Hospedaje web desde Cuba ¿la alternativa esperada?

El alcance de este servicio pudiera verse limitado por los altos costos de las tarifas establecidas y algunas restricciones de uso.

Pese a todos los obstáculos, continúa creciendo el número de sitios de anuncios clasificados, tiendas online y publicaciones digitales con contenidos nacionales y gestionados desde Cuba.

Foto: Tomada de Facebook

Sitios de anuncios clasificados, tiendas online, publicaciones digitales con los más diversos perfiles que son gestionados desde Cuba, pero alojados en el exterior, hacen evidente el interés de cubanas y cubanos por encaminar proyectos en Internet, pese a todos los obstáculos.

Aprovechando esa demanda, y quizás para poner otro grano de arena al proceso de informatización que actualmente vive el país, la estatal Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) inició hace poco la comercialización del servicio de hospedaje web a personas naturales, una opción que antes solo estaba disponible para el sector empresarial.

Según anuncia el comunicado oficial de la empresa, el Centro de Datos de Etecsa proveerá a los clientes de un sistema de almacenamiento compartido de información, imágenes u otros accesibles vía web, en las tecnologías Windows y Unix/Linux.

Una carta a favor de la oferta doméstica es que la contratación y el pago del servicio se realizan directamente en el territorio nacional. Anteriormente las personas naturales que querían tener una página propia debían recurrir a la ayuda de familiares, amigos o socios con posibilidad de hacer las transacciones necesarias para alojar el sitio en el exterior.

Tarifas del hospedaje de sitios web desde Cuba publicadas en el sitio oficial de Etecsa.

Esta práctica que enlaza a los residentes en la isla caribeña con la comunidad emigrada se ha hecho habitual para diversas gestiones en emprendimientos tecnológicos.

Por otra parte, promociona Etecsa, el acceso desde Cuba a los sitios webs con dominio nat.cu es más directo y económico, lo que favorece a los emprendimientos orientados a un público nacional.

La navegación en sitios hospedados en el territorio nacional para quienes accedan por datos móviles se descontará de los 300 Mb adicionales que la empresa incorpora como bono cuando se adquiere el paquete de datos, esclarece el diario oficial Granma.

Asimismo, la administración en línea del sitio será a través de una cuenta de conectividad @web.nauta.cu a la que se puede acceder sin costos desde diferentes accesos nacionales: Nauta Hogar y áreas públicas inalámbricas.

A pesar de todas estas facilidades, el anuncio no causó el usual revuelo que sigue a la salida de nuevos servicios relacionados con la comunicación y los escenarios virtuales en la isla caribeña, todavía parcialmente desconectada.

Las pocas expectativas de la ciudadanía quizás se relacionen con una antigua limitante que ha acompañado el paulatino acceso de los cubanos a Internet: tarifas elevadas para el salario medio de la población de 11,2 millones de habitantes.

La alternativa doméstica frente a la oferta foránea

Si en otros momentos la estatal empresa tenía la ventaja de jugar sola en casa, siendo la única proveedora de servicios de telecomunicaciones en esta nación de economía socialista y centralizada, en este caso debe competir con una oferta internacional que parece superarla en capacidades y precios.

Hasta el momento las tarifas mensuales publicadas en el sitio oficial www.etecsa.cu, con un descuento del cinco por ciento por el pago anual del servicio, oscilan entre los 1,70 dólares hasta 56, en el caso de Unix/Linux; y de 3,40 dólares hasta 62 para Windows.

La diferencia preferencial del sistema operativo Unix responde a la política nacional de migración a tecnologías de código abierto, puntualiza la empresa en su sitio web.

El paquete básico, y a menor costo, brinda una capacidad de almacenamiento de 60 megas, una opción aprovechable para una web promocional básica que no acumule gran cantidad de contenido pero insuficiente para otros desarrollos.

Con las tarifas más altas se oferta el “extrasitio” con una capacidad de cuatro GB para almacenamiento web, un espacio que actualmente ocupan muchas publicaciones en el país.

En la contraparte foránea proveedores como Digital Ocean, que actualmente hospeda varias páginas cubanas, ofertan un paquete estándar de 25 GB de almacenamiento a cinco dólares mensuales.

Aún con los inconvenientes de crear mecanismos informales para contratar los servicios de proveedores foráneos, esta transacción resulta más factible y sostenible a largo plazo, comentaron varios emprendedores a IPS Cuba.

¿Qué sitios admite el servicio?

Las restricciones de uso declaradas por la empresa es otro de los inconvenientes para atraer clientes en un momento de diverso crecimiento de los proyectos online.

Por cuestiones de seguridad, a excepción de la mensajería, se inhabilita la realización de pasarelas de intercambios de datos u otras opciones que faciliten la salida de información hacia otros servicios diferentes al que hospeda al sitio, o que impliquen la interacción de este con otros sistemas y aplicaciones externas al servicio.

En este caso se encuentran las tiendas online y webs que incorporen algún tipo de gestión comercial, un número en ascenso a pesar de que las pasarelas de pago para comercio digital en Cuba no estén disponible para el sector privado.

Otra de las insatisfacciones expresadas por internautas cubanos en redes sociales como Twitter es la prohibición de alojar publicaciones que constituyan medios de prensa; aun cuando el país no cuente con una ley de comunicación o medios que clarifique esta distinción o regule el ejercicio profesional de comunicadores y periodistas.

Condicionantes tecnológicas y políticas que limitan la apuesta del país por impulsar el desarrollo social, amenazado por la escasa estabilidad económica, desde la informatización. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.