.

KS: Lo de exhaustivo viene por la cantidad de temas que se abordan, desde el blog, dentro de la comunicación digital. También por el hecho de querer unir, en un mismo espacio, a comunicadores que trabajan en diferentes sectores de la economía cubana. Yo sentía que existía una fragmentación en el trabajo que se hace, entre unos y otros, desde las perspectivas, los métodos, incluso los ámbitos de participación. Los artículos de La Penúltima Casa han buscado una representación de todos. A veces se trabajan temas desde la experiencia de instituciones estatales, hasta la visión de emprendedores. Lo importante es no dejar de publicar todas las semanas contenido que les sea útil. Se reciclan algunos temas, se dan tips más generales o que requieren menor extensión, se utiliza la parte visual, desde infografías e imágenes, para hacer el contenido más atractivo y sencillo. Pero todo en coherencia con la idea esencial del blog.

IPS CUBA: ¿Ha abierto otras puertas La Penúltima Casa?

KS: El alcance ha sido mucho más de lo que imaginé al principio, sobre todo si se tiene en cuenta que es una agenda específica, no para todo el mundo. Lo bueno es que he descubierto que hay mucha gente que hace comunicación digital en Cuba y tiene ganas de intercambiar y visibilizar nuestro trabajo. Incluso, hay quienes no hacen directamente comunicación digital, pero también leen los materiales y aplican las herramientas a su propio ámbito profesional. Eso ha sido muy enriquecedor. Todas las semanas me escriben personas, me hacen preguntas o me proponen tópicos.

IPS CUBA: “¿Cómo lo hacemos desde Cuba?” Se preguntan desde el medio. ¿Cómo lo hacen?

KS: La comunicación digital no es precisamente fácil de hacer desde Cuba. En primer lugar, llegar tarde al universo online nos ubica en una posición de desventaja con respecto a otras latitudes que han ido mucho más allá. Desde la comunicación social, también existen lagunas acumuladas por muchos años de ostracismo de la profesión, que se han ido recuperando gracias a la labor infatigable de organizaciones y profesionales. Por si fuera poco, nuestro internet sigue siendo precario y limitado, sin poder acceder a servicios de pago y con bloqueos. Por eso es fundamental hacer que nuestro trabajo valga la pena y cuente. Crear contenidos de valor, fomentar el desarrollo de una cultura digital, contribuir a la educación de las audiencias, ser creativos e innovadores, propiciar procesos disruptivos de cambio organizacional. Las lógicas descentralizadas y horizontales de la web entran en choque con estructuras férreas e inflexibles. Los modos tradicionales de llegar a los públicos se reconfiguran, los consumidores generan contenidos y participan en los procesos de producción. Las audiencias son críticas y se organizan desde Internet. Nuestro trabajo es amplísimo e imprescindible en la Cuba de hoy. (2019)

 

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.