Intercambio de alimentos y medicinas crece en las redes sociales en Cuba

Ante la compleja situación económica y de desabastecimiento que vive el país, la ciudadanía recurre con mayor frecuencia al canje de productos de primera necesidad.

Las medicinas, especialmente antibióticos, figuran entre los canjes más frecuentes.

Foto: Anuncios tomados de redes sociales

Si se quieren adquirir huevos, leche o incluso medicamentos, es muy posible que los consiga con mayor facilidad por el grupo público de Facebook Cambio-Cambio que por el mercado formal o informal articulado en el país caribeño.

El fenómeno no se restringe a este espacio, pues ya en sitios de compra-venta como Revolico y Ofertazo, las personas publican o demandan los productos que quieren intercambiar. La mayoría de ellos son artículos de primera necesidad como alimentos y medicinas.

Incluso existen grupos en Telegram solo destinados al canje de medicinas, una alternativa encontrada por la ciudadanía ante la escasez, especialmente antibióticos y antihistamínicos.

Cambio: escucho ofertas

Con más de 7.500 usuarios, el grupo Cambio-Cambio ha sido una alternativa para familias y personas que buscan adquirir determinados productos que por su demanda y escasez son inaccesibles en el mercado formal, e incluso informal, en Cuba.

Una de las peticiones más frecuentes para el intercambio está relacionada con medicamentos.

Acortando la cadena logística, la cuenta que saca la ciudadanía es que resulta más rápido y efectivo cambiar algo disponible en casa por el producto demandado, que vender y luego salir a buscar y comprar.

Es por eso que decenas de publicaciones diarias en el grupo se concentran directamente en qué ofrecen o cambian. Otras personas, sin embargo, publican lo que tienen disponible para que las y los interesados hagan sus propuestas. Entre los productos más demandados está la leche, los huevos, las confituras, el arroz y medicinas.

¿Cómo se manejan los valores de cambio? Pues al precio exorbitante actual, resultado de la inflación que ocurre en el país, donde 30 huevos equivalen a un paquete de leche entera de un kilogramo. Los precios de ambos productos están oscilando los 250 pesos cubanos.

De forma similar ocurre con el arroz y las confituras, cuyos precios se han acrecentado considerablemente: 12 módulos pequeños de galleticas puede valer entre 200 y 300 pesos cubanos.

Entre los productos más demandados están la leche, los huevos y el arroz.

Otras de las demandas más frecuentes son detergente, compotas infantiles, aceite para cocinar y aseo personal.

Ha crecido en las últimas semanas el intercambio de comida por ropas, fundamentalmente para niños, niñas y adolescentes. Ante un mercado desabastecido en medio de una crisis sanitaria sin precedentes, la ciudadanía ha vuelto a la práctica de la crisis de 1991, cuando por años un pantalón de mezclilla podía representar el arroz de varios días en una casa.

Medicinas al change

Una de las peticiones más frecuentes para el intercambio está relacionada con medicamentos. Además de Cambio-Cambio, existen grupos por Telegram como La Farmacia (@medicamentoshabana) con su variante en whatsapp dedicada a estos asuntos. En este espacio no solo se puede canjear sino también comprar según la necesidad.

Las mayores demandas están en antibióticos, especialmente en suspensión o cremas para niños y niñas. También persiste la demanda de permetrina ante brotes de sarna que han crecido en la nación caribeña. Otro de los cambios de mayor frecuencia es por antihistamínicos como loratadina y antipiréticos como dipirona y paracetamol.

Estos espacios, algunos con más de 8.500 integrantes, han representado una alternativa para la ciudadanía, que recurren nuevamente al intercambio como forma de sobrevivir a la crisis en Cuba hoy. (2021)

Su dirección email no será publicada. Los campos marcados * son obligatorios.

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.