Cuba promueve iniciativa para circularidad de agroindustria azucarera en COP 28

La caña puede ser fuente de energía renovable en forma de bioetanol, biogás, biomasa y como materia prima para bioplásticos o biomateriales

La Alianza internacional para la circularidad de una agroindustria de la caña de azúcar resiliente y baja en carbono se propone buscar sostenibilidad para este sector en Cuba y otras naciones

En medio de un declive de la producción de caña y de azúcar, Cuba lanzó una iniciativa para la circularidad de esa agroindustria, en el contexto de la Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático COP 28, que sesiona hasta el 12 de diciembre en Dubái, Emiratos Árabes Unidos.

Poner al ruedo esta idea en los peores momentos de este sector en más de un siglo y de meses de demoras en el abastecimiento de la canasta básica normada, podría resultar descabellada. Sin embargo, la iniciativa es vista como una posible tabla de salvación.

La Alianza internacional para la circularidad de una agroindustria de la caña de azúcar resiliente y baja en carbono (Alianza Climática Agroazúcar Circular, en nombre corto) se propone buscar sostenibilidad para este sector en Cuba y otras naciones, a partir de impulsar la producción de caña y sus derivados, más allá del azúcar.

Y todo ello, con el acompañamiento de componentes que reduzcan los impactos ambientales y aporten su grano de arena en el enfrentamiento al cambio climático, cuando la caña y la zafra están por el piso.

En noviembre, fuentes del sector anunciaron que en la zafra que comienza molerían 25 industrias, a las que se sumarían otras 10 para dedicarse a derivados como meladura –para la obtención de aguardiente con destino a la producción de bebidas.

Un camino posible

Según destacó en la presentación de la alianza Odalys Goicochea, directora general de medio ambiente, del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de Cuba, en su surgimiento, la industria azucarera trajo beneficios económicos obtenidos  con condiciones de trabajo degradantes y daños al medio ambiente, sin embargo, en la actualidad exhibe avances en la eliminación de esos impactos.

Por la agroindustria azucarera,  que liderará la iniciativa, Noel Casañas, vicepresidente del Grupo Empresarial Azucarero Azcuba, destacó la visión común sobre la necesidad de sumar a diferentes actores para transitar con un enfoque circular de la cadena de valor del azúcar y lograr su sostenibilidad económica, social y ambiental.

La iniciativa promueve la formulación de políticas para impulsar la circularidad de la agroindustria, con indicadores relevantes de medición de su impacto y de proyectos con esquemas financieros innovadores.

De igual forma, se propone identificar medidas para asegurar los compromisos con las Contribuciones Nacionalmente  Determinadas –reducciones previstas de las emisiones de gases de efecto invernadero en virtud de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, para limitar el aumento de la temperatura en el planeta.

A su vez, persigue impulsar que se cumplan las estrategias nacionales sobre biodiversidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 1, fin de la pobreza; 2, hambre cero; industria, innovación e infraestructura, y  12, producción y consumo responsable).

En esa ruta, tiene entre otros fines promover la cooperación y mejorar el intercambio de conocimientos, el acceso y la aplicación de tecnologías y prácticas de mitigación y secuestro de carbono, mejorar las mediciones y estimaciones de emisiones de gases de efecto invernadero y secuestro de carbono.

Una prioridad sería identificar e impulsar proyectos para la movilización de recursos vinculados a la agroindustria, bajo el concepto de circularidad.

En el lanzamiento, representantes de naciones como República Dominicana, Etiopía, Brasil, Belice y China (en mensaje verbal) y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente  (PNUMA) expresaron su respaldo a la  naciente alianza.

Agroindustria azucarera y cambio climático

Elba Rosa Pérez, ministra cubana de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, consideró la alianza un instrumento innovador en la lucha contra el cambio climático”, a la vez que exhortó a todas las partes interesadas a unirse a ella.

“Llegar hasta aquí ha sido un reto, pero el reto mayor es continuar, poner operativa la alianza, que funcione y que podamos dar los resultados que están esperando nuestros gobiernos y pueblos”, opinó.

Para Maximiliano Puig, vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional para el Cambio Climático y Mecanismo de Desarrollo Limpio de República Dominicana, la historia de cinco siglos de la industria azucarera en el continente americano debe verse a la luz de los nuevos fenómenos, entre ellos, uno  amenazante: el cambio climático.

La manera de abordar la industria azucarera ante esta amenaza es verla como una oportunidad y qué posibilidades puede ofrecer frente al gran desafío global de este momento, entre ellas, su capacidad como sumidero de carbono, consideró.

Según Wenseslao Carrera, experto en mitigación del Citma, “estamos hablando de adaptación, de mitigación, de circularidad, de innovación y de erradicación de la pobreza y elevación del nivel de vida de las personas que están vinculadas a esas comunidades”.

Antecedentes

La idea surgió de los análisis de un grupo de países sobre la necesidad de revalorizar la agroindustria de la caña de azúcar en el contexto del cambio climático, con el apoyo de la secretaría del Marco Decenal de Producción y Consumo Sostenible del PNUMA en julio pasado, durante la XIV Convención sobre Medio Ambiente y Desarrollo.

Un taller sobre esta temática sesionó en La Habana, en noviembre, con la presencia de representantes de Brasil, Sudáfrica, México, Guatemala, Argentina, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Alemania y Cuba, quienes enfatizaron la pertinencia de establecer la alianza.

(2023)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.