Internet y redes sociales

La expansión de la conexión Cuba.

La seducción de las redes sociales es tal que se invierte más tiempo en ellas que en consultar, de manera directa, periódicos, agencias de prensa y canales de noticias.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

El enorme avance de la tecnología en la informática ha modificado todo el campo de las comunicaciones y construido nuevos modos de ofrecer y situarse en la noticia, recepcionarla, y devolverla en la lectura. Su impacto ha tardado en llegar a Cuba, pero ya está aquí.

Un largo camino hemos transitado hasta hoy. Recordemos que cuando se desató la Guerra del Golfo, la primera conflagración que la tecnología permitió ver en tiempo real, los cubanos teníamos nuestra propia batalla: estábamos bajo el asedio del período especial.

Han pasado treinta años de aquella guerra y todavía estamos descubriendo qué pasó, cuántos conflictos produjo después. Una diversidad de textos y filmes nos han revelado parte de los horrores que se cometieron, pero nuestra lejanía —en tiempo y espacio— nos ha privado de una buena lectura de los hechos.

En el nacimiento de la década siguiente pudimos ver, ahora sí en la televisión cubana, cómo caían las Torres Gemelas, unas imágenes difíciles de olvidar, que estarán en nuestra memoria para siempre. Ya sabemos todo lo que vino después del 9/11: la cacería de Osama Bin Laden, Al Qaeda, el terrorismo, ISIS, la continuidad de las guerras… Cada acontecimiento ha generado montañas de artículos con disímiles versiones sobre lo ocurrido. Y casi todo está en internet.

Internet puso el mundo a nuestro alcance, y las redes sociales lo democratizaron. Presidentes y ministros, estrellas del cine y de la música, astros del deporte y del arte, los periódicos, las revistas, todos los medios de comunicación, tienen cuentas en Twitter, Facebook, Instagran. Y postean, tuitean, cuelgan fotos y videos, y comparten información.

La seducción de las redes sociales es tal que se invierte más tiempo en ellas que en consultar, de manera directa, periódicos, agencias de prensa y canales de noticias, aunque los enlaces de todos están ahí, compartidos por los usuarios, servidos por las plataformas.

Muchos cubanos y cubanas siguen usando la conexión a internet mayormente para hablar con su familia en el extranjero.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

¿Cómo participan los cubanos de las redes sociales?

Antes de la llegada del paquete de datos móviles de tercera generación (3G), en diciembre de 2018, cuando aún los sitios Wi-fi estaban llenos, la mayoría, en esos espacios, utilizaba la conexión (lo sigue haciendo), principalmente, para hablar con su familia en el extranjero.

Hasta esa fecha tan cercana, el acceso a las redes sociales en Cuba planteaba una dificultad tecnológica, por la velocidad de la conexión y el ancho de banda. Aunque desde hacía muchos años, la gente accedía a Facebook desde la computadora, en el centro de trabajo, en las salas de navegación, o en su casa, el despegue verdadero, a nivel masivo, ocurrió a partir de 2019.

Al cierre de ese año Etecsa llegó a seis millones de líneas para celulares vendidas, doce meses después de estrenar el servicio de internet en los móviles. Esa conjunción ha permitido que la isla se inserte en la principal corriente de expansión de internet en todo el mundo, y por tanto, que los hábitos de los cubanos, con relación a las redes sociales, se vayan acercando a las tendencias más generalizadas a nivel global.

De acuerdo con los sitios que registran el ranking de las redes sociales, el top 5 mundial no es muy diferente al de Cuba: Facebook, Youtube, WhatsApp, Facebook Messenger, Instagram. En realidad Wechat es el número 5 porque el ranking se establece por cantidad de usuarios, y Wechat aventaja a Instagram, pero solo en China.

Sin embargo, el acceso a internet desde los móviles, en el breve tiempo de instaurado, además de haber extendido el uso de redes sociales entre los cubanos, ha ido modificando los hábitos de consumo, vale decir, extendiendo la utilización de servicios y aplicaciones.

Al cierre de 2019, Etecsa llegó a seis millones de líneas para celulares vendidas.

Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Una aplicación que ha ganado categoría de red social, WhatsApp, se ha hecho muy popular, por su funcionalidad para chatear, enviar y recibir mensajes y archivos de audio y video, y compartir información en grupo. En tanto consume mucho menos que Facebook Mesenger e IMO los ha desplazado en las preferencias de los cubanos, pero también es una tendencia mundial.

Otro argumento que ha posicionado a WhatsApp en la isla es el uso que se le está dando para el comercio en línea. Los vendedores de bienes y servicios lo están proponiendo como herramienta de comunicación con los virtuales clientes al ser mucho más barata y funcional.

Redes sociales, como Youtube e Instagram, cuyo contenido consiste en videos y fotos, y demandan una buena velocidad de conexión, ahora son más asequibles y han crecido muchísimo en usuarios, aunque la fuga de megabytes que suponen aleja a quienes quieren que el paquete les dure la mayor cantidad de tiempo posible.

Dos redes con muchos usuarios en el resto del mundo, como Twitter y Linkedin, deben registrar un mayor crecimiento, en plazo breve, en la comunidad de comunicadores, artistas, escritores, y profesionales en general. De hecho, los comunicadores utilizan bastante a Twitter y el gobierno y estado la potencia como plataforma de influencia, pero Linkedin apenas ha despegado en la isla porque se desconocen sus posibilidades. Muchas de las acciones de promoción que hacen escritores y editores en Facebook son más adecuadas para Linkedin.

Las redes sociales, por otra parte, han ampliado el panorama de la comunicación entre los cubanos al ser portadoras de noticias, movilizadoras de estados de ánimo, criterios, opiniones y eventos, canales informativos de una diversidad que es nueva en la isla.

Aunque el costo de los teléfonos, las líneas y los paquetes de datos móviles continúan haciéndolos prohibitivos para un gran sector de la población, internet y las redes sociales están actuando e influyendo en la sociedad cubana. (2020)

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.