Velocidad de Internet y telefonía fija prenden polémica en Cuba

El reciente ranking que catapulta a la nación caribeña y una nueva resolución sobre telefonía básica encienden el debate sobre los servicios de telecomunicaciones.

En un país con insuficiente capacidad de telefonía fija, vincular los servicios a la vivienda despierta grandes debates.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Entre la aparición de Cuba como segundo país de América Latina con mejor velocidad de red móvil y la publicación de una reciente resolución que establece nuevas condiciones para el contrato del servicio de telefonía básica de las personas naturales, los debates en redes sociales de la nación caribeña han tenido un fin de semana muy activo.

Aunque pareciera una buena noticia el anuncio, muchos usuarios no han recibido con total felicidad el reconocimiento de Cuba entre las cinco naciones con mejor ranking en la velocidad de conexiones, según un informe publicado por Speedtest.

La web, dedicada a las métricas online, ubicó al país antillano en el segundo escaño con 28Mbps, por encima de Brasil, México y Chile, con un fuerte consumo de internet.

Solo superada por Uruguay, la nación caribeña igualmente mejoró su lugar a nivel global, pasando al puesto 64, uno superior al año pasado.

Algunos análisis que ya realizan determinados sitios y especialistas indican que este empujón puede entenderse desde la apertura del servicio de cuarta generación (4G), ya que dentro del informe se destacan dos picos de descarga, presumiblemente asociados al inicio y expansión de esta modalidad.

Sin embargo, este dato de Speedtest no tiene en cuenta cuestiones criticadas con frecuencia por la población, como calidad del servicio, precios, latencia, entre otros aspectos.

En varios foros de redes sociales y medios oficiales, la ciudadanía mostró descontento por la limitada información, ya que no muestra todos los aspectos del servicio de conectividad en Cuba.

Según Dennis Mar, “en los precios rompimos el récord de los más altos en telefonía móvil del planeta, el más caro del mundo, es la pura y dolorosa verdad”.

No obstante otros, como Eddy, cuestionan hasta la fidelidad del dato ofrecido por Speedtest: “Internet será rápida en La Habana porque en Moa es una muerte. La única manera de que esté rápida es conectándose en la madrugada”.

En ese sentido, Lemay justifica esa subida de velocidad porque todavía el acceso a conexión por cuarta generación es limitado. “La 4G no tiene carga de usuarios aún. Hay que ver si con el aumento de clientes mantiene la calidad y velocidad”, insistió.

Sin embargo, los mayores señalamientos siguen apuntando hacia los elevados precios que sirven a su vez de filtro hacia la 4G. El Volao espera que “en algún momento deben darse cuenta de que el 80 por ciento de la población (trabajadores, incluyéndome) no podemos permitirnos ni un teléfono de gama baja con línea y mucho menos 4G con esos planes tan ambiciosos”.

Cuba disponía hasta el mes de octubre de 2, 9 millones de usuarios conectados mediante la red 3G/LTE, en tanto las líneas móviles superan los cinco millones.

Teléfono vinculado a vivienda, la nueva polémica

Si no bastara el debate generado por la escalada de Cuba en el ranking de velocidad de red móvil, en los últimos días la polémica continuó con la Resolución 176 emitida este año y publicada recientemente por el Ministerio de las Comunicaciones, al cual establece nuevas condiciones para el contrato del servicio de telefonía básica de las personas naturales.

Fijada para implementarse a partir del próximo 8 de enero, la nueva medida establece que el servicio telefónico “se vinculará a la vivienda, por lo que no tendrán la posibilidad de solicitar el traslado del mismo”.

¿Qué significa? Que si una persona se muda, no puede pedir traslado de teléfono a su nuevo domicilio y solo podrá hacer traspaso de titularidad a una persona que resida en la misma vivienda donde está instalado el servicio.

Como salvedad, solo se aplicará a los contratos realizados luego de enero de 2020 y se mantendrá el derecho de solicitar continuidad de la prestación a quienes tenían suscrito el servicio anterior a la resolución.

Directivos de la Empresa de Telecomunicaciones (Etecsa) explicaron, en el sitio oficial Cubadebate, que lo que se cambia es el concepto de “traslado” por “nueva instalación”. “Se amplía la telefonía fija: anteriormente el cliente trasladaba el servicio de su vivienda; ahora, el teléfono se queda, se le asigna a un nuevo usuario y el antiguo cliente obtiene un nuevo servicio. Es decir, ganan los dos”.

Pero en un país que tramita alrededor de 30.000 traslados al año y donde se reconoció hay pendientes unos 17.000 en el actual periodo, muchos usuarios dudan acerca de la capacidad de crear nuevas líneas.

Para Adrián, el tema es más complejo. “Si te mudas y en la nueva casa no hay teléfono y no existe capacidad en la zona, definitivamente te quedaste sin él”.

Las propias declaraciones de las autoridades de la estatal empresa de telecomunicaciones brindan algunas dudas. “Se le instalará siempre que existan las condiciones técnicas”.

¿Y si no existen? “Pues sin teléfono”, critica la mayoría de las y los internautas.

Otros, como Osmay, son más pragmáticos en las soluciones que ofrecen; aunque utópicas, pero claras. “Todo esto se resuelve cuando Etecsa sea capaz de instalar un teléfono en cada casa”. (2019)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.