Fiesta salarial cubana en ambiente tenso

El salario medio de los trabajadores del sector presupuestado de Cuba ascenderá de 643 a 1067 pesos, en un entorno complicado por la combinación de problemas y carencias internas y el agravamiento del bloqueo económico de Estados Unidos.

El alza general de salarios en el sector presupuestado anunciado por Díaz-Canel y otros altos representantes del gobierno cubano se ha convertido en tema obligado de cualquier conversación en Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

Las tensiones crecen en Cuba a medida que se aproxima el mes de agosto. Casi un millón y medio de trabajadores esperan,entre ilusionados y ansiosos a la vez, el día de recibir el salario correspondiente a julio. Aguardan el primer beneficio de un salto salarial espectacular que anunció el gobierno para el sector presupuestado un mes antes.

Al entusiasmo lógico se une la zozobra por conocer cada cual el monto personal que les corresponderá en un incremento que implicará un ascenso general del 66 por ciento (424 pesos) en el salario medio de los trabajadores del sector presupuestado: de 643 pesos en que se mantenía desde 2017 hasta 1067 pesos. A ese ámbito pertenece un tercio de la fuerza laboral del país y el 48 por ciento de los trabajadores del sector estatal.

Con este movimiento, el Gobierno se ha propuesto comenzar a reordenar una deformación cubana en la redistribución de ingresos que la academia y la sociedad han definido como pirámide invertida. Los trabajadores de mayor preparación y aporte muchas veces eran los peor remunerados.

Maestros y profesores universitarios, médicos y técnicos de la salud, contadores, trabajadores de la administración pública, de la justicia, la cultura y la prensa se encuentran entre los que contarán alzas más sólidas cuando cobren el salario de julio.

En una de las múltiples intervenciones para explicar este paso, el Presidente cubano Miguel Díaz-Canel comentó que “contaremos con un salario mínimo de 400 pesos en el sector presupuestado y máximo de tres mil, que permita mejorar la pirámide que está invertida en el tema del salario”.

La medida implica una erogación anual de 7.050 millones de pesos, a los que se suman otros 700 millones por un aumento general de pensiones –comparativamente menor- para más de 1.2 millones de personas acogidas a la seguridad social.

Para sostener tal inyección monetaria la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños, informó que tomarán gastos sin ejecución en determinados programas del Presupuesto Estatal, sin incrementar el déficit fiscal ni poner en peligro los servicios a la población. A la vez, pidió la contribución de todos los organismos y entidades en el ahorro y en la eficiencia de ingresos previstos. Pero no ha aportado más detalles.

La misión de recontar aceleradamente todas las nóminas laborales en cada centro presupuestado y en cada organismo gubernamental constituye otro motivo de tensión enorme no solo en los departamentos de contabilidad, porque el Gobierno insistió, después de anunciar sorpresivamente la medida el 27 de junio, en que debía aplicarse en agosto.

Las sanciones de EEUU a navieras y buques petroleros que osen trasladar combustible de Venezuela a Cuba agrava las tensiones del suministro de gasolina en el país y las dificultades en la generación de electricidad.

Foto: Tomada de Cibercuba

A la vez, la decisión puso bajo presión a los funcionarios del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y de cada uno de los demás ministerios implicados en la confección de las respectivas resoluciones salariales, con toda la larga lista de cargos registrados en la diversa y múltiple actividad presupuestada del país.

Algunos ejemplos de nuevos salarios los dieron a conocer el Presidente Miguel Díaz-Canel y las máximas autoridades de la actividad económica, cuando anunciaron la medida general. Sueldos de profesores universitarios, médicos, reporteros y personal de justicia hasta se triplican. Pero el correspondiente a la gran mayoría de las plazas se ha ido redefiniendo e informando luego, en cada sector, a medida que avanza el presente mes.

El ajuste tiene lugar además, en medio de una situación particularmente tensa en lo económico para esta nación. El gobierno de Estados Unidos ha reiterado una y otra vez su objetivo explícito de bloquear más a la economía cubana. Los efectos son visibles. El Ministerio cubano de Turismo prevé una contracción del 10 por ciento en el arribo de visitantes extranjeros, golpe sensible para una economía que descansa sobre la industria turística. Washington también persigue y sanciona a cada buque petrolero que ose llevar oro negro desde Venezuela hasta Cuba. La consecuencia interna se siente en gasolineras vacíasa cada rato, o con largas colas de autos, y en menor generación de electricidad, que el gobierno concentra justamente sobre la economía presupuestada, para proteger al sector residencial y empresarial.

Tales presiones se unieron a la inestabilidad acentuada en el suministro de algunos alimentos y de otros productos básicos entre el cierre de 2019 y los primeros meses del presente año. El temor a un rebrote del Período Especial asomó en las calles y en los sitios de redes sociales como Facebook.

Este contexto económico tan inestable no impidió al gobierno dar un paso que debe incrementar las presiones en agosto sobre el comercio minorista. Previéndolo, el propio Díaz-Canel anunció medidas para evitar presiones inflacionarias, incluidas advertencias de vigilancia sobre el comercio privado.

Al alza general de salarios del sector presupuestado acompaña a otras medidas en ámbitos financieros, empresariales y comerciales, anunciadas a la par por las autoridades, que pueden acelerar en el corto plazo, y tornar más tensa también, la reforma económica que la dirección política cubana definió como Actualización del modelo económico y social de Cuba.(2019).

Normas para comentar:

  • Los comentarios deben estar relacionados con el tema propuesto en el artículo.
  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los comentarios que incumplan con las normas de este sitio.