Pedro Juan Gutiérrez: una literatura sin maquillaje

El autor de Trilogía sucia de La Habana cumple 70 años, que fueron celebrados por la Biblioteca Nacional en un nuevo espacio titulado Reflexiones.

Pedro Juan Gutiérrez es, junto a Leonardo Padura, el narrador cubano más conocido fuera de nuestras fronteras. Sin embargo, al contrario del segundo, tanto su obra en prosa como su poesía parecen ser frecuentadas por solo una minoría de lectores cubanos.  

Lina de Feria: otro Premio Nacional de Literatura para una mujer

La poeta y ensayista cubana Lina de Feria recibió en 2019 el Premio Nacional de Literatura después de muchos años de estar incluida en la lista de los elegidos para ese galardón.

Nominada habitual desde 2005 por diferentes instituciones y personas de toda Cuba, la poeta y ensayista cubana Lina de Feria acaba de recibir, este diciembre, el Premio Nacional de Literatura correspondiente a 2019.

La Habana en Leonardo Padura

Con este título IPS Cuba compartió durante este año, desde las redes sociales, una serie de postales con textos del reconocido escritor cubano quien de múltiples maneras ha dejado constancia en su literatura de su pasión por una ciudad que hoy cumple 500 años de fundada.

“Porque más que cubano, más que habanero, siempre me he sentido mantillero (de la localidad de Mantilla, municipio Arroyo  Naranjo) y desde esa cualidad, que para otros puede resultar insignificante, he mirado la vida y la ciudad, he sentido eso que solemos llamar la patria y hecho mi literatura. Desde esa empecinada pertenencia he decidido quedarme, en mi circunstancia, y escribir en ella y sobre ella”, dice el autor de La novela de mi vida, al referirse a esa manera peculiar en que la ciudad lo atrapa desde sus luces y sombras.

La ciudad y el escritor* (Fragmentos)

La Habana está presente de muchas maneras en la obra del escritor cubano Leonardo Padura. La crónica que comparte IPS Cuba, incluida en los libros Agua por todas partes, Tusquets Editores, 2019; y La Habana nuestra de cada día, Ediciones Aurelia, 2019, es un homenaje a la ciudad a propósito de su 500 aniversario.

1. El Malecón de La Habana es un parapeto de bloques de concreto y hormigón que corre por el borde norte de la ciudad, frente a la corriente cálida del Golfo de México y extiende su sólida estructura desde los territorios de la protectora bahía donde se fundó la villa en 1519, hasta el final del antes aristocrático barrio de El Vedado, al oeste, justo donde terminaba la ciudad cuando nació el siglo XX y se comenzó la construcción de la barrera marina. A la vera del muro del Malecón hay una generosa acera, una y otra vez masticada por el salitre y las olas. Más allá, corre una cinta de asfalto de hasta seis carriles, por donde habaneros y forasteros se desviven por dar un paseo en un auto descapotable, a la velocidad máxima permitida, tragando a partes iguales el escape de otros carros y la brisa llegada del mar.