¿Qué publican los dirigentes cubanos en redes sociales?

La presencia de actores gubernamentales y estatales en espacios como Twitter se incrementó considerablemente pero ahora falta ganar en interactividad con los usuarios.

La mayoría de los representantes gubernamentales y políticos de la isla tienen cuenta en Twitter No todos dedican tiempo a responden a los usuarios sus dudas o comentarios; algunos como el Ministro de Comunicaciones sí interactúa con internautas, aunque no con toda la frecuencia necesaria.

Foto: Tomada de Twitter

Cuando hace casi tres años IPS Cuba publicó un panorama sobre la presencia de los dirigentes políticos cubanos en redes sociales, apenas se identificaron algunos ejemplos. En la actualidad, ese panorama dio un giro inesperado.

Hoy existe una mayor presencia de representantes estatales y gubernamentales en esos entornos, como muestra de que parece comprenderse la importancia de interactuar con los más de 4.400.000 cubanos que emplean las redes sociales.

Pero todavía el uso de estos espacios dista de convertirse en un intercambio completamente abierto y de retroalimentación gobierno-ciudadanía.

Estar en Twitter

 

Josefina Vidal, un ejemplo pionero

En marzo de 2016, cuando apenas la dirigencia cubana había entrado en las redes sociales como figuras públicas, IPS Cuba observó la labor distintiva y pionera en esa área de representantes de  la política exterior cubana.

Entonces, descolló el trabajo de Josefina Vidal (@JosefinaVidalF), en aquel tiempo directora general de la División de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Vidal, que es actualmente Embajadora de Cuba en Canadá, resultó y resulta una de las voces oficiales con mayor presencia en espacios como Twitter.

 

Sin duda, la mayor noticia al respecto en estos tres años fue la inauguración, el 10 de octubre de 2018, de la cuenta oficial en Twitter del presidente cubano, Miguel Díaz-Canel. En tan solo 48 horas, la cuenta @DiazCanelB tenía más de 20.000 seguidores y hasta la fecha supera los 71.000.

El presidente cubano ha empleado la plataforma para publicar su agenda gubernamental y reflexiones sobre el entorno político de la isla caribeña. Incluso, envía felicitaciones a personalidades de la cultura e instituciones sociales por sus respectivos aniversarios y realiza una actualización diaria de al menos tres tuits.

Sus publicaciones, además de constantes, parecen más personalizadas que las de otros dirigentes del país, si bien todavía no interactúa o responde a todos los comentarios en los cuales es mencionado en la red social.

Luego de que el mandatario de la nación caribeña iniciara la aventura digital, emergió una oleada de inserción de la mayoría de los máximos representantes políticos y de gobierno, incluidos los miembros del Consejo de Estado y de Ministros. Aunque algunos están en varias redes sociales, la de mayor presencia es Twitter, que es entendida a nivel internacional como un espacio estratégico para la propaganda política.

En su gran mayoría, los seguidores de los perfiles de dirigentes políticos y gubernamentales en Cuba rondan los 1.000 seguidores (exceptuando claramente a Díaz-Canel que supera los 70.000), los que resultan todavía insuficientes teniendo en cuenta la cantidad de usuarios que emplean las redes sociales en la isla caribeña.

Las y los principales ministros, dirigentes de organizaciones políticas y miembros de altas esferas en la nación, tienen su cuenta abierta si bien algunos son más activos que otros.

Participar en Twitter

IPS Cuba analizó durante una semana una veintena de perfiles de este tipo para vislumbrar sobre qué publican los dirigentes cubanos.

El sondeo permitió determinar, en primera instancia, la agenda compartida que tienen muchos de estos representantes, al punto que, en algunos momentos, pareciera un mismo perfil multiplicado por decenas de veces.

Existen también quienes están solo presencialmente y se convierten en meros replicadores de contenidos, cuando se dedican a retwittear los mensajes de otros dirigentes, especialmente de los tuis de Díaz-Canel, quien se mantiene activo y con publicación constante y diaria.

Algunos ministros y dirigentes políticos no tienen un discurso espontáneo y menos oficial como demandan las redes sociales. Incluso están quienes no actualizan sus perfiles en días y hasta una semana; o no conocen la dinámica de los hashtags y las menciones, a entender por la forma en que muestran los contenidos.

Cohabitan, igualmente, algunos ministros con perfiles extremadamente rígidos y con poco margen al diálogo, el debate o la real rendición de cuentas con la ciudadanía que comenta los tuits.

Sin embargo, otros han entendido de qué van las redes e incluso llegan a entablar debates con algunos de los usuarios, como el caso Jorge Luis Perdomo (@JorgeLuisPerd20), Ministro de las Comunicaciones, o a contestar preguntas de algunos internautas como Elba Rosa Pérez, Ministra de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (@ElbaRosaPM); y Gustavo Rodríguez (@GustavoRollero), titular de la agricultura.

También están los que ofrecen una visión más cercana del directivo y llegan a postear elementos o temas más personales o gustos culturales, o se alejan de discursos monotemáticos y exactamente estructurados. Entre ellos, destacada Alpidio Alonso (@AlpidioAlonsoG), Ministro de Cultura, uno de los más activos y con más seguidores entre sus similares.

Otra arista la aporta Bruno Rodríguez (@BrunoRguezP), Ministro de Relaciones Exteriores, uno de los más veteranos en el empleo de redes sociales. El canciller es uno de los pocos funcionarios que publica en español e inglés, la gran cantidad de información que brinda en ese espacio.

Pendiente

Todavía falta que el estar en Twitter o en otras redes sociales, sea completamente un escenario de diálogo y participación de carácter dual en el país, entre el grupo dirigente y la ciudadanía.

Algunos altos funcionarios deben sobrepasar la sensación del estar en redes, y saber coexistir en un escenario de diversidad de expresión, donde cada comentario cuenta, pues las redes no son solo para informar, también ofrecen un espacio para el debate y la transparencia gubernamental.

En las redes las personas no solo asienten ante un tuit de un dirigente político, también discrepan, comentan, mencionan, en tiempo real, en cada minuto. Y esperan respuestas, interacción, cercanía. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.