La tienda online de celulares y la criptomoneda en Cuba

La plataforma privada de venta online intenta seguir el modelo de negocios que popularizó Amazon e incluye como forma de pago la transferencia de saldo.

El desarrollo del comercio digital en el país caribeño lleva la promesa implícita de efectuar la compra directamente desde un dispositivo móvil

Foto: Jorge Luis Baños. IPS Cuba

Con el lanzamiento de QvaShop, la primera tienda online de celulares en Cuba, la gestión privada inició su apuesta por el desarrollo del comercio digital en el país caribeño, donde, con limitaciones, aumenta el acceso a internet.

De esta forma, el mercado alternativo que empezará a conformarse desde los sitios de anuncios clasificados como Revolico, Porlalibre y Bache cubano fortalece un nuevo modelo de negocios en un contexto lleno de obstáculos.

QvaShop fortalece una nueva etapa para los negocios que extendieron los sitios de anuncios clasificados en Cuba.

Foto: Screenshot de la página.

A diferencia de sus antecesores, QvaShop centraliza toda la gestión comercial, desde el marketing hasta la entrega final del producto.

Destaca, además, por el uso de herramientas como el asistente en línea, que garantiza una atención personalizada y logra optimizar la gestión de venta.

Sin duda, su gran novedad es la promesa implícita de efectuar la compra directamente desde un dispositivo móvil dentro de Cuba. Aunque, para que eso se cumpla a cabalidad, todavía habrá que esperar.

El principal inconveniente para que el sitio se convierta, efectivamente, en una versión cubana de Amazon es la disponibilidad de una pasarela de pago doméstica, ya que las existentes no han sido abiertas para la gestión privada.

Hasta el momento, las vías habilitadas por QvaShop para el comercio virtual solo están disponibles desde el exterior: mediante transferencia bancaria o a través de una cuenta PayPal, lo que apunta a un segmento de mercado residente en el exterior, que desea hacer un regalo a alguien en Cuba o con acceso a este tipo de posibilidad.

Para los consumidores dentro de la nación caribeña, queda el tradicional pago en efectivo cuando se entregue el producto en la casa y la llamativa alternativa con la que se promovió el lanzamiento del sitio en medios internacionales: emplear el crédito del teléfono como una suerte de criptomoneda criolla.

El sitio centra su estrategia de venta en un producto de alta demanda: smartphones compatibles con la 3G cubana.

Aunque se había anunciado la intención de los desarrolladores de emplear esta última variante como la pasarela de pago del sitio, la transacción todavía no puede realizarse directamente desde la página.

Para acceder a esta opción, se debe consultar al asistente en línea que, a su vez, remite a uno de los comerciales para coordinar los detalles del pago. El precio final del producto sería el valor inicial multiplicado por 1,5.

Esta es una práctica que fue extendiéndose desde que, en 2015, la estatal y única Empresa de Telecomunicaciones de Cuba aprobó la transferencia de saldo entre los usuarios.

Su popularidad se disparó en 2018, al triplicarse el número de transacciones diarias permitidas, el aumento de las ofertas de recargas desde el exterior y la emergencia de negocios dedicados a la compraventa de saldo en el mercado informal.

Aunque ha constituido, mayormente, una vía provisional para sostener pequeños emprendimientos como las aplicaciones, la salida de proyectos más ambiciosos como QvaShop, con la necesidad de satisfacer ciertas expectativas de los consumidores, pudiera escalonar su uso.

Actualmente no existe ninguna regulación que prohíba o límite esta práctica, pero difícilmente pueda considerarse una alternativa de sostenibilidad económica a largo plazo.

Los emprendimientos basados en el uso de las tecnologías de la comunicación pudieran ver este año una nueva legislación, que se espera estabilice y potencie su desarrollo. (2019)

Un comentario

  1. Erich

    Muy buen artículo, se agradece y de más esta decir, que la web está muy bien.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.